5

¿Te compensa tener un diésel?

meneame_share

surtidor ¿Te compensa tener un diésel?

Vivimos en una sociedad en la que el diésel está cada vez más extendido, en muchos casos por necesidad, en otros tantos porque nos venden la moto. Estoy seguro que muchos de los que leeis este blog teneis coches diésel por los que habréis pagado un dinero extra que jamás amortizareis.

Quienes vayais a comprar coche podéis utilizar el calculador de Arpem para saber si os compensa o no. Pongamos un ejemplo práctico. Queremos comprarnos un Chevrolet Cruze LT (equipamiento más alto) automático. Podemos elegir entre un motor gasolina y uno diésel. El precio del gasolina con todos los extras es de 21065 euros, mientras que el del diésel es de 24225. Si hiciésemos una media de 13000 kilómetros anuales, teniendo los combustibles a 1.33 euros la gasolina y 1.26 euros el diésel necesitaríamos más de 207.000 kilómetros para empezar a amortizar el sobrecoste del diésel, o lo que es lo mismo 15 años y 11 meses.

Hay mucha gente que aún así se compraría el diésel pagando un precio que jamás amortizaría. A todo esto si tenemos en cuenta que el diésel ha subido en proporción bastante más que la gasolina en los últimos años y parece que así sigue, la distancia entre unos y otros es cada vez menor. luego está el gusto personal, en ese apartado yo, por ejemplo, prefiero un gasolina, tanto a la hora de conducirlo, como porque es menos perjudicial para las personas y saldrán mejor parados con las futuras leyes anticontaminantes.

Y a ti ¿Te compensa?


meneame_share

5 comentarios

  1.   Carlinhos dijo

    Ejemplo: Amigo cercano cuya madre tiene un Passat TDI 130 de hace dos generaciones. 45000 km en siete años.

    Un día le expliqué que estaba tirando dinero a un pozo por comprarse un diesel y su respuesta fue: yo lo que se es que gasto menos gasolina que si no tuviera un diesel y un deposito me dura 1000km.

    En fin… el que quiera seguir viviendo en la ignorancia pues libre es de hacerlo, y por desgracia en España tenemos muchos ejemplos y bastante cercanos.

    PD: Por otro lado, mi hermano tiene un Ibiza TDI con 250.000km en seis años, su equivalente en gasolina valía 1000 euros menos y se ha ahorrado un PASTÓN. Cada cosa para lo que es…

  2.   Ricardo Botín dijo

    Si un coche diésel valiese lo mismo que un gasolina -ese caso se da más veces de las que pensamos- yo compraría diésel porque si quiero cambiar de coche en 5 años voy a vender el coche con más facilidad que si es gasolina.
    http://www.altrade.es/diesel-o-gasolina

    1.    Iñigo Ochoa (I 8a) dijo

      Desde luego hay casos en los que la diferencia entre un gasolina y un diésel es bastante reducida, pero no es así en todos los modelos, pudiendo llegar a haber 5000 euros de diferencia, o más de 3000 como el caso ejemplificado. Del mismo modo hay vehículos que solo se ofertan con mecánicas diésel (y algún que otro modelo pequeño solo gasolina) y ahí es impepinable que comprar, lo que haya.

      En el caso de una igualdad de precios ya habría que valorar que le gusta más a cada uno si no hace una cantidad de kilómetros excesiva.

      Respecto al mercado de segunda mano un diésel puede venderse más fácilmente y tener un valor de reventa también mayor, pero igual que tenemos en cuenta eso, habría que tener en cuenta la marca que compramos. No todas tienen el mismo valor residual. Si compras un Jaguar, un Volvo, un Saab, un Alfa, siempre tendrán un valor menor que por ejemplo un Mercedes, que es una de las marcas con mayor valor de reventa.

      A la hora de adquirir un coche hay que tener en cuenta cosas como el kilometraje, los años de vida que se le van a dar al coche (hay quien cambia cada relativamente poco y hay quien le duran los coches tantos años que le da igual el valor de reventa) y que se hará con el coche al final de la vida útil en tus manos, porque no será lo mismo vendérselo a un particular que a un concesionario al adquirir uno nuevo.

      En mi caso particular no compraría un diésel salvo si hiciese muchos kilómetros, como tampoco compraría un coche que no me llena por muy bueno y fiable que sea. Paso de tener que complicarme la vida con los FAP/DPF y de ir matando a más gente que con un gasolina gracias a los que sale por el escape.

      De todos modos, del enlance del artículo que me has pasado, lo de que son más baratos los diésel que los gasolina no lo he visto, y he estado hace un mes mirando coches con mi padre porque quería cambiar el suyo. Luego un diésel tiene mayor cantidad de elementos mecánicos, sin olvidarnos del turbo, que a la gente se la pela quitar la llave del contacto después de haberlo tenido trabajando de bien.

      Afortunadamente los consumos de los gasolina están cada vez más cerca de los de los diésel y amortizar una diferencia de 2500-3000 euros en los coches que miré con mi padre, haciendo 20.000 kilómetros anuales sería de 10 años, sin olvidar unos mantenimientos que por lo general suelen ser más caros. Raro es que actualmente motores de igual potencia consuman 1 litro o dos mas. Si bien es cierto que los gasolina tiene menos par que no es algo imprescindible salvo que vayas a tirar de una caravana. Y al que no le guste cambiar de marchas que se compre un automático.

  3.   Ricardo Botín dijo

    Unas apreciaciones muy interesantes, Iñigo. Pero permíteme que añada una cosa. He estado mirando un poco y he observado, si no estoy equivocado, que en el ejemplo que tú ponías sobre el Chevrolet Cruze LT, en la versión automática, te ofrecían dos motorizaciones que no tenían nada que ver. El motor de gasolina es de 141 CV frente al diésel de 163 CV. En este caso, Chevrolet lo pone muy difícil al ofertar nada más que una motorización para cada combustible de distinto caballaje. Si tenemos en cuenta que un diésel tiene más fuerza que un gasolina, sería como equiparar un motor de gasolina de 141 CV frente a otro de gasolina de casi 180 CV. Para poder comparar hay que tomar dos elementos de similares características. Yo lo que recomiendo es comparar un motor diesel con un gasolina en torno a un 15% más potente, para que la respuesta sea similar. Evidentemente no todas las marcas tienen la misma variedad de gamas y motorizaciones. En el caso del Chevrolet, para 13.000 kilómetros anuales, yo también me compraría el de gasolina por el precio. Pero teniendo en cuenta que me estoy comprando un motor más pequeño que el que ofrece Chevrolet en diésel.

    1.    Iñigo Ochoa (I 8a) dijo

      Si, en eso tienes razón, Ricardo, pero aún así considero que ambas son potencias serias. Me refiero a que el Cruze es un derivado del Opel Astra, y ese coche con 140CV (también tiene menor cilindrada) tiene soltura suficiente, por eso aún a sabiendas de esa diferencia de potencia los comparé. Afortunadamente los diésel ya no son los calderos que eran cuando mi padre se compró su Galant. El de mi padre es un 2.0 gasolina de 136CV mientras que el turbodiésel con esa cilindrada tenía 90CV.

      Poniéndote dos ejemplos prácticos de cuando miré con mi padre. Honda CR-V 2.0 gasolina de 150CV y 2.2 diésel de 150CV. Diferencia de 2500 euros más para el diésel. Subaru Forester bóxer 2,0 gasolina 150CV, bóxer diésel 157CV. A favor del gasolina 1500 euros menos en el precio y caja reductora. Ambos diésel con turbo y su correspondiente filtro de partículas. No tengo nada en contra de los motores turbo, pero el problema es que la gente no sabe cuidarlos. Y los filtros de partículas, no puedo con ellos, no es que esté en contra, porque ayudan a contminar menos (aunque no son suficientes) pero todavía están muy verdes y fíjate si están dando problemas que mi padré descartó uno de los coches de la lista, solo disponible con motorización diésel en el equipamiento más alto, por las experiencias de los usuarios con el dichoso DPF.

      En el caso del Subaru, que tengo el catálogo delante, el consumo era 0.8 litros mayor (combinado y hablando de consumos homologados) y las emisiones de CO2 del gasolina 217 frente a 199 del diésel. La diferencia no es mucha. Es una pena que no haya datos y demás sobre emisiones de partículas. Amortizar los 1500 euros que creo que era el sobrecoste del diésel para una persona como mi padre que no llega a 13.000 kilómetros anuales costaría bastante.

Escribe un comentario