Wrangler; un todoterreno a la antigua usanza.

Jeep ha sacado el nuevo modelo encargado de llevar el mítico nombre de Wrangler.

jeep.jpg

Se trata de un vehículo completamente nuevo, no una simple actualización, pese a que su imagen externa diga lo contrario. Hay que fijarse mucho para observar diferencias estéticas en este nuevo modelo. Y eso es lo bueno, Jeep ha querido conservar en lo posible la imagen del modelo, y la funcionalidad.

Por ejemplo, el techo y las puertas pueden desmontarse con relativa facilidad, y el parabrisas abatirse hacia adelante (no quedaremos totalmente desprotegidos, pues existe un robusto arco antivuelco). Puede comprarse en versiones totalmente enfocadas a un uso duro, como la denominada “Sahara” y “Rubicon”. En el Sahara todavía hay alguna concesión al confort, mientras que el Rubicon es el más rudo.

El coche en si ya está diseñado para un uso off-road auténtico, con su chasis de doble viga de acero (ya pocos quedan asi), ejes rígidos, tracción 4×4 conectable, diferenciales bloqueables y dirección de recirculación de bolas, fiable pero poco precisa.

A esto se puede añadir en dichas versiones camperas unas tapicerías especialmente resistentes y lavables, caja de transferencia con reducción descomunal y barra estabilizadora delantera desconectable. Esto y unos neumáticos apropiados convierten a este vehículo en una de las mejores armas fuera del asfalto, con pocos rivales hoy en día; el Defender y poco mas.

En todas las versiones (Sport, Sport+, Sahara y Rubicon) viene ABS, doble airbag y ESP.

La carrocería puede ser de dos o cuatro puertas, con cuatro o cinco plazas respectivamente.

La gama de motores está compuesta por un Diesel de 2,8 l y 177 CV (combinable con todos los niveles de equipamiento) y un 3.8 V6 de 208 CV. Sin duda, el primero es el mas recomendable, por par y consumos. Con el motor Diesel el Wrangler está disponible con una caja automática de cinco marchas o una manual de seis. El 3.8 V6 de gasolina sólo está disponible con caja de cambios automática. Otra razón mas para optar por el Diésel.

Los precios oscilan desde 27.290 hasta 36.800 €, y aún asi habrá que acostumbrase a viajar en un coche incómodo en carretera, ruidoso y poco ágil, en el que el puesto de conducción parece mas bien un puesto de trabajo. Pero todo esto seguro que se te olvida cuando lo metas en su hábitat natural, el campo, donde, a fin de cuentas, se supone que debería pasar la mayor parte de su vida.

Si estás buscando un bonito SUV, olvídate. Si estás buscando un buen todoterreno, te interesará. Personalmente me quedo con la esencia pura de estos todoterrenos, pero cierto es que vale mas que lo que antes se pagaba por un Vitara.

Te puede interesar

Categorías

Jeep

Luis Gaton

Hola; Si has llegado hasta aqui es porque te interesa el mundo del motor o simplemente porque ya me conoces. Si eres de los primeros, te diré... Ver perfil ›

Escribe un comentario