Dando vueltas sobre los neumáticos.

Todos “sabemos” lo importante que son los neumáticos para nuestra seguridad, pero muchos nos olvidamos de inflarlos a las presiones adecuadas. Hay que tener en cuenta que el neumático no es lo que soporta el coche sobre el suelo, es el aire presurizado que hay dentro del mismo, por eso cuando se pincha se monta una buena, y de hecho el neumático se deshace (salvo los runflat, que cuando están bien de presión el soporte del peso se hace sobre el aire, mientras que al pinchar se sustituye por un soporte mecánico sobre los flancos).

Pues aún así, estudios dicen que el 65% de los automovilistas tienen la presión de sus neumáticos moderadamente baja. Esto aumenta la deriva del neumático, hace que se desgaste más por los flancos del neumático y además aumenta el consumo por aumentar la fricción y haber más goma en contacto con el suelo, aunque el agarre no aumenté.

Por el contrario, si hay más presión de la necesaria, el neumático se desgasta por el centro del mismo, hay menos agarre por que disminuye la superficie de contacto con la carretera y aumenta el riesgo, si el neumático estuviese un poco dañado (aunque no se viese) de sufrir un “reventón”.

Como podemos ver, tener las presiones adecuadas es tan importante como el modelo de neumático que escojamos, y si veis que algún amigo se gasta una “pasta” en los mejores y luego no los infla, decidle que está tirando el dinero y su seguridad por la borda, por que no es solo un tema de consumo, sino de frenadas de emergencia o de evitar un accidente.

Te puede interesar

Escribe un comentario