Seguridad pasiva: una cuestión de altura.

Por si alguno todavía tenía alguna duda, la altura del frontal de tu vehículo es uno de los factores determinantes a la hora de salir bien parado de un accidente.

Para demostrarlo, los periodistas de Fifth Gear han simulado varios accidentes; uno de ellos, el más interesante para este artículo, es en el que chocan frontalmente dos vehículos iguales, Ford Mondeo. A uno de ellos se le ha rebajado la suspensión y al otro se le ha elevado, resultando el mismo coche a distintas alturas. El más bajo se lleva la peor parte; lástima que el video no se centre más en esta experiencia.

Otra parte interesante es la del impacto del todocamino de Volvo con el último modelo de Golf. Tanto el Volvo como el Golf llevan los últimos adelantos en materia de “compatibilidad ante impactos”. El Volvo, con una subestructura delantera sobre-elevada estudiada para impactar directamente con las traviesas frontales de un turismo. El Golf, con unos largeros superiores de mayor rigidez, preparados para ser embestidos por coches a mayor altura.

Pese a todo, el resultado fueron 3 estrellas para el Golf, tomando los mismos parámetros que EuroNCAP. En el mismo impacto con otro Golf, habría obtenido 5 estrellas.

Finalmente, un Honda Civic es destrozado por un Mitsubishi, un todoterreno con chasis de doble viga, que resulta letal para el resto de vehículos en caso de impacto, por su escasa capacidad de absorción y su agresividad.

Falta mucho por mejorar en la compatibilidad entre vehículos, y por nuestras carreteras circulan vehículos de todo tipo.

Te puede interesar

Escribe un comentario