Cadillac es la firma premium del grupo americano General Motors. Su origen, calidad justa de sus productos y diseño a la americana la han encasillado como una marca semi-premium. Su gama de modelos en Europa es corta, pues sólo cuenta con cuatro modelos y de ventas limitadas. El ATS es el encargado de abrir la gama proponiendo una carrocería sedán, propulsión trasera, una calidad razonable y una mecánica gasolina con 276 cv.

El modelo de representación de Cadillac es el CTS. Es el típico modelo premium americano: gran tamaño, diseño, lujo y mecánicas de cilindrada y potencia desmesurada. Su público es más americano que europeo como demuestran sus ventas en nuestro continente. La gama mecánica sólo contempla bloques gasolina con potencias de entre 246 cv a 564 cv. A nivel carrocería cuenta con una versión familiar denominada Station Wagon.

La firma americana también cuenta con dos modelos en el segmento SUV. El Cadillac SRX es grande, potente, cuenta con un diseño original y deportivo. Su calidad interior está a buen nivel y sus posibilidades de equipamiento son amplias. Sólo se vende con tracción a las cuatro ruedas y un precio que lo sitúa a la altura de rivales como el Volvo XC90 o BMW X5.

Cierra la gama de Cadillac el gran SUV Escalade. Este modelo es un auténtico mastodonte pues es de los más grandes, pesados y llamativos del mercado. Sólo se vende con un bloque gasolina con 6.2 litros configuración V8 y cambio automático. Su equipamiento y calidad está a gran nivel, pero aún se encuentra un paso por detrás de sus principales rivales europeos.