Nos subimos al Porsche Panamera 4S y estas son nuestras primeras impresiones

Aún no se ha cumplido un año desde que tuviéramos la oportunidad de conocer algunas de las mejores obras del artista Pop Art Andy Warhol, cuando la marca alemana Porsche vuelve a unir el mundo del arte y los coches. Al igual que ocurrió en esa ocasión, disfrutamos de este estilo en Centro Porsche Sevilla, concesionario oficial de la marca en la ciudad andaluza que acogió, esta vez, la bautizada como Caravana Pop Art by Rob Lichtenstein, el artista que firma las obras que pudimos ver en este magnífico escenario. Además, y como plato fuerte de estas líneas, tuvimos el privilegio de probar el nuevo Porsche Panamera. ¡Menudo día!

Si Andy Warhol es uno de los máximos exponentes del Pop Art, Rob Lichtenstein es otro de los artistas más conocidos en este estilo. El mismo firma algunas de las mejores obras que podemos ver en el Pop Art, obras que están valoradas en cientos de miles de euros. En total pudimos ver hasta 10 obras repartidas de manera estudiada por el concesionario Centro Porsche Sevilla, un conjunto de diez que como en la anterior ocasión estaban custodiadas por dos modelos de la marca vinilados.

Para rendir tributo a Andy Warhol, la marca elegía el Porsche 911 Turbo S y el Porsche Boxster Spyder. Para hacer lo propio este año, en la segunda edición de esta Caravana Pop Art, la compañía ha vuelto a elegir a la familia Boxster, en concreto al nuevo Porsche 718 Boxster, y en lugar del 911, ha plantado un “señor” Porsche Macan Turbo, un coche que cuenta con 400 caballos de potencia y una fachada imponente. Precisamente en las “fachadas” de ambos modelos se colocaba un vinilado especial que homenajea a ciertas obras del artista Pop Art protagonista de esta segunda edición. Una combinación de colores y formas digna de admirar en persona.

Las diez obras de Rob Lichtenstein que se mantuvieron expuestas en Centro Porsche Sevilla y que hasta julio recorrerán diferentes concesionarios de la marca, son realmente interesantes de conocer. Hay que tener en cuenta que en nuestro país solo hay expuestas tres obras del artista estadounidense, una en el Museo Reina Sofia, otra en Plaza de Colón de Barcelona y la última en el Thyssen-Bornemisza. Para transportar las obras se ha vuelto a confiar en las curiosas maletas que pudimos ver en la edición pasada que pesan 150 kilogramos y se mueven gracias a unas llantas GTS monotuercas. Un conjunto al que no le falta detalle.

Primer contacto: nuevo Porsche Panamera 4S

Tras admirar por unas horas las obras del artista Rob Lichtenstein, llegó la hora de conocer otro tipo de arte. Hablamos de la peculiar manera que tiene Porsche de hacer coches que le ha llevado a la posición que hoy ocupa, la de ser una de las marcas que mejor define un deportivo. El Porsche Panamera no es un deportivo al uso, es una berlina con la que puedes llevar a tus hijos al colegio, pero por sus venas corre la misma sangre que en un 911.

La nueva generación del Porsche Panamera ha corregido esos errores que cometió la primera. Contamos con un diseño más esbelto, más cercano al del resto de modelos de la marca. Su línea es pura poesía y destaca por el cuidado en los detalles. En esta segunda edición, pese a que el diseño parezca continuista, ha cambiado todo. Y es que contamos con nueva plataforma, nuevos motores y una transmisión también con importantes mejoras.

Lo más destacado de su estética, además de su parte frontal agresiva que recurre a nervios en el capó y diferentes elementos aerodinámicos, son los hombros de su carrocería que marcan el carácter musculoso y deportivo de esta berlina. Su cuerpo ha crecido, hasta los 5,20 metros de longitud, pero mantiene las mismas cifras de peso. Esto ha sido posible gracias a la utilización de materiales como el aluminio en su carrocería.

Su interior, de la misma manera, cambia por completo, y en donde veíamos más botones que en la cabina de un Boeing 777, ahora encontramos una consola central con una gran pantalla de 12,3 pulgadas de control táctil y una botonería digital. Este último tipo de manejo ha dejado en el paso a los botones físicos, otorgando un aspecto más moderno y limpio. Las plazas traseras disfrutarán también de una pantalla, esta vez de 7 pulgadas, que se coloca en el mismo túnel de transmisión.

Y como no podía ser de otra manera en una berlina, disfrutamos de mucho espacio en las plazas delanteras e igualmente gran comodidad en las plazas traseras. Estamos ante una berlina que supera los cinco metros, y aunque claramente mantenga un enfoque deportivo está pensada para dotar de confort a los ocupantes. Contamos con cuatro plazas de espacio desahogado y un maletero de unos 500 l. de cubicaje.

Aunque en este primer contacto únicamente hemos podido probar una mecánica, que pasaremos a desglosar en las siguientes líneas, el Porsche Panamera aterriza con varias opciones gasolina, que arranca en 330 caballos de potencia, una diésel y una híbrida. Todas están relacionadas con la caja de cambios automática PDK y, de la misma manera, todas llevarán la tracción total gobernando el conjunto. Eso sí, la versión de acceso puede ser de propulsión.

En nuestro caso tuvimos la oportunidad de subirnos a la versión Porsche Panamera 4S Diésel, la opción diésel que cuenta con un motor V8 de 4.0 litros y 422 caballos de potencia. Cuenta con la transmisión PDK de ocho velocidades, caja de cambios automática de doble embrague. Su aceleración de 0-100 km/h es de 4,5 segundos y su velocidad máxima de más de 280 km/h. Sobre el papel, un auténtico misil diésel en el que puedes llevar cómodamente a tus dos hijos.

Y fuera de las letras y números, y solo poniendo atención en los sentidos, todo lo que adelanta en papel el Porsche Panamera 4S Diésel es poco para lo que puede sentirse. Este motor empuja como un toro salvaje, dejándote pegado al asiento como un chicle hace con el asfalto. Las reacciones de este motor son impresionantes, estando lleno desde bajas vueltas y exprimiendo la energía hasta bien arriba del cuentarrevoluciones. La caja de cambios PDK tiene mucha culpa en estas reacciones, pues sigue siendo la mejor del mercado con un funcionamiento suave y muy preciso.

El motor acelera como un animal, pero es que el cuerpo parece el de un guepardo. Se mueve de forma atlética, con un chasis digno de admirar.  Que se beba la curvas es gracias, entre otros, al eje trasero direccional, montado por primera vez. La dirección, asistida electrónicamente, es precisa y directa, y lleva esta berlina de más de cinco metros donde miran tus ojos. Para gobernar todos estos apartados encontramos el paquete Sport Chrono, sistema que cuenta con cuatro modos de conducción para adaptar tu Panamera a cada situación.

En este primer contacto hemos comprobado que el Porsche Panamera, en su segunda generación, mejora en todos los apartados. Aunque aún tenemos que descubrir más de esta gran berlina. Será en una prueba de larga duración que te ofreceremos muy pronto. Antes de terminar damos las gracias desde Actualidad Motor a Centro Porsche Sevilla por cedernos esta unidad.

Galería de imágenes

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Escribe un comentario