0

Como instalar un termometro de aceite en tu coche (parte I)

La temperatura y sobre todo la presión del aceite (engrase) son dos de los parámetros más importantes a conocer para la vida de un motor. En los coches de varias décadas atrás era bastante habitual incluir un manómetro y un termómetro de aceite. Hoy en día algunos no traen ni la temperatura del agua…pero siempre podemos instalar los relojes adicionales que nos dé la gana!

Termometro Aceite 2 Mio Como instalar un termometro de aceite en tu coche (parte I)

El reloj viene con sonda de aceite y unas escuetas instrucciones

El primer reloj extra que añadí al coche fue el manómetro de la presión del turbo. Desde luego no es imprescindible pero es agradable ver salir la aguja disparada a cada pisotón del acelerador.
El siguiente reloj que pensaba montar era el de presión de aceite, un dato mucho más importante que la temperatura. No hay que olvidar que la presión y la temperatura están directamente relacionadas (al subir la temperatura baja la presión y viceversa) y mediante el manómetro puedes saber “a ojo” si la temperatura del aceite es excesiva. El problema es que montar un reloj de presión de aceite plantea problemas técnicos y un fallo en el montaje te puede dejar tirado, al perder presión de engrase. Este coche no tiene muchos sitios para tomar presión, pero siempre se puede poner una “T” en el propio presostato del testigo del aceite que incorpora el coche (testigo fatídico rojo que nadie desea ver encenderse en marcha).

fiat grande punto instalar manometro 7 Mio Como instalar un termometro de aceite en tu coche (parte I)

El manómetro del turbo va en el pilar A, asi que al reloj de aceite le toca buscar sitio…

Sin enrollarme mucho más en detalles sobre la presión y temperatura (escribiré un post sobre eso), paso a describir como montar el reloj de temperatura de aceite y los materiales necesarios:

-   1 reloj de temperatura de aceite. Los hay de todos los precios y diseños, aunque casi todos tienen el mismo tamaño (52mm de diámetro)
-    Sonda de temperatura, si el reloj no la incorpora. El modelo que yo compré ya lo traía, lo más sencillo.
-    Cables de colores extra, por si los que vienen con el reloj no llegan.
-    Regletas de conexión para empalmar cables.
-    Alicates
-    Destornilladores, llaves, palancas…todo lo que necesites para “incrustar” el reloj en el hueco elegido.
-    1 tapón de cárter. No es imprescindible pero por si acaso…
-    Taladro
-    Macho de roscar
-    Cinta de teflón

Lo primero es elegir el sitio para instalar el reloj. El sitio lógico habría sido junto al de presión del turbo, en el pilar A. El problema es que el reloj queda ya bastante cerca de la zona de despliegue del airbag y no quiero tener la más mínima duda de que el invento pueda afectar a mi seguridad. Por ello elegí “desterrar” el cenicero que al fin y al cabo no uso y aprovecharlo para albergar el reloj en él. Lo bueno es que encaja casi a la perfección y parece que el reloj viene ahí de origen. Sólo faltan unos milímetros en diámetro para que quede encajado. Dicho diámetro lo rellené con silicona y tras endurecerse, puse una junta de goma (un retén) para que el acabado fuera bueno y no se viera nada. El resultado me parece más que aceptable.

Antes de encajar el reloj hice un taladro en el fondo del cenicero y otro en el soporte del mismo, para pasar los cables hacia el túnel central. Ya tenemos el reloj instalado en su sitio definitivo, solo faltaría pegarlo (cosa que haré lo último por si surgen problemas).

La parte más complicada es instalar la sonda de la temperatura. En mi caso decidí taladrar el tapón del cárter con un agujero pasante y roscar la sonda en él. Hay otras opciones, como por ejemplo instalar una T en alguna parte del circuito (a veces se hace eso para obtener presión y temperatura a la vez). Otras veces puede dar la piiiii casualidad que la rosca de la sonda coincida con la del cárter y solo haga falta cambiar el tapón por la sonda. No era mi caso y me tocó taladrar.

Taladrar y roscar el tapón del carter no plantea ningún problema a una persona que esté habituada a este tipo de trabajos. Como no es mi caso, decidí llevárselo a un conocido para que lo hiciera. Lo primero fue taladrar el hexágono donde se aplica la llave y roscar…lástima que se equivocara con el paso de rosca y dejara el tapón del carter inservible (por eso recomiendo adquirir uno de repuesto, por si la cagamos y nos encontramos un domingo con un cárter sin tapón…). Mi amigo se tomó el asunto como algo personal y decidió recuperar el tapón taladrado soldando un tocho de hierro que volvería a taladrar con la rosca correcta. El resultado es el que veis… un trabajo muy fino, aunque sea al segundo intento :-)

Al segundo intento quedó estupendamente

Ya tenemos nuestra sonda introducida en el tapón de carter (por supuesto, una buena dosis de teflón entre sonda y tapón). Cerramos el carter y ya sólo faltaría cablear hasta el reloj. Ya de paso introduzco los cables eléctricos por una funda antitérmica que los protegerá durante toda su vida.

Aqui el tapón con la sonda y los cables ya colocados en el carter

Para pasar el cable decidí aprovechar la instalación que hice para el manómetro del turbo. Meto el cable por el mismo sitio (hueco entre la aleta y el larguero) y aprovecho la “chapuza” en el marco de la puerta. Días después de poner el reloj del turbo observé que hay un práctico tapón a la altura del tobillo izquierdo, pero aprovecharlo significaría tener que desmontar otra vez el pilar A y la verdad no estoy por la labor… así se queda de momento.

Continuará…


Escribe un comentario