Chery Amulet; seguridad penosa a un precio razonable.

http://www.youtube.com/watch?v=5kQGAK550LE

Hay cosas que el dinero no puede comprar…para todo lo demás…

Pues eso, como reza el slogan de la tarjeta de crédito, hay cosas en las que es fundamental gastarse unos cuartos.

Me parece muy triste que hoy en día sigan poniéndose a la venta coches que ofrezcan tan pobre protección a sus ocupantes; bien es cierto que van dirigidos a mercados en los que el precio de adquisición es fundamental, pero con unos mínimos esfuerzos estos coches podrían ganar mucho en seguridad.

En este caso, el Chery Amulet (amuletos de la suerte es lo que necesita el conductor), es un modelo que se deriva del Seat Toledo que se empezó a vender en España en el año 1991. No he visto ninguna prueba de impacto de este coche, sólo he leido las estadísticas de accidentalidad del modelo, pero a tenor de crash test realizados recientemente a el Golf Serie I o al primer Beetle, seguro que el resultado del antiguo Toledo no es tan nefasto como el de este Chery Amulet.

Los errores de diseño no se pueden arreglar con unos kg de acero en refuerzos, pero si a un diseño no muy logrado le eliminamos materiales para ahorrar…el resultado es lo que vemos, igualmente aplicable al LandWind, un modelo basado en el Opel Frontera, y al Brilliance BS6, donde el resultado es igual de lamentable.

La responsable de la prueba ha sido la revista rusa Autoreview, ya que ha empezado a venderse en dicho mercado. La intención de la marca es concienciar a los desinformados (y a veces incultos, para su desgracia) potenciales compradores rusos de los peligros que entraña el Amulet.

Por desgracia, si el precio de adquisición es prioritario, posiblemente muchos se sigan decantando por él.

Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Ramon Ferrer dijo

    Quiero reivindicar el buen nombre de la 1ª generación de Seat Toledo, de la que dicen los chinos que han “copiado” el Chery Amulet. TÜV le hizo un crash test en 1992, publicado por la revista AUTOPISTA, y os puedo asegurar que el habitáculo resistió con dignidad y gran seguridad para sus ocupantes.

    Ahora bien,si a los chinos les dá por cambiar el acero por latas de Coca-Cola vacías, nuestra SEAT no tiene la culpa, puesto que de nada vale vender unos planos si luego los chinos proceden a montar el coche como les da la real gana… Ha sido como darles los planos del Taj Mahal a Pepe Gotera y Otilio.

  2.   Luis Gaton dijo

    Hola Ramón;

    Podrías citarnos alguna fuente de ese crash test que dices? Me gustaría leerlo. No se, pero me imagino que sería la antigua prueba a 46 km/h con el 100% de superficie frontal, mucho menos exigente que la actual.
    De todas maneras, coincido contigo en que el nivel de seguridad habrá bajado debido a una construcción poco cuidada y al ahorro de materiales.

    Saludos

Escribe un comentario