Coches míticos: Ferrari F40; el carisma (parte 1)

http://www.youtube.com/watch?v=bHQ3_N2KZh4

A un superdeportivo no se le puede juzgar usando los mismos parámetros que se utilizan para el resto de coches. En teoría, a un superdeportivo se le debería mirar en función de una única cosa: que tan rápido es. Pero como son coches que se pueden utilizar por la calle, la velocidad pura comienza a ser irrelevante en estos niveles, y como son coches prohibitivos por precio, entran una serie de condicionantes que nada tienen que ver con el coche pero que hacen que sea o no excelente.

Estos otros factores, como la estética, el prestigio de una marca, la exclusividad, el sonido, el mero placer de conducir el coche, al ser sumados conforman la verdadera excelencia del supercoche. Y es por ello por lo que un Corvette, por bueno que sea, nunca estará a la altura de un Ferrari Enzo. Todos estos factores forman lo que denomino “carisma”, y esto precisamente es lo que el Ferrari F40 tiene a montones, y es lo que le hace uno de los mejores Ferrari de la historia, sino el mejor, y por tanto, uno de los mejores coches jamás fabricados.

Para empezar, en 1987, era el supercoche más veloz. Aunque para la calle pudiese ser irrelevante, da la casualidad de que el F40 estaba casi más desarrollado para competir que para circular (y ahí si que es importante), y esto también le hacía especial, pues fue quizá el primer carreras cliente de altísimo rendimiento, tanto es así que aguantó el tipo durante años en la competición contra maquinaria más sofisticada.

Pero el carisma es algo que no tienen los coches, lo tienen las personas, y en todo caso, algunos coches heredan el carisma de sus creadores. Y es aquí donde despunta el F40, pues fue creado para conmemorar los 40 años de la firma del cavallino, y da la casualidad de que fue el último modelo creado bajo el mando de Enzo Ferrari, un personaje mítico, con una personalidad abrumadora. Como canto del cisne que fue, el F40 representa lo mejor de la firma y lo mejor de una forma de ver el automóvil, un hombre al que tenemos que estar agradecidos. El F40 era ante todo una maquina de transmitir, pura, ligera (1100kg) y potente (478cv). Es uno de los pocos Ferrari con turbo, pero esto se hacía en pos de la efectividad, sacando tal potencia de un V8 de solo 3 litros de cilindrada.

Te puede interesar

5 comentarios

  1.   Jaime dijo

    Como comparas un corvette con un enzo?! Comparalo con un Ford GT mejor, si vas a por los americanos. El F-40 no tiene nada que hacer contra el 959, esteticamente, aunque es cuestion de gustos.

  2.   Quique Charlán dijo

    He comparado un Corvette con un Enzo, porque el Corvette me parece uno de los deportivos mas “horteras”, y quería resaltar el factor estilo. En efecto no tienen nada que ver, aunque el ZR1 con 638cv tiene que ser una mala bestia.
    En cuanto a lo del 959, son muy distintos, de alguna forma son coches “raros” en su marca. Porsche siempre se caracteriza por coches simples, sobre todo los antiguos, y el 959 es todo lo contario, un escaparate tecnológico. Y Ferrari siempre ha tenido modelos más lujosos y elaborados con motores V12, y el F40 es muy simple, poco lujoso y con un motor más sencillo que, por ejemplo, el Testarossa, también de la época.
    De todas formas los dos son coches muy especiales, y entiendo tus preferencias, aunque no las comparto. Quizá hable en un futuro del 959.

  3.   Cepa dijo

    Sin duda una gran referente del automovilismo. Solo cabe decir que es un coche de circuito ya que semejante potencial sin ABS, ESP ASR etc etc… puede ser un peligro en las carreteras españolas de pere navarro. En cuanto a lo del corvette, solo pido un poco de respeto para el coche de produccion en serie que tiene el segundo mejor tiempo en nurbugrin despues del veyron. Hablo claro del ZR1. Habeis faltado al respeto al pueblo americano.

  4.   Quique Charlán dijo

    El ZR1 es un coche extraordinariamente rápido, pero no puede competir competir en otros aspectos tanto o más importantes con la competencia europea. Su concepción es increiblemente poco sofisticada, usando un ballestón transversal como elemento elástico, y su motor sigue teniendo un único arbol de levas central, solo 2 válvulas por cilindro y una cilindrada unitaria demasiado alta; con solo 8 cilindros tiene 6,2 litros. Además como esa tecnología no sirve para la potencia que buscan, recurren a un compresor, muy americano, y una manera muy poco eficiente de conseguir potencia.
    Como ya he dicho en el artículo, la potencia y el agarre son importantes, pero es un coche de calle, y el placer de conducción debería estar por encima, y en refinamiento y tacto el Corvette no tiene nada que hacer. También por eso cuesta menos, mucho menos. Ahora cada cual ha de decidir que prefiere.

  5.   Luis Gaton dijo

    Yo también me decantaría por el F-40 mucho antes que por el 959, por el mismo motivo que ha comentado Quique; el F-40 conseguía hacer de su relativa simpleza un arma, mientras que el 959 recurría a una enorme parafernalia para conseguir resultados. Además se desarrolló para cumplir la norma FIA y homologarse para correr en grupo B. El F-40 en cambio se desarrolló para celebrar el aniversario del fabricante italiano, lo cual ya es un “extra de carisma”, no?
    En cualquier caso, estamos hablando de unos niveles de coches que superan la razón y es normal que cada uno tenga sus preferencias.
    Saludos

Escribe un comentario