A Ferrari no le afecta la crisis

Mientras gran parte de los fabricantes anuncias recortes de su producción, las ventas de coches para los verdaderamente ricos siguen a toda máquina.

Un ejemplo claro lo tenemos en Ferrari, al que no parecen afectarle los vaivenes del mercado financiero ni tampoco la falta de pegada de los pilotos que la representan en el mundial de F1.

La marca del “Cavallino Rampante” vendió en la primera mitad del año un total de 3.506 automóviles, lo que supone un aumento del 4,2% respecto al primer semestre del año pasado. España no parece contribuir a este éxito: las matriculaciones de Ferraris han descendido este año más de un 20%.

A la vista de estas cifras, se me ocurren dos conclusiones: primero, que la riqueza ni se crea ni se destruye, solo se acumula; y segundo, que los aficionados pudientes de la F1 ya se han olvidado de Michael Schumacher.

Te puede interesar

Escribe un comentario