Ford Bronco 2021: El mito regresa con ganas de comerse el segmento TT

Las críticas y comparaciones son odiosas y, por regla general, no suelen gustar. Sin embargo, son muy necesarias si queremos mejorar como personas y profesionales. Este axioma podríamos aplicarlo también al sector del automóvil, pues muchas son las ocasiones en las que decimos que tal o cual modelo se parecen mucho entre sí. Hoy os contamos el caso del nuevo Ford Bronco, un todo terreno que, si la marca se descuida, no llega a presentar.

Y no es por falta de interés, sino que el proyecto del Bronco ha sufrido tantos retrasos y filtraciones que ya parecía un chiste. El caso es que tras casi un cuarto de siglo de ausencia regresa para demostrar que nunca dejó de estar ahí. Además, lo hace para poner contra las cuerdas a otro mítico del segmento todo terreno: el Jeep Wrangler. Y de ahí la comparación, pues el Blue Oval se ha «fijado en él» para dar forma a su nueva criatura.

La estética del Ford Bronco es atractiva y muy robusta

Cuando Ford anunció que rescataría del olvido la denominación Bronco anunció que su estética sería muy fiel al concepto original. Los primeros teasers e imágenes espía apuntaban a ello con fidelidad, sin embargo fue una filtración la que dio al traste con la sorpresa. Y sí, el equipo de diseño de la firma ha sabido plasmar sobre una carrocería moderna toda la esencia de aquel modelo que supo conquistar el corazón de los apasionados al TT.

Así, encontramos líneas muy cuadradas que dan forma a tres tipos de carrocerías. Siguiendo la estela del Wrangler ofrece versiones de dos y cuatro puertas con techo desmontable. Además, y como mencionamos aparece una variante Sport que, aún teniendo cuatro puertas, ofrece una estética más enfocada al asfalto. Eso sí, en todas se mantiene el aire de familia que queda remarcado en la parrilla y líneas básicas.

Artículo relacionado:
La familia Ford Bronco debuta al completo en este intenso vídeo teaser

Con todo, los aspectos clave que desmarcan al Ford Bronco de sus rivales son los siguientes. En primer lugar por los grupos ópticos circulares con ese «iris» que los atraviesa. Ambos elementos flanquean hasta tres tipos de parrillas que, en función del a versión ofrecen uno u otro diseño. La altura del capó y las líneas de expresión que le dotan de vida son poderosas, extendiéndose por los pasos de rueda y puertas, cuando están puestas.

En la vista lateral destaca la altura libre al suelo, que puede variar dependiendo de la configuración. Las puertas, como es normal, varían en número y formato según el tipo de carrocería. Además, los pilares y largueros del techo pueden ir pintados en otro tono diferente al de la carrocería. Por último está la zaga. En ella encontramos dos tipos de portón y un diseño macizo que se refleja en los grupos ópticos y líneas del paragolpes o luneta.

Interior de elevada calidad y muy tecnológico para ser un TT

Si la estética exterior del Ford Bronco impone por su rudeza, en el interior la situación es completamente distinta. Todos esperábamos un habitáculo espartano creado con materiales bien ensamblados pero de calidad justa. Sin embargo, la sorpresa ha sido muy grata pues el Blue Oval ha apostado por ofrecer varias configuraciones aunque todas con un punto común: un elevado cuidado por el detalle, gran nivel tecnológico y estilo retro.

Esto se aprecia en el diseño del salpicadero, volante y la ubicación de los principales controles. De entrada, todos los Bronco incluirán una pantalla central táctil de 8 pulgadas que puede ser de 12 pulgadas. Gracias a ella el conductor podrá manejar parámetros como el sistema infotainment Sync 3 o Sync 4. Además, podrá incluir cámara 360º para facilitar el desplazamiento por zonas complicadas o, simplemente, ayudar con el aparcamiento.

La digitalización también llega al cuadro de instrumentos, aunque este elemento es opcional. En cuanto a la capacidad del habitáculo, las cifras no han sido anunciadas pero sí que podrá acoger en su interior desde dos a cinco pasajeros. Además, como característica diferencial frente al Wrangler, podrá guardar las puertas y techo desmontable en bolsas específicas y cargarlas en su interior. Por último, no queríamos pasar por alto un detalle: el logo del volante es el caballo Mustang, el mismo que da vida al mítico pony car de Ford.

Por técnica y mecánica el Ford Bronco está a gran nivel

Antes de entrar en la parte técnica y mecánica: ¿recordáis cuando os hablamos del G.O.A.T. Modes del Bronco? Si no es así, podéis echar un vistazo a este post y si es así, os contamos qué significa. Todos pensábamos que iba a ser un modo de conducción off road más puro y duro pero no, no es así. Con esta denominación Ford rebautiza a su conocido Terrain Management y agrupa a los diferentes modos de conducción disponibles en el Bronco.

Cada versión cuenta con cinco modos diferentes, denominados: Normal, Eco, Sport, Slippery y Sand. Pero además, existen los Mud/Ruts y Rock Crawl al estilo Mohave del Wrangler. Todo acompañado por un sistema Trail Control con control de crucero adaptado a campo y asistencia de giro para mejorar el comportamiento en ruta. Y cuando conocemos estos secretos, pasamos a contaros cómo quedará compuesta su oferta mecánica.

Artículo relacionado:
G.O.A.T. MODES: lo último de Ford en la oficina de patentes americana

De inicio, la gama está formada por dos mecánicas de gasolina turboalimentadas pertenecientes a la familia EcoBoost. El primero es un 2.3 litros con 273 CV de potencia y 420 Nm de par máximo. En segundo lugar aparece un 2.7 litros en configuración V6 con un rendimiento de 314 CV y un par máximo de 542 Nm. Ambas opciones están gestionadas por una transmisión de corte manual con 7 relaciones única en la categoría.

A continuación debemos mencionar la oferta del Bronco Sport. A diferencia de los dos y cuatro puertas ofrece otra gama mecánica. Aquí encontramos un bloque 1.5 EcoBoos con tres cilindros y 184 CV y 259 Nm de par máximo y un 2.0 EcoBoost de 249 CV y 259 Nm de par máximo. En ambos casos, asociados a una transmisión automática de ocho relaciones que, como en su hermano menor, envía la fuerza a las cuatro ruedas.

¿Llegará el Bronco a Europa? Por ahora es una incógnita

Teniendo en cuenta lo que os hemos contado del Ford Bronco sería raro verlo en Europa. La puesta a punto de su chasis y técnica no están puestos a punto al gusto europeo. Entre las «chucherías» más destacables tenemos los ejes Dana 44 o el diferencial delantero Dana AdvanTEK. Con todo, esta situación no es impedimento para que el Grupo FCA haga lo propio con el Wrangler. No obstante, la situación de uno y otro modelo es diferente.

El Wrangler lleva muchos años a la venta en el Viejo Continente y el Bronco no deja de ser un novato. Por tanto, es lógico que el Blue Oval quiera centrar su atención en su mercado local y dejar para más adelante una posible expansión. Habrá que ver si son capaces de hacer sombra al heredero del Willys, porque aunque un par de años más veterano cuenta con una legión de fans dispuestos a todo ¿o no?

Fuente – Ford


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.