Comparativa Nissan Qashqai Vs Opel Grandland X

Como siempre decimos, el segmento de los SUV es el que, con diferencia, está experimentando un mayor crecimiento en toda Europa. En lo que llevamos de año, los SUV y crossover se han llevado más del 40 % de las ventas en nuestro país, yéndose casi el 25 % a la categoría de SUV compactos o SUV-C. En los nueve primeros meses de 2018 esta categoría suma más de 250.000 matriculaciones en España.

En este segmento de los todo camino de tamaño medio, sin duda alguna, el rey es el Nissan Qashqai, al que se le conoce como el primer gran éxito de esta categoría y modelo que abrió “la veda”. Sin embargo, no son pocos sus rivales, pues todas las marcas se han subido a este carro. Uno de ellos es el Opel Grandland X. Así que, sin más preámbulos, vamos a comparar en todos los apartados al Nissan Qashqai y al Opel Grandland X. ¿Cuál es más interesante para comprar?

Diseño exterior

El reclamo principal de todo vehículo SUV es su diseño exterior, pues ya sabemos que, aunque parezcan vehículos de estilo todo terreno, todo queda en la imagen. Sus capacidades fuera del asfalto son poco mejores que las de un compacto, es decir, prácticamente nulas. Así que, veamos las claves de diseño de cada uno de nuestros protagonistas.

El Nissan Qashqai de segunda generación se vio sometido a un restyling hace poco más de un año, mejorando sutilmente algunos elementos de su diseño. La gruesa “V” cromada preside el frontal y custodia el loco de la marca de una forma en que la calandra principal pasa inadvertida. A su vez, una segunda V de mayores dimensiones, pero más discreta por su color negro, engloba prácticamente todo el frontal y comunica los faros de LED.

En el caso del Opel Grandland X, que es un modelo nuevo, de primera generación, se ha tomado una receta diferente, aunque igualmente válida. La parrilla principal cobra más protagonismo, cuidando al logo de la marca con unas “alas” cromadas en su interior. Los faros también son de LED. En la parte inferior la segunda entrada de aire también queda muy presente y recibe mucho protagonismo.

No faltan, en ninguno de los dos modelos, las típicas protecciones inferiores en los cuatro costados de la carrocería y en los pasos de rueda. Se utilizan, más que para proteger, para dar una apariencia más aventurera y robusta.

Donde más coinciden en el apartado de diseño exterior es en la vista lateral. Tanto el Nissan como el Opel tienen una silueta muy similar, buena superficie acristalada, dos líneas de tensión ascendentes (una altura de las manillas de las puertas y otra en la parte baja), barras de techo y un pequeño spoiler de techo. Además, también dejan ver parte de los faros delanteros y pilotos traseros.

Poco a destacar en la parte trasera de estos dos coches. Ambos tienen pilotos de luces con tecnología LED, un portón de maletero con generosa boca de carga y voluminosas protecciones inferiores en colores negro y gris. Tanto el Qashqai como el Grandland X buscan ganar la máxima sensación de anchura con claras líneas de diseño horizontales.

Diseño interior y calidades

Pasamos a ver los interiores y la calidad que percibimos. Ninguno de los dos modelos presenta un diseño del habitáculo sorprendente, apostando sobre seguro. Tanto en el Nissan Qashqai, como en el Opel Grandland X, todo queda bastante ordenado e intuitivo; siguiendo los patrones habituales de cada marca.

Aunque ambos utilizan el color negro brillante, el famoso piano black que tanto nos gusta (nótese la ironía), el que más abusa de ello es claramente el modelo alemán. Este acabado aparece en la zona central del salpicadero como contorno de las pantallas de infoentretenimiento y de los mandos del climatizador.

Y ya que hablamos de las pantallas de infoentretenimiento, en ninguno de los dos casos son lo mejor en cuanto a calidad de visualización y manejo, aunque la del Opel nos convence algo más que la del Nissan por su manejo y proyección de las informaciones. En los cuadros de instrumentos, que en ambos son un tanto simples, pero correctos, tenemos una pequeña pantalla en posición central para las informaciones de viaje como consumo, autonomía y cuentakilómetros parcial, entre otras cosas.

Dentro sus rivales más directos, los Peugeot 3008 y Seat Ateca transmiten una mayor sensación de calidad en el diseño del habitáculo, sobre todo en el caso del modelo francés.

Respecto a los materiales utilizados en el salpicadero y en los guarnecidos interiores de las puertas, en ninguno de los dos casos son la crème de la crème, con algunos plásticos relativamente mullidos en la parte más alta del salpicadero y otros más duros y ásperos en la zona central y baja del mismo. En cualquier caso, la sensación de ajustes es buena, como también parece que aguantarán bien el paso de los años. Una vez más, ni el modelo de nipón ni el alemán, arriesgan; pero se guardan las espaldas.

Dimensiones exteriores, espacio interior y capacidad del maletero

Longitud Anchura Altura Batalla Capacidad del maletero
Longitud Anchura Altura Batalla Capacidad del maletero
Nissan Qashqai 4.394 mm 1.806 mm 1.590mm 2.646 430 litros
Opel Grandland X 4.477 mm 1.856 mm 1.609mm 2.675 mm 514 litros

Como vemos en la tabla superior, el Grandland es algo más grande en todas sus cotas exteriores que el Qashqai. Aunque la diferencia de cada medida es leve, la suma de todas ellas repercute parcialmente en la habitabilidad interior. Pese a ello, las variaciones para el espacio de los ocupantes no es grande. De este modo, vemos que el Opel es 7 cm más largo, 5 cm más ancho y solo 1 cm más alto. En la distancia entre ejes hay 3 cm de diferencia en favor del modelo alemán.

Las plazas delanteras, como es norma general en este segmento, son bastante espaciosas y confortables incluso para personas de talla XL. En las plazas traseras, la distancia para las rodillas es muy similar, no habiendo problemas para que cuatro adultos se acomoden de forma confortable. Sin embargo, es en altura donde el Opel Grandland X gana la partida, ofreciendo más espacio y, por tanto, confort para la cabeza. La anchura es similar, aunque algo mejor en el modelo de Opel.

El modelo de Nissan y el de Opel cuentan con cinco plazas homologadas, aunque siguiendo la tónica, se da más importancia a los ocupantes de las plazas laterales, ofreciendo un menor confort y espacio al pasajero que utilice la plaza central. Ya sabéis, el respaldo es más duro y estrecho, la banqueta está algo más elevada y el túnel central dificulta la colocación de los pies. En el Opel Grandland X este quinto ocupante se sentirá algo más cómodo, pero ninguno de tus acompañantes querrá sentarse en esa plaza.

Maletero del Nissan Qashqai con el piso del maletero en su posición más alta

La mayor diferencia en cuanto a espacio de estos SUV llega en la capacidad de carga. El maletero del Opel Grandland X gana por goleada al del Nissan Qashqai, con una diferencia de 84 litros. El volumen del maletero del Nissan es de los más pequeños de la categoría C-SUV, viéndose aún menos espacioso cuando situamos el piso de carga en la posición superior. Si abatimos los asientos, el Nissan Qashqai ofrece 1.598 litros, por los 1.652 litros del Opel Grandland X.

Maletero del Opel Grandland X

Oferta mecánica

Como sabéis, tras el reciente cambio de homologaciones y el nuevo ciclo WLTP, muchos modelos han variado su oferta mecánica en las últimas semanas, habiendo algunos vehículos que todavía no ofrecen todas sus opciones. Si te preguntas por versiones más ecológicas, ninguno de los dos ofrece en su gama motorizaciones híbridas, híbridas enchufables o eléctricas. Del Nissan no sabemos nada, pero parece ser que el Opel recibirá pronto una mecánica híbrida.

Ambos ofrecen, dependiendo de las versiones, cambios manuales de seis velocidades y cajas de cambios automáticas.

La ventaja del Nissan Qashqai respecto al Opel Grandland X es que el nipón si puede contar con tracción a las cuatro ruedas, mientras que todas las versiones mecánicas del alemán envían su potencia al tren delantero. El Grandland X no ofrece tracción 4×4, pero sí un sistema de optimización de la entrega de energía y la configuración del control de tracción para intentar mejorar la motricidad en superficies deslizantes como nieve, barro o arena. Se llama IntelliGrip y es opcional.

Motorizaciones Nissan Qashqai

Denominación Nº cilindros Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
Denominación Nº cilindros Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
1.5 dCi 4 cilindros 1.461 cc 115 CV 260 Nm 4.2 l/100 km
1.6 dCi 4 cilindros 1.598 cc 130 CV 320 Nm 4.4 l/100 km
1.3 DIG-T 140 4 cilindros 1.332 cc 140 CV 240 Nm 5.3 l/100 km
1.3 DIG-T 160 4 cilindros 1.332 cc 160 CV 260 Nm 5.3 l/100 km

Motorizaciones Opel Grandland X

Denominación Nº cilindros Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
Denominación Nº cilindros Cilindrada Potencia Par motor Consumo homologado
1.2 Turbo 3 cilindros 1.199 cc 130 CV 230 Nm 5.3 l/100 km
1.5 CDTi 4 cilindros 1.499 cc 130 CV 300 Nm 4.2 l/100 km

El Nissan Qashqai, además de contar con versiones de tracción a las cuatro ruedas, ofrece mucha más variedad mecánica que el Opel Grandland X. Este último pronto incorporará el bloque 2.0 diésel de 177 CV, que ha cesado su comercialización temporalmente y que probamos hace unos meses.

Comportamiento

Si en los apartados de diseño decíamos que ni uno ni otro había decidido arriesgar, apostando en ambos casos por lo seguro, en el apartado dinámico no iba a ser menos. Estos dos modelos generalistas del segmento SUV compacto están pensados para un uso urbano y rutinario, pero ofreciendo a su vez un buen confort de marcha cuando salimos a carretera.

Aquí puedes leer nuestra prueba escrita del Nissan Qashqai en acabado Tekna y con el motor diésel 1.5 dCi de 110 CV

Si afinamos un poco más, podemos decir que el Nissan Qashqai se siente algo más ágil que el Opel Grandland X. El tarado de las suspensiones, al menos en las unidades probadas, es similar, pero el tacto y las sensaciones del japonés me han gustado más que las del alemán.

El Qashqai tiene un mejor tacto de la dirección y del cambio, aunque tampoco es que sea la panacea ni lo mejor del segmento en este sentido. Con el Opel no me he sentido tan a gusto por dos motivos: los largos recorridos de la palanca de cambios (muy típico en la marca) y, en este caso, por la menor sujeción lateral de los asientos delanteros cuando afrontamos un tramo de curvas.

En el Grandland X el tacto se nota un poco más artificial que en el Nissan. Esto no es un problema, pero la sensación que nos transmite al compararlos es que el Qashqai resulta algo más gratificante en ese sentido, más informativo.
Aquí puedes leer nuestra prueba escrita del Opel Grandland X en acabado Excellence y con el motor de gasolina 1.2 Turbo de 130 CV

Los dos modelos se encuentran bien aislados de ruidos aerodinámicos y de rodadura, más aún tratándose de dos coches de marcas generalistas. Por otro lado, resultan bastante cómodos y transmiten una grata sensación de aplomo a alta velocidad. Mientras tanto, en ciudad, las suspensiones absorben bien las irregularidades y los famosos resaltos. En este sentido, aunque la diferencia es leve, el Opel Grandland X me ha parecido algo más confortable, sin desprestigiar por ello el trabajo realizado en el Nissan Qashqai.

Fuera del asfalto, las capacidades dinámicas son mínimas en los dos coches; aunque serán mejores en el Nissan siempre y cuando nos decantemos por la tracción 4×4.

Sistemas de seguridad

Vamos con un apartado de vital importancia, los asistentes a la conducción y sistemas de seguridad activa. Como siempre, depende del nivel de equipamiento y de los sistemas opcionales adquiridos.

Tanto en el Nissan como en el Opel podemos contar con luces automáticas, sensor de lluvia, detector de fatiga, alerta de salida involuntaria de carril, luz de carretera automática, faros de LED (modulares en el Opel), reconocimiento de señales de tráfico, frenada automática de emergencia, control de velocidad de crucero adaptativo, asistente de aparcamiento, cámara de 360 grados y alerta de tráfico cruzado posterior, entre otros. Por tanto, pueden ir muy bien equipados en cuanto a seguridad se refiere.

Resultado EuroNCAP

Aunque ambos obtienen las famosas 5 estrellas EuroNCAP, en la siguiente tabla os dejamos las puntuaciones.

Nissan Qashqai Opel Grandland X
Nissan Qashqai Opel Grandland X
Ocupante Adulto 88 % 84 %
Ocupante Infantil 83 % 87 %
Peatones 69 % 63 %
Seguridad Activa 79 % 60 %

Una vez más, las diferencias son mínimas, estando muy igualados en cuanto a protección para adultos y niños. Menos similitudes encontramos en las puntuaciones sobre el equipamiento de seguridad activa y asistentes a la conducción que nos ofrecen de serie, estando por encima el modelo de Nissan.

Precios

El precio de partida del Nissan Qashqai en su versión más accesible -acabado Visia y motor 1.3 DIG-T de 140 CV- arranca en los 22.800 euros (18.500 euros con descuentos) según el configurador. La versión diésel más económica -1.5 dCi de 115 CV- parte de los 24.000 euros (18.850 euros con descuentos).

Por su parte, el Opel Grandland X, según el configurador y sin descuentos, en su variante de acceso -acabado Selective y motor 1.2 Turbo de 130 CV- parte de los 23.400 euros, aunque sin añadir los descuentos. El motor diésel parte de los 24.122 euros. En cualquier caso, el configurador de Opel está siendo actualizado y no informa de los descuentos que se podrían aplicar a esa cuantía.

Como veis, los precios recomendados son bastante parejos para las versiones más accesibles. En un equipamiento intermedio-alto, como podría ser el N-Connecta para el Nissan y el Design Line para el Opel, parten de los 26.088 y 26.600 euros respectivamente (sin descuentos).

Conclusiones

Durante todo el artículo habéis visto que el Nissan Qashqai y el Opel Grandland X son bastante parejos en cuanto a diseño, tecnología, seguridad y precio. La diferencia más notable llega cuando hablamos de habitabilidad, siendo el crossover de Opel más espacioso y aprovechable tanto por espacio para los ocupantes, como en volumen de maletero. Eso sí, el tacto de conducción nos ha resultado más satisfactorio con el Nissan. Por su parte, los precios sin descuentos son muy similares.

Yo, particularmente, si tuviera que decantarme por uno de los dos, me quedaría con el Nissan Qashqai; siempre y cuando, eso sí, el máximo espacio en el interior y en el maletero no fuera algo primordial.

Nissan Qashqai 1.5 dCi 110 CV Tekna

Nissan Qashqai 1.5 dCi 110 CV Tekna
Opel Grandland X 1.2 Turbo 130 CV Excellence

Opel Grandland X 1.2 Turbo 130 CV Excellence
Puntuación 4.5 estrellasPuntuación 3.5 estrellas
17.900 a 31.95025.100 a 39.800
  • Diseño exterior
    Editor: 70%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 55%
  • Plazas delanteras
    Editor: 80%
  • Plazas traseras
    Editor: 75%
  • Maletero
    Editor: 70%
  • Mecánica
    Editor: 90%
  • Consumos
    Editor: 95%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 80%
  • Diseño exterior
    Editor: 60%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 60%
  • Plazas delanteras
    Editor: 90%
  • Plazas traseras
    Editor: 95%
  • Maletero
    Editor: 90%
  • Mecánica
    Editor: 80%
  • Consumos
    Editor: 75%
  • Confort
    Editor: 85%
  • Precio
    Editor: 90%

Otros rivales de los Nissan Qashqai y Opel Grandland X

Citábamos al inicio de esta comparativa que el segmento SUV compacto es el que mayor crecimiento está experimentando y, por tanto, pocas son las marcas que no quieren entrar con todo su arsenal en esta categoría. Como rivales de marcas generalistas del Nissan Qashqai y el Opel Grandland X podemos citar los Ford Kuga, Hyundai Tucson (prueba), Jeep Compass, Kia Sportage, Mazda CX-5 (prueba), Mitsubishi Eclipse Cross (prueba), Peugeot 3008 (prueba), Renault Kadjar (prueba), Seat Ateca (prueba), Skoda Karoq (prueba), SsangYong Korando (prueba), Subaru XV (prueba), Suzuki S-Cross y Volkswagen Tiguan (prueba).

En resumen

Puntos positivos del Nissan Qashqai

  • Agilidad dinámica
  • Amplia gama mecánica con opción a 4×4

Puntos negativos del Nissan Qashqai

  • Sistema de infoentretenimiento
  • Habitabilidad y capacidad del maletero inferior a la media

Puntos positivos del Opel Grandland X

  • Mayor capacidad interior y volumen del maletero
  • Facilidad de uso

Puntos negativos del Opel Grandland X

  • Puesta a punto muy orientada al confort
  • Reducida gama mecánica
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Nissan, Opel

Amante de todo lo que se mueva gracias a la energía de un motor y apoye en asfalto a través de neumáticos. Durante mi infancia buscaba, entre los coches estacionados, el velocímetro con la cifra de velocidad punta más alta. Por fortuna para mí, en aquellos tiempos no estaban de moda los cuadros digitales. Aprender, aprender y aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.