Porsche Mission E, 600 caballos y 500 kilómetros de autonomía

P15_0783_a4_rgb

Ya ha comenzado el Salón del Automóvil de Frankfurt y como es habitual en los primeros días de uno de los grandes, las novedades, noticias, esperas, sorpresas y espectáculo se anuncian sin parar. Y como primicia mundial que es nos vamos a centrar en la presentación del Porsche Mission E. El primer deportivo eléctrico de cuatro plazas en la historia de la marca

Este concept car enlaza el inconfundible diseño emocional de Porsche con extraordinarias prestaciones de conducción y la versatilidad cotidiana del primer propulsor de 800 voltios. Gracias a el consigue en 15 minutos de recarga el 80% de la batería, 600 caballos de potencia y un rango de 500 kilómetros de autonomía.

En su diseño han puesto toda la esencia principal de Porsche, deportividad y funcionalidad. Cada centímetro ha sido esculpido pensando en esas bases, el frontal recuerda mucho al 918 Spider y el diseño de la zaga acaba en una estrecha cabina, con un parabrisas trasero retraído hacia atrás y como detalle futurista el emblema tridimensional Porsche con iluminación interior, flota por debajo. Así nos encontramos un coche dedicado a una aerodinámica integrada, donde las marcadas entradas y salidas de aire en el frontal, los laterales y la zaga caracterizan la carrocería, que bajo la acción del aire, aumentan la eficiencia y el rendimiento.

P15_0784_a4_rgb

Pero, ¿como consigue estos datos? Porsche es pionero en utilizar la técnica de 800 voltios. El doble, en comparación con los vehículos eléctricos actuales con 400 voltios, ofrece varias ventajas: tiempos de recarga más cortos y menos peso debido a que los ligeros cables de cobre con una sección transversal reducida son suficientes para transportar la energía. Un segmento desplazable, situado en el alerón delantero izquierdo delante de la puerta del conductor.

Esto permite el acceso al conector de carga para el innovador sistema “Porsche Turbo Charging”. A través del conector de 800 voltios, la batería se recarga en aproximadamente 15 minutos hasta el 80% de su capacidad. Además, también podrá cargarse conectándose a una estación de carga rápida usual de 400 voltios o confortablemente en el propio garaje de forma inductiva.

P15_0788_a4_rgb

Los modelos Porsche no sólo destacan por su deportividad emocional, sino también por su alta utilidad cotidiana. Por esta razón, el Mission E puede recorrer más de 500 kilómetros con una sola carga de la batería y recargar energía para aproximadamente 400 kilómetros más en menos de un cuarto de hora. Su movimiento se localiza en una tracción total y dirección activa en las cuatro ruedas y puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y a 200 km/h en menos de 12 segundos.

Además, la alta densidad y el desarrollo de la potencia constante se le suma otra ventaja: al contrario que los propulsores eléctricos actuales, los nuevos motores desarrollan su potencia máxima incluso durante la aceleración repetida en breves plazos de tiempo. La tracción total, controlada según la demanda, con “Porsche Torque Vectoring”, es decir, distribución variable del par en las ruedas individuales, transmite potencia a la carretera, mientras que la dirección activa en las cuatro ruedas determina una dirección muy precisa. Gracias a esto, el Mission E está consiguiendo una marca inferior a 8 minutos en el Infierno Verde de Nürburgring, lo que demuestra que está sobradamente preparado para los circuitos.

Fuente – Porsche

Te puede interesar

Escribe un comentario