Porsche compra Volkswagen para cumplir la normativa de emisiones

Desde hace ya un tiempo Porsche ha estado comprando parte del grupo Volkswagen, y ha aprobado ya la compra de más de la mitad del grupo germano, apoyado en su altísima rentabilidad (la más alta de la industria, gracias en buena parte al Cayenne).

Todavía quedan flecos por resolver, como la “acción de oro” que conservaba el Estado de Baja Sajonia y que no permitía a Porsche poseer libremente todas las acciones del grupo que quisiese. Las razones para esta compra son muchas, entre otras porque tienen el dinero, porque es un grupo rentable, y luego está otra, que ya intuí cuando hace tiempo leí sobre el tema, pero que ahora se confirma, al menos en territorio americano.

normal.jpg

Esta razón no es otra que la ecología tan en boga últimamente. Según parece, en EE.UU hay unas normas llamadas CAFE que limitan el consumo medio a emitir por los fabricantes en ese país, y limitando el consumo, limitan las emisiones de CO2, ya que estas son directamente proporcionales al consumo de carburante. La norma dice que no se puede pasar de 27,5 millas por galón de combustible consumido, de media, por los vehiculos de una compañía, y Porsche supera con creces eso, y paga por ello una determinada cuantía por ese exceso de contaminación, el año pasado pagó 4,6 millones de dólares en EE.UU. Al comprar VW, se convierten en la misma empresa, y así pueden hacer la media con los automóviles VW vendidos allí, con lo que el consumo medio desciende considerablemente.

normals.jpg

En cuanto a Europa, y aunque todavía no hay nada oficial al respecto, es de esperar que la marca de Stuttgart trate de utilizar la misma jugada, ya que las emisiones medias de las marcas en la UE habrán de ser menores a 130 gr/km de CO2 en 2012, lo que en vehiculos de gasolina equivale a un consumo de menos de 6 litros cada 100km. Obvia decir que Porsche no cumple ni por asomo, de hecho ahora mismo está en 282 gr/km de CO2 de media. Lo más importante no es, a pesar de todo, el que no cumpla, sino las repercusiones económicas que esto conlleva. Se prevén sanciones de 20€ por gramo de CO2 por encima de 130 emitidos y por vehiculo vendido a partir de 2012, 60 en 2014 y a partir de ahí, agarraos…95€ por gramo y coche.

Esto significa que a partir de 2015, y si siguen así, un coche que emita la media de Porsche tendrá que pagar 14.440€ por el, por cada vehículo. No me extraña que hasta se proponga un Cayenne Diesel. Las cifras asustan.

 

Fuente | leftlanenews

Te puede interesar

Categorías

Porsche

Quique Charlán

Mi nombre es Enrique Charlán desde siempre soy un gran apasionado del motor en todas sus vertientes; desde el automovilismo hasta... Ver perfil ›

Escribe un comentario