El sensor de lluvia…

El sensor de lluvia es el principal elemento de los denominados limpia parabrisas automático, este dispositivo se basa en los principios de la física de reflexión y refracción de la luz .

Cuando un rayo de luz cambia el medio que está atravesando, pueden pasar tres cosas: que lo atraviese sin cambiar de dirección, que lo atraviese y cambie de dirección, o que se refleje como si hubiese incidido en un espejo. La primera situación sólo se da cuando el rayo incide perpendicularmente. La segunda, si cambia geralmente la dirección, se denomina refracción y ocurre cuando el ángulo es inferior a los 90º. La tercera, esto sucede en la reflexión, ocurre cuando el ángulo de incidencia tiene determinado valor, que suele depender del medio.

El sensor de lluvia está compuesto por un diodo que emite un rayo de luz con un determinado ángulo que incide en el cristal y se ve reflejado, por el contrario, en situaciones en las que el agua se queda en el cristal del parabrisas, el ángulo de reflexión varia, debido a que aumenta el grosor aparente del cristal, y por tanto solo una parte del haz de luz es reflejado. El haz de luz reflejado se recoge en un diodo sensible a la luz y en función de la luz recibida dejará pasar más o menos corriente. De esa manera, gracias a un microchip, estima cuanta agua hay en la zona estudiada. A menor reflexión, mayor cantidad de agua, que por supuesto, es una muestra representativa de todo el parabrisas. En función del agua detectada, hará funcionar el limpiaparabrisas con mayor o menor rapidez, o incluso detenerlo en caso de ausencia de agua sobre el parabrisas.

Te puede interesar

Escribe un comentario