Rolls Royce contra el guardarraíl, porque los coches caros también se estrellan

El conductor de este Rolls Royce debió de pensar que iba a los mandos de un deportivo de pura cepa, aunque lo más probable es que se dejara llevar por el ambiente de estupidez que reina durante el desarrollo de la Gumball

El video tiene ya bastante tiempo, pertenece a la Gumball 3000 en su edición 2006. Recordar que la edición del año pasado fué cancelada después de que uno de los participantes provocara un accidente en el que murieron personas inocentes, tratando después de darse a la fuga.

En esta ocasión tenemos la oportunidad de ver como los temerarios de turno se parten de la risa después de destrozar un carísimo Rolls. Por suerte esta vez se la pegaron ellos solitos. Eso si, el vacile al policía de turno que no falte…

Te puede interesar

Escribe un comentario