Detienen a una joven alicantina por conducir con matrículas falsas

radar español

Al parece, la conductora solamente pretendía evitar las multas de tráfico de los cada vez más numerosos radares fijos.

No es la primera vez que ocurre algo de este estilo. En Barcelona detuvieron a un tipo con la matricula posterior falsificada cuando ya tenía acumulado un saldo de mas de 700 € en multas a cargo de un ciudadano de Toledo, poseedor de la verdadera matrícula. En este caso le correspondían también 6 puntos de sanción y retirada de dos meses de carnet.

Según la ley, falsificar este tipo de documento público acarrea penas de seis meses a tres años de cárcel.

Existe mucha psicosis hoy en día sobre el tema de los puntos, pero no creo que sea necesario llegar a estos extremos…

Te puede interesar

Escribe un comentario