Pensar en la tercera edad como prioridad

1548340-1.jpg

A la hora de subir o bajar de un vehículo, pocos nos ponemos a pensar la dificultad que significa hacerlo para una persona mayor. Los movimientos que para los jóvenes y adultos son naturales, para las personas mayores puede significar una gran complicación y en el peor de los casos, un intenso dolor.

Por eso, algunas automotrices están trabajando para mejorar la ergonomía de los vehículos. Para hacerlo simple, intentan que todos los accesorios estén en el lugar indicado, de fácil acceso y visibilidad, evitando complicaciones vanas.

La ergonomía es una disciplina científica de estudio de datos biológicos y tecnológicos aplicados a problemas de mutua adaptación entre el hombre y la máquina, y para que los ingenieros “entiendan” de qué se trata eso de ser mayor, usan el traje de la tercera edad.

El traje le agrega peso al cuerpo y dificulta los movimientos en las articulaciones (rodillas, codos, espalda, cuello) haciendo mucho mas complicado todo lo que tiene que hacerse dentro del automóvil. También se utilizan guantes para reducir el sentido del tacto y lentes que te hacen ver la realidad como si tuvieras cataratas.

“Estas prácticas son un entrenamiento clave y un entendimiento sin igual para nosotros. A través del traje, nuestros ingenieros pueden entender qué es lo que significa y lo que se siente en esa etapa de la vida. Nuestras decisiones de diseño, entonces, están mucho más en línea y de acorde a las necesidades de nuestros clientes”, dijo Eero Laansoo, ingeniero en el Departamento de Ergonomía de Ford.

Con los datos obtenidos se reubican los comandos del vehículo, tanto en la consola central como en el panel de la puerta y se trabaja en todo aquella que mejore la interacción del hombre con el vehículo.

Así es como llegan hoy los diseños interiores de algunos vehículos, para que la próxima vez que te preguntes el porque de un comando en ese lugar encuentres la respuesta adecuada

Via: Clarín.com

Te puede interesar

Escribe un comentario