Se larga otra edición del Mini Challenge

Hace unos días escribí sobre el éxito que significó para BMW el lanzamiento del Mini. Records de ventas en todas partes del mundo, inclusive en Estados Unidos, hicieron del pequeño automóvil un mito viviente y no hay persona en el mundo que no haya deseado tener uno.

Gracias a este suceso y desde hace cuatro años se lleva adelante el Mini Challenge, un evento que gira en torno a una carrera. Claro que la excusa es llamar la atención de los medios y, por supuesto, de los amantes de la marca.

En esta ocasión las competencias se llevarán a cabo en Alemania, Australia y Nueva Zelanda con sendos Minis John Cooper Works Challenge 1.6 de 211CV. A continuación más detalles.

Por cuarto año consecutivo se lleva a cabo MINI Challenge, una serie de carreras «Club-Sport» de vehículos MINI que ha logrado transformarse en una de las más populares y exitosas del mundo. En la edición 2008 los circuitos se realizarán en Alemania, Australia y Nueva Zelanda, donde se podrá sentir y apreciar la deportividad y adrenalina del mundo MINI.

El ambiente de este evento es especial debido a su variedad y mezcla de participantes. Hay pilotos aficionados, pilotos experimentados, personalidades conocidas del mundo del espectáculo, deportistas famosos y jóvenes admiradores de la marca; todos ellos concursando bajo el mismo objetivo: experimentar la sensación de estar en un go-kart, llegar a la meta y llevarse el triunfo.

Una de las características más singulares de MINI Challenge es que todos los automóviles participantes son sometidos al mismo proceso de optimización de motor; así las oportunidades de triunfo son las mismas para los competidores, lo que significa que los pilotos se distinguen por sus habilidades de conducción.

Esta competencia contagia de entusiasmo al público en general, debido a la lucha de cada uno de los pilotos por obtener los mejores puestos durante las carreras; y para este 2008 será aun más emocionante gracias al nuevo modelo MINI John Cooper Works Challenge, el cual brinda las mejores prestaciones de carreras con una buena relación entre la potencia y el peso, a su capacidad de aceleración y a su velocidad punta.

Por esta razón, los pilotos más exitosos tendrán que trabajar durante la competencia bajo condiciones especiales; por ejemplo, los seis primeros pilotos que lleguen a la meta deberán partir a la siguiente carrera en orden invertido.

Otro de los elementos de gran poderío del MINI Challenge es la gran estabilidad que los modelos MINI ofrecen a cada piloto; además de la seguridad que otorga la marca gracias a su excelente equipamiento, permitiendo que cada competencia sea especialmente atractiva y segura, tanto para los pilotos profesionales como para los participantes amateur.

MINI Challenge es mucho más que una competencia automovilística; se ha convertido en todo un espectáculo que representa el estilo de vida de cada uno de sus participantes, los cuales se encuentran sumergidos en el mundo MINI. Asimismo, se tendrá la oportunidad de descubrir nuevos talentos y pilotos estrella que sin duda serán fuertes competidores.

La versión del MINI John Cooper Works CHALLENGE que estará disponible en Europa para esta competencia:

Motor de cuatro cilindros en línea con turbo Twin-Scroll e inyección directa de gasolina. Montado delante, transversalmente. Escape para la competición automovilística.
Cilindrada: 1.598 cc
Potencia: 155 kW/211 CV
Par motor máximo: 260 Nm (con overboost: 280 Nm)

Aceleración: 0-100 km/h: 6.1 seg.
Transmisión: Tracción delantera, caja manual de 6 marchas

Te puede interesar

Un comentario

  1.   emilio dijo

    me gustaria iniciarme con vosotros en el mundo de la competicion como pilolto espero vuestra respuesta gracias

Escribe un comentario