5 motivos clave por los que la carrocería de tres puertas está desapareciendo

Prueba Audi S3 S-tronic

Los finales 80 y los años 90 fueron una época muy bonita para el automovilismo. Las competiciones de velocidad tomaban mucho protagonismo y los coches deportivos de calle podían transmitir muchas y muy buenas sensaciones. Así, cada vez se veían más modelos deportivos “accesibles” por nuestras calles como los Astra GSi, Golf GTI, Clio Williams, Saxo VTS o Peugeot 205 GTI – por citar solo algunos –, que más tarde tendrían unos sucesores también muy dignos.

Prácticamente todos estos compactos y utilitarios deportivos eran comercializados con carrocerías de tres puertas y casi ninguna marca se planteaba lanzarlos con cinco puertas; siendo el Golf el único disponible con ambas carrocerías. Difícil imaginar un Renault Clio Sport de cinco puertas hace poco más de una década; y mirad ahora, sin opción a tres puertas y solo con cambio automático… Quién sabe, igual en unos años vuelven a ponerse de moda. Aquí os dejamos 5 motivos por los que las tres puertas están muriendo en la actualidad.

Mejoras a nivel estético de las carrocerías de cinco puertas

Comparativa visual Opel Astra

Sin duda alguna, los dos principales motivos de la compra de una carrocería de tres puertas frente a la de cinco siempre han sido su precio más económico y su mejor estética. Dejamos el precio para más adelante y nos centramos en la estética. Antes de que finalizara el siglo XX, las diferencias estéticas entre ambas versiones eran muy notables. De hecho, incluso se han llegado a apreciar en modelos como el Opel Astra H, que llegaba en el año 2004. La diferencia en este caso era enorme y la carrocería deportiva se llevó una gran parte de las ventas.

Mientras que por aquel entonces variaba prácticamente toda la parte trasera de la carrocería y también la silueta del vehículo, en la actualidad los diseños son mucho más parejos. Por ejemplo, si vemos un Volkswagen Golf desde atrás, prácticamente es imposible saber por su diseño si tiene una o dos puertas en cada costado. Son idénticos.

Facilidad de acceso para personas mayores

Acceso plazas traseras carrocería de tres puertas

Todos tenemos familiares que habitualmente o de vez en cuando montarán en nuestro coche y, en ocasiones, tendrán que hacerlo en las plazas traseras. El engorro de “entrar” a la segunda fila de asientos se multiplica si es una persona de cierta edad que ya no disfruta de una gran agilidad; y ojo, no hace falta irse a los 75 años. A un adulto de 50 años tampoco le hará demasiada gracia pasar detrás esquivando el estribo, el cinturón de seguridad, el techo de la carrocería para evitar un coscorrón y los raíles del asiento delantero. Por otro lado, si es una persona mucho mayor, todo se complica excesivamente.

Facilidad de sentar correctamente a los niños en la sillita

Anclajes ISOFIX

Algo parecido al punto anterior nos ocurre con los peques de la casa. Si tenemos un niño pequeño – o si pensamos tenerlo dentro de poco – debemos tener en cuenta que la sillita infantil debe ir ubicada en las plazas traseras.

En un cinco puertas es relativamente cómodo montar y desmontar la silla o sentar y levantar al niño de ella una vez está instalada, pero si nuestro coche es un tres puertas… la cosa cambia muchísimo. Entrar con la silla a los asientos traseros, fijarla a la banqueta, luego entrar con el bebé, colocarlo, abrocharlo… Operaciones que te tendrán durante unos minutos en posiciones incómodas y que harán sufrir a tus riñones.

Menor sensación de amplitud

Prueba Fiat 500 TwinAir 105 CV

Otra de las principales desventajas de las tres puertas es que, por norma general, la sensación de espacio en la segunda fila es inferior. Los fabricantes aprovechan estas carrocerías para ofrecer una estética exterior más dinámica y, normalmente, las ventanillas traseras laterales son más pequeñas y no pueden bajarse. Esto, junto a una habitabilidad que generalmente es más justa, en ciertas personas puede causar algo de claustrofobia, especialmente si se viajaba con todas las plazas ocupadas.

Diferencia de precio entre carrocerías de tres y cinco puertas

Antiguamente la diferencia económica entre estas carrocerías era bastante notable, tanto como para que muchas familias prefirieran la incomodidad y ahorrarse un buen puñado de euros de miles de pesetas. En cualquier caso, con los niños resultaba igual de cómodo un coche de cinco puertas que uno de tres, pues en aquellos tiempos las plazas posteriores no tenían cinturones de seguridad ni tampoco era obligatorio el uso de las sillitas. ¡Cómo hemos cambiado!

En la actualidad, esa diferencia de precio no suele superar los 600 euros, mientras que en algunos coches incluso es más cara la carrocería de tres puertas por aquello de ofrecer una estética más deportiva (e intuimos que por la menor amortización de la marca). Sí, las cosas han cambiado y mucho en los últimos años.

Prueba Renault Mégane 1.6 dCi 130

Estas son algunas de las razones principales por las que modelos como Nissan Micra, Audi A3, Ford Focus, Seat Ibiza, Volkswagen Polo o Renault Mégane, que tantas ventas han cosechado en sus carrocerías de tres puertas hace muy pocos años, hoy ya no se ofrezcan en esta configuración tan dinámica como incómoda.

¿Necesitas peritar un coche?
¿Vas a comprar un coche y necesitas saber su estado? Para comprar tu nuevo coche con total garantía tienes que peritar tu coche con nosotros ¡A que esperas!
Peritar coche al mejor precio
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *