Mercedes-AMG C 63 Cabrio, con motor V8 y a cielo descubierto

Mercedes-AMG C 63 Cabrio

En este Salón de Nueva York la cosa parece que va de descapotables. Antes ha sido presentado el Audi R8 Spyder V10 y ahora os traemos otro que no se queda muy atrás, el Mercedes-AMG C 63 Cabrio. Este nuevo modelo se trata del tope de gama de la Clase C Cabrio, que llegó hace menos de un mes al Salón de Ginebra. Hasta este momento ese privilegio estaba en manos del C 43, con su motor V6 de 367 CV.

Pero el nuevo modelo lo dejará bastante atrás, ya que utiliza una mecánica V8 biturbo de 4.0 litros, al igual que su hermano coupé. En la versión C 63 desarrollará 476 CV y 650 Nm de par, mientras que en la C 63 S aumenta hasta los 510 CV y 700 Nm de par. Ambas versiones están ligadas únicamente a una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades y a la tracción total 4MATIC.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio

Con esta configuración el Mercedes-AMG C 63 Cabrio ‘normal’ podrá acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, mientras que el potente C 63 S Cabrio lo consigue en 4,1 segundos. Ambos tienen una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque con el AMG Driver’s Package aumenta hasta los 280 km/h. A pesar de su condición de descapotable este modelo se queda en 1.910 kg y la versión S en 1.925 kg.

Para mejorar en el aspecto dinámico utiliza el AMG Ride Control que permite modificar la dureza de la suspensión en tres niveles. En la trasera incluye un diferencial autoblocante mecánico en el C 63 Cabrio y electrónico en el C 63 S Cabrio para hacer frente al aumento de potencia. Con el AMG Dynamic Select, recibe los modos de conducción Comfort, Sport y Sport+; y el C63 S añadirá el Race.

Mercedes-AMG C 63 Cabrio

A nivel estético es muy parecido al Mercedes-AMG C 63 Coupé. Como éste, presenta una carrocería ensanchada con pasos de ruedas más grandes, un capó 60 milímetros más largo, nuevas entradas de aire o la doble salida del escape. Las llantas serán de 18 pulgadas en la versión ‘normal’ y de 19 pulgadas en el C 63 S.Por supuesto la principal diferencia es la capota de lona retráctil que sustituye al techo rígido.

En el interior pasa exactamente lo mismo aunque incluirá elementos específicos para el Cabrio como la calefacción para la zona del cuello AISCARF o el deflector trasero AIRCAP. La capota podrá ser personalizada con varios colores. En cuanto a su equipamiento opcional presenta algunos accesorios interesantes como serían los frenos carbocerámicos, exterior con piezas de fibra de carbono o el interior AMG Performance Studio.

Como en otros modelos de la marca, habrá una versión de lanzamiento Edition 1 para este modelo. Se distinguirá por el color blanco de la carrocería, el escape cromado y llantas de 20 pulgadas detrás. Los Mercedes-AMG C 63 Cabrio y C 63 S Cabrio se espera que lleguen a los concesionarios este mismo verano de 2016.

Fuente – Mercedes-Benz

Te puede interesar

Escribe un comentario