Argentina: Crece la venta de 0km, pero no llega el financiamiento bancario

Gracias a la recuperación económica que esta albergando el país, los consumidores Argentinos de vehículos han conseguido renovar el usado que tenían. Esto en el marco de un constante crecimiento en los precios, tanto de los cero kilómetro como de los usados

Durante el mes de febrero los concesionarios locales vendieron 42.000 unidades, lo que representa una mejora de entre el 8 y 9% respecto de igual período de 2007, y logró convertirse en el mejor febrero desde que las concesionarias oficiales tienen registro

Este número para el segundo mes del año permite mirar con optimismo lo que resta del 2008, asegurando las previsiones que se hacían a finales del 2007 de llegar a las 600.000 unidades vendidas. Batiendo todos los records de la industria automotriz argentina.

En este contexto, la llegada de la financiación bancaria, herramienta fundamental durante la década del noventa, cuando la industria había alcanzado casi las 500.000 unidades vendidas, parece ser un tema de relativo interés para las terminales.

Si bien son los departamentos financieros de las compañías las principales beneficiadas por la escasez crediticia bancaria, éstos no logran alcanzar el 25% del total de ventas financiadas, contra casi el 90% de la década pasada entre financiamiento bancario y privado. La lógica de las automotrices es que no hace falta brindar más posibilidades al cliente en el otorgamiento de financiación, teniendo un nivel de ventas en constante crecimiento. Según ellas, es una tarea que le compete a los bancos.

Ante éste panorama, las terminales acercarán al gobierno nacional un plan para el otorgamiento de créditos blandos, con el fin de renovar el parque automotor de transporte de pasajeros y de carga. El mismo que se presento el año pasado al anterior ministro de economía.

La intención de ACARA (Asociación de Concesionarios) de reflotar la idea no es vender más sino contribuir con la seguridad vial“, aseguró el director general de la entidad, Horacio Delorenzi, en diálogo telefónico con la agencia Télam. Claro que este segmento, el de camiones y buses, es el más sensible ante la escasez de financiamiento.

Argentina crece al ritmo de la industria automotriz, pero como en los viejos tiempos, solo en efectivo.

Te puede interesar

Escribe un comentario