El acero de alta resistencia y el peso

Últimamente oimos hablar mucho del acero de alta resistencia, de como ayuda a reducir el peso de un vehiculo (el más reciente, el nuevo Ibiza), y como parece que se ha convertido en la panacea del automovil, un poco como en su tiempo fue el aluminio, pero a nivel más popular, para casi todos los coches. Se considera alta resistencia entre el que tiene un límite elástico entre 210 y 550 MPa, y acero de resistencia «ultra alta» al que tiene más de 550 MPa.

La clave del acero de alta resistencia es que su densidad es semejante a la del acero convencional, pero su resistencia es mayor; es decir, a igualdad de peso, un acero de alta resistencia resiste más, y a igualdad de resistencia, un acero de alta resistencia pesa menos. Esto permite utilizar paneles más finos en la fabricación y por tanto que los coches pesen menos. De hecho, la relación resistencia/peso del acero de muy alta resistencia es más favorable que la del aluminio, y se ha usado mucho en competición. Otra cosa es que para los paneles de los coches la clientela quiera un panel de un determinado grosor por aspectos psicológicos de seguridad, y en eso si puede vencer el aluminio.

La buena noticia en todo esto es que el acero está de vuelta, y que ahora se puede prescindir del aluminio para aligerar, ya que el tratamiento del aluminio requiere ingentes cantidades de energía, y eso, con nuestros recursos implica contaminación.

Te puede interesar

Escribe un comentario