El 2 CV cumple 60 años y lo festeja con una exposición en la Cité des sciences et de l’industrie

En 1948, Citroën revela su 2 CV A en el Salón del Automóvil de Paris. Shock! Consternación de la prensa pero entusiasmo del público por este auto tan práctico, tan barato y tan innovador. Conocemos cómo sigue la historia: más de 5 millones de modelos producidos por Citroën en 42 años de fabricación; una leyenda que recorrió caminos de tierra y estudios de cine; un auto que deja un recuerdo emocionando a las generaciones sucesivas de campesinos, mujeres liberadas, de hippies, de “proletarios”, de globe-trotters y otros “bohemios burgueses” que han formado la corte de sus usuarios.

En oportunidad de su 60 aniversario, la Cité des sciences et de l’industrie y Citroën regalan al “deuche” una exposición espectacular: autos colgados en el cielo del museo, desfile mecánico de los modelos más emblemáticos, podium a la gloria de los modelos históricos, colección de modelos en miniatura, películas de archivo, documentales, publicidades de época y testimonios de ingenieros y diseñadores. En esta exposición con una escenografía muy contemporánea, modelos de serie y series limitadas revelan sus secretos de innovación a los más curiosos. Los sentimentales se acunan con el sonido tan característico del motor mientras que los más entusiastas pueden saltar a gusto en el asiento trasero del vehículo de demostración.

Para cerrar el show, un invitado de lujo, el concept-car C-Cactus, presentado por primera vez al público en la Cité des sciences. Si está presente en una exposición dedicada al 2 CV, es a causa de las asombrosas similitudes entre su pliego de condiciones y el de su augusto ancestro. El concept del auto astuto, económico e innovador, tiene muchísimo futuro. ¿Qué tiene en 2008 que no tenía en 1948 ? Es ecológico, evidentemente. Y seguramente tiene diseño.

Un poco de historia

A mediados de los años treinta, el Frente popular obliga, el auto popular está de moda. En el secreto de las oficinas de estudios, se trabaja en la idea de un vehículo liviano y económico, un vehículo de diseño y realización diferente que sea más barato que los autos de la época. En Citroën, es Pierre Boulanger quien reflexiona en el proyecto de TPV (“toute petite voiture” – auto muy pequeño). La marca sueña en un vehículo cuya fabricación, uso y mantenimiento sea lo más económico posible, que pueda venderse a un precio que desafíe a toda la competencia. En síntesis, la mínima expresión de un auto: cuatro plazas, 50 km por hora, cinco litros cada 100 km, fabricación y mantenimiento poco costosos. Fiat acaba de lanzar su 500 Topolino. Hay que apurarse.

La homologación en la tan oficial Oficina de Homologaciones se lleva a cabo el día 23 de agosto de 1939 con el nombre de 2 CV A. Pero algunos días después, la declaración de guerra del 3 de septiembre de 1939 pone un término brutal al programa. El 2 CV se escondió de todas las miradas y principalmente de las miradas del ocupante alemán que perfeccionaba su propio auto popular (el escarabajo). Tan bien escondido que se lo redescubrió por casualidad, en 1968, gracias a las obras en su centro de pruebas de Citroën en Ferté Vidame. Sin embargo, este 2 CV A no era un prototipo sino un modelo de serie. De los cien ejemplares que entraron en circulación, cuatro han llegado hasta nosotros. Se conservan en el marco de la colección Citroën, uno de ellos se presenta en la exposición.


Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Luis Gaton dijo

    Este coche fué un mito, sin duda. En mi familia tuvimos un Dyane 6 que compramos de…tercera mano? Ni lo sabemos, pero oye, como funcionaba! Le cogimos mucho cariño, y eso que no tenía tanto carisma como el 2CV.

    Saludos

  2.   Carlos dijo

    Hola tengo un 2 CV impecable a mis 48 años cuando lo conduzco los fines de semana por las carreteras del Alt Empordà me emociono sin mas remedio de niño viajabamos mis padres mis dos hermanos y yo mas de 1.600 km cada verano para pasar las vacaciones en España , quiero a este coche como si tuviera vida propia, es bonito,agradable,comodo, simpatico…genera sonrisas cuando pasa, relaja y nos enseña a ser mejores personas cuando lo “tratas” es un CARIÑO como lo quiero !!!
    Un abrazo !

Escribe un comentario