Volvo V70/XC70: lo importante es el espacio

xy.jpg
Con la misma plataforma que la de un S80 (o un S-Max, o un Mondeo…) Volvo pondrá a la venta en octubre los V70 y XC70. Esta última es la versión todoterreno del familiar, con tracción total en sus dos versiones (en el V70 sólo se asocia al T6, el que lleva el motor más potente) neumáticos aptos para campo (Pirelli Scorpion Zero), más altura respecto al suelo (es de 21 cm) porque se usan muelles más altos y la adición de protectores de plástico en torno a la carrocería, fundamentalmente. En España la marca espera vender por cada unidad de V70, cuatro de XC70.
El V70 no parece excepcional bajo ningún punto de vista, pero sí capaz de alcanzar un buen nivel de eficiencia en todo lo que le planteemos, especialmente si lo que nos preocupa es la funcionalidad, espacio, seguridad o comodidad.
Dinámicamente no destaca por ágil, pero sí por estable o confortable. Puede tener un sistema de amortiguación en el que, o bien el conductor regula su dureza (Sport, el modo intermedio, es el más razonable porque no es tan blando como el Confort ni tan insufrible si el firme está mal como el Advance) o bien lo hace automáticamente el coche si se presenta una situación complicada: ante un bandazo la amortiguación se endurecería aún cuando tubiéramos seleccionado el modo más suave de ésta, para favorecer el control del vehículo.
El XC70 tiene una buena capacidad de tracción en campo y la ayuda de elementos como el sistema que frena automáticamente en las bajadas e impide que el coche pase de 10 km/h sin que el conductor intervenga u otro que ayuda a arranca en cuesta sin que el coche recule. Este XC es una opción razonable para quien necesite combinar espacio y cierto caché con la posibilidad de moverse por pistas que no sean muy abruptas, aunque sí pueden tener un firme deslizante, con asiduidad.
Como en el S80, en ambos Volvo familiares los asientos traseros integran dos cojines que pueden elevarse en dos posiciones para que los niños no necesiten sillas específicas. Son más seguros que éstas porque los niños son sujetados por cinturones con limitadores de tensión. Para que el airbag de cortina sea también más eficaz con estos ocupantes se ha ampliado seis centímetros hacia abajo.
Tiene una mejor habitabilidad que antes y también más maletero. El acceso a éste se hace por un portón muy grande y ya dentro encontraremos tomas de corriente, ganchos de aluminio en el suelo que se pueden mover a voluntad, otros en la zona superior que permite colgar bolsas o anclar una red, distintos tipos de elementos de sujeción móviles, además de un suelo que parece un sandwinch: el que está en contacto con la carga puede elevarse y debajo hay una zona compartimentada. Pero sí también elevamos ésta, aún queda otra “capa” en la que se sitúa una rueda de emergencia. Estos “70” son de los pocos coches del mercado en los que el respaldo posterior se puede abatir en tres partes independientes.
El V70 tiene unos cuantos elementos de equipamiento de nueva generación, como los faros de xenón que giran con el volante o un control de velocidad de crucero con rádar, que también sirve para advertir que nos aproximamos demasiado a otros vehículos. También tiene el BLIS, un sistema de ultrasonido que señala cuando aparece un coche por el ángulo muerto de los retrovisores. De todos los nuevos equipamientos es el más prescindible: avisa con tanta frecuencia que deja de ser útil y sus luces parecen diseñadas sólo para dar colorido al interior. Si sólo funcionase cuando activamos el intermitente para cambiar de carril quizá sus advertencias se tomarían más “en serio”.
El XC70 sólo se venderá con dos motores: un seis cilindros de gasolina de 3,2 litros y 238 CV que de progresivo resulta hasta soso y un Diesel, el D5, con cinco cilindros y 185 CV.
Estos dos motores los tiene también el V70, pero la gama es aún más amplia, ya que se añaden tres de gasolina más y dos Diesel. Los de gasolina son un 2.5 de 200 CV y un 3.0 sobrealimentado con turbo que da 286 CV y usa la versión T6. Más adelante habrá un motor que pueda usar Etanol, del mismo modo que un Diesel de 136 CV. Hay una versión gemela a la D5, con el 2.4 turbodiésel de protagonista, pero con menos potencia: 163 CV.
Los precios parten desde 38.905 euros, para los V70, y 44.285 euros en los XC70.

xx.jpg

Te puede interesar

Escribe un comentario