A cincuenta años del secuestro de Fangio

Medio siglo atrás, el quíntuple campeón del mundo, Juan Manuel Fangio, era tomado como rehén por un grupo guerrillero cubano que quería llamar la atención de la prensa internacional sobre la situación política de la Cuba del dictador Fulgencio Batista.

En resumen eso fue lo que pasó, pero la fecha sirve para recordar la historia del piloto Argentino, quien es recordado como uno de los mas grandes pilotos de todos los tiempos. Pero no solo por sus fanáticos. A diferencia de muchos deportistas de nuestros tiempos Juan Manuel Fangio fue y es admirado por muchos otros pilotos, inclusive aquellos que competían con el.

Volviendo al hecho que se conmemora, es pertinente que el lector sepa que a mediados del siglo veinte los escenarios elegidos para las grandes competencias internacionales eran países en los cuales hoy en día, nadie imagina un gran premio. En aquella Cuba se liberaba una batalla por decidir que tipo de gobierno seria el que guiaría los pasos del pueblo cubano y la organización de una carrera con las principales figuras del automovilismo internacional serviría como vidriera para mostrar al resto del mundo “el buen momento que pasaba la isla”. Pero la presencia del múltiple campeón le vino como anillo al dedo a los insurgentes, quienes tras el secuestro y el triunfo de la revolución, trabaron una profunda amistad con el argentino que perduro hasta el día de la muerte de Fangio

Volviendo al automovilismo, es grato recordar que Sobre 61 Grand Prix de Formula 1 disputados, Fangio obtuvo 31 victorias 35 poles position y 31 records de vuelta. Logrando, prácticamente, una victoria cada dos carreras. Un promedio que aún hoy no ha sido igualado.

Fangio corrió con cuatro marcas diferentes, logrando títulos con todas ellas (Maserati 1954 y 57, Alfa Romeo ´51, Mercedes Benz ´55 y Ferrari ´56) y alcanzando un record prácticamente imposible de igualar hoy día.

Al más grande piloto de carreras de todos los tiempos, nuestro homenaje.

Para recordar su grandeza, vale escuchar las palabras de Stirling Moss (cuatro veces consecutivas subcampeón, tres de ellas detrás de Fangio, de 1955 a 1958), el piloto ingles que fuera compañero de equipo de “el chueco” durante el ´55 y quien le apodara con sumo respeto y admiración “El Maestro”.

http://youtube.com/watch?v=z–wjNIRH6A Te puede interesar

Escribe un comentario