Prueba Subaru Forester Eco Hybrid Symmetrical AWD (con vídeo)

Prueba Subaru Forester Eco Hybrid

Aunque nuestras calles y carreteras están plagadas de SUV, muy pocos de ellos son verdaderos todocamino. De hecho, la mayoría que se venden son de tracción simple y no tienen neumáticos ni ángulos inferiores adecuados para salir del asfalto más allá que para pisar un camino bastante sencillo. Una de las excepciones es la de la marca Subaru, como así demuestra este Subaru Forester de quinta generación.

Además, para adaptarse a los nuevos tiempos, la marca japonesa introduce una mecánica híbrida totalmente nueva. Mantiene el tradicional bóxer de gasolina con 2 litros y admisión atmosférica, pero también recurre a un pequeño motor eléctrico para ahorrar combustible, mejorar la respuesta a baja velocidad y, de paso, obtener la preciada etiqueta Eco de la DGT. Así es el nuevo Subaru Forester Eco Hybrid.

Un relevo generacional que sabe a restyling

A nivel estético el Forester sigue viéndose como un modelo de aspecto robusto y con ciertos detalles agresivos, como las formas del paragolpes o la mirada de sus faros. Como sabéis, la iluminación LED diurna hace un guiño a los cilindros horizontales de los motores bóxer. Por su parte, la calandra hexagonal está muy marcada, pero no es de enormes dimensiones.

Mientras tanto, en el lateral tenemos una forma sencilla que busca aprovechar al máximo el espacio en el interior. Destacan las notables protecciones inferiores, las llantas de 17 pulgadas calzadas con neumáticos de perfil generoso, mucha superficie acristalada y las barras de techo. Visualmente se percibe como un vehículo alto, y así es.

Prueba Subaru Forester trasera

La parte posterior es la más característica de la nueva generación. Ahora recurre a unos pilotos de LED en forma de boomerang, que vuelven a hacer un guiño al motor bóxer. Además, el contorno de la luneta y la banda central van en negro brillo, aportando un toque de elegancia. Mientras, vemos que la boca del maletero es muy amplia para facilitar la carga y descarga.

Dimensiones y cotas del Subaru Forester

El nuevo Forester mide 4,62 metros de largo, 1,81 de ancho y 1,73 de alto, además de tener una batalla de 2,67 metros. En cuanto a las cotas inferiores, tenemos una altura libre al suelo de 22 cm y unos ángulos de 20,2 grados para la entrada, 25,9 para la salida y 21 grados de ventral.

Un interior poco estilizado, pero bien resuelto

Prueba Subaru Forester salpicadero

Si damos el salto al habitáculo, el diseño general es muy del estilo Subaru. Es decir, no tiene grandes similitudes con los vehículos europeos. La apariencia es más robusta y no hay tantos estilismos, pero no tiene porque ser un punto negativo. Ya sabéis, sobre gustos no hay nada escrito, dicen…

De este modo, nos topamos con un volante multifunción de buen tacto pero saturado de botones a mi modo de ver, así como con un cuadro de instrumentos sencillo y correcto con una pantalla digital entre los dos diales.

En la parte alta y central del salpicadero se ubica una pequeña pantalla que nos muestra detalles de funcionamiento en tiempo real, como el trabajo de la tracción total, estado del sistema híbrido o ángulos de inclinación de la carrocería entre otras cosas, como también la temperatura o la hora.

Prueba Subaru Forester pantalla información

Echo en falta iluminación ambiental para sentirnos un poco más acogidos en el habitáculo, ya que durante la noche se ve demasiado oscuro

Justo debajo está la pantalla principal de infoentretenimiento, que es de 8 pulgadas de serie con Apple CarPlay y Android Auto. Es mejorable porque cuando la luz incide de forma directa no se ve del todo bien y tampoco es que su fluidez sea de lo mejorcito del mercado, pero podemos darle un aprobado. Un poco más abajo están los mandos del climatizador, que es sencillo y fácil de manejar.

Por otro lado, pese a que la apariencia del salpicadero no está muy trabajada, los materiales son buenos y resistentes, mientras que tampoco se le puede recriminar nada a los ajustes. Por cierto, las unidades en acabado Executive Plus vienen con techo solar y asientos de cuero con memoria de serie, mientras que todos los Subaru Forester traen asientos delanteros con calefacción.

Muchísimo espacio en las dos filas de asientos

Una de las mayores bondades del Subaru Forester Eco Hybrid es su espacio interior. En las plazas delanteras el conductor y su acompañante viajan realmente holgados en todos los sentidos, contando también con una postura del asiento alta y de amplios reglajes. A esa gran impresión de amplitud ayuda la generosa superficie acristalada.

También es destacable el gran número de huecos para dejar objetos en estas plazas delanteras.

Prueba Subaru Forester plazas traseras

Si saltamos a las plazas traseras, incluso dos adultos corpulentos y muy altos viajarán cómodamente. El espacio para la cabeza es muy bueno, pero destaca aún más el hueco que tenemos para las piernas y pies. Es más, este es uno de esos coches en los que podríamos llegar a hacer un trayecto relativamente largo con cinco ocupantes, aunque lógicamente el que ocupe la plaza central no irá tan cómodo como el resto.

A esto hay que añadir que el túnel de transmisión no es excesivamente molesto, y también que nos encontramos con salidas de aire traseros y dos tomas USB. Tal vez la única lástima es que la banqueta no se pueda deslizar unos cuantos centímetros para repartir el espacio entre el habitáculo y el maletero. Por lo demás, perfecto.

Y hablado de maletero, la capacidad de carga de este nuevo Subaru Forester es de 509 litros, no siendo de los más grandes si tenemos en cuenta su longitud total. Por lo demás, tiene unas formas aprovechables aunque se nota la presencia de los pasos de rueda, varios ganchos para colgar bolsas y en nuestro caso una alfombra de goma en la base. Todo ello se cubre con un estor enrollable y desde el maletero se pueden tumbar los asientos en partes asimétricas.

Prueba Subaru Forester maletero

Subaru Forester, un híbrido no enchufable de prestaciones justas

Como decíamos al inicio, el Subaru Forester Eco Hybrid es un vehículo híbrido no enchufable, combinando una mecánica de gasolina con una máquina eléctrica. El motor de gasolina es un 2.0 bóxer sin turbo que, según la marca nipona, cuenta con un 80 % de piezas nuevas en comparación con el anterior. Ofrece 150 CV a 5.600 rpm y un par máximo de 194 Nm a 4.000 vueltas.

Mientras, el propulsor eléctrico va integrado en el cambio automático Lineartronic. De este modo, también el motor eléctrico reparte su energía entre las cuatro ruedas, y no solo en un eje. La energía capaz de ofrecer es 16,7 CV y 65 Nm de par, siendo alimentado por una pequeña batería de 0,6 kWh.

Prueba Subaru Forester híbrido motor e-boxer

A diferencia de otros modelos híbridos, en el caso de esta mecánica e-Boxer la parte eléctrica no suele mover por sí sola al coche, aunque lo hace en determinados momentos. Sino que principalmente sirve de apoyo, como energía extra en aceleraciones y ayudando especialmente en las arrancadas a baja velocidad.

De este modo, las principales ventajas son: la etiqueta Eco, reducción del consumo en cerca de un 10 %, mejor aceleración desde parado, menos ruidos y comportamiento más suave, así como un mejor rendimiento fuera del asfalto.

Según la ficha técnica, el Subaru Forester Eco Hybrid hace el 0 a 100 en 11,8 segundos y llega a los 188 km/h de velocidad máxima. Pueden parecer unas prestaciones malas para un coche de 150 CV, pero recordemos que es un SUV de verdad, con tracción a las cuatro ruedas permanente, cambio automático y sin sobrealimentación por turbo.

Al volante del nuevo Subaru Forester Eco Hybrid

Pruébalo antes de firmar la compra

Prueba Subaru Forester lateral

Antes de comprar el Subaru Forester, es importante realizar una pequeña prueba de conducción. Si estamos acostumbrados a los motores con turbo, nos puede dar la sensación de que este coche “no anda” lo suficiente. Y es que la respuesta es mucho más progresiva, habiendo que adaptarse también al funcionamiento del cambio Lineartronic, que es un CVT.

Y dicho lo anterior, el Forester es un vehículo con un comportamiento tranquilo. Se muestra a gusto circulando con suavidad, sin prisas y a ritmos dentro de la legalidad (o de la normalidad). Si pretendemos ir rápido, el motor no ofrecerá una respuesta suficiente y girará siempre en la zona alta del cuentavueltas, la suspensión no contendrá bien las inercias y el coche no será capaz de seguir la trayectoria que indicamos con el volante.

Un coche comodísimo para devorar kilómetros con tranquilidad

Prueba Subaru Forester perfil trasero

Todo ello porque tiene una configuración orientada clarísimamente al confort, y también a la circulación fuera del asfalto. Es decir, cuenta con unas suspensiones blandas, una carrocería elevada y unos neumáticos con bastante balón para los estándares actuales. Esto penaliza en conducción deportiva, pero resulta una gran ventaja al rodar tranquilo.

Y es que este coche es un auténtico vehículo rutero. Se siente un vehículo muy cómodo tanto para conducir como para ir de acompañante, tanto en ciudad como en autopista. Las suspensiones absorben perfectamente los baches, cuidando con mimo a todos los ocupantes y reduciendo la fatiga a la hora de recorrer muchos kilómetros.

Lógicamente, cuando afrontamos un puerto de montaña o una carretera con muchas curvas es mejor tomarlo con calma para evitar grandes inercias.

Prueba Subaru Forester perfil delantero

A esto hay que añadir que los asientos son realmente agradables y grandes, haciendo que nos sintamos muy cómodos. Para el conductor, además, la postura de conducción es muy buena gracias a los amplios reglajes que benefician tanto a los conductores más altos como a los más pequeños.

Offroad

Tratándose de un Subaru, no hemos podido resistirnos a salir del negro asfalto y circular por pistas. Obviamente no es un todoterreno de lo más capaz, pero sí se desenvuelve mejor que prácticamente cualquier otro SUV.

Prueba Subaru Forester offroad

Gracias a esas suspensiones tan blanditas y al generoso perfil de los neumáticos, el comportamiento aquí es mucho mejor que la mayoría de sus rivales. La carrocería no da constantes y bruscas sacudidas ante cualquier bache, y permite mejorar la motricidad. Además, gracias al apoyo eléctrico del sistema híbrido tenemos más par que se reparte entre las cuatro ruedas a baja velocidad.

Y si la cosa se pone complicada, tenemos el selector X-Mode que nos permite variar la entrega de energía, el funcionamiento de la caja de cambios y el modo de actuación de las ayudas electrónicas; mejorando aún más las posibilidades ante situaciones adversas. Por supuesto, en este buen comportamiento también influyen los buenos ángulos inferiores de la carrocería y su altura libre de 22 centímetros.

Seguridad Top gracias al EyeSight

Prueba Subaru Forester EyeSight

Vamos rematando esta prueba con el nuevo Forester, pero antes de hablar de consumos, conclusiones y precios debo detenerme en estos dispositivos, en estas dos cámaras. Los que conocéis la marca ya sabéis que se trata del EyeSight, un dispositivo que mejora considerablemente la seguridad activa del coche.

Estas cámaras son las encargadas de que los modelos de Subaru tengan la actual reputación de seguridad. Monitorizan todo lo que ocurre por delante de nosotros y aportan funciones como el control de crucero adaptativo, alerta de salida de carril, ayuda al mantenimiento en el carril, aviso de avance de vehículo delantero, frenada automática de emergencia y detección de peatones entre muchos otros.

Conclusiones

Y ahora sí, vamos con las conclusiones. Al grano: ¿Me compraría un Subaru Forester? Pues personalmente me gusta algo más el Outback, pero ni mucho menos le haría ascos a este Forester. Tiene mucha seguridad, un rodar muy cómodo, llevamos etiqueta Eco de la DGT y no le teme en absoluto a salir del asfalto.

Prueba Subaru Forester volante

Pero todo tiene sus matices. Recomendaría este coche para familias que de verdad vayan a salir con frecuencia del asfalto, porque sus capacidades por caminos y pistas son realmente buenas. Además, tenemos mucho espacio en todas las plazas y en el maletero, es un modelo agradable de conducir y el respaldo de una marca tan reconocida a nivel mundial como es Subaru.

Por el contrario, si prácticamente nunca vas a pisar la tierra, no te recomiendo este vehículo. ¿Por qué? Pues porque esas mejores aptitudes offroad penalizan parcialmente en el asfalto si pretendemos llevar una conducción alegre, ya que este Forester no se siente nada a gusto a ritmo ágil.

Y probablemente el gran “pero” de este Subaru Forester Eco Hybrid, pese a ser un híbrido, es el consumo. Tened en cuenta que lleva un motor 2 litros atmosférico, cambio CVT, tracción total permanente, una carrocería voluminosa y pesa más de 1.700 kilos en vacío.

La parte positiva es que el consumo es bastante estable, o lo que es lo mismo, no varía demasiado entre el uso en ciudad y carretera. En carretera hemos medido 8,3 litros, mientras que en ciudad lo habitual es estar cerca de esa cantidad, alrededor de los 8,5. En carreteras llanas de doble sentido y circunvalaciones nos movemos alrededor de los 7, mientras que en campo sube bastante. Al final, el consumo mixto de toda nuestra prueba ha sido de 8,7 l/100 km.

Equipamientos Subaru Forester

Prueba Subaru Forester parrilla

Sport Plus

  • Volante y palanca de cambios en cuero
  • Tapicería de tela
  • Asientos calefactables
  • Pedales de aluminio
  • Climatizador bizona
  • Elevalunas eléctricos en las cuatro ventanillas
  • Tres tomas de corriente de 12 voltios
  • Luces automáticas LED
  • Lavafaros
  • Llantas de aluminio de 17 pulgadas
  • Spoiler y raíles de techo
  • Pantalla de 8 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto
  • Reconocimiento de voz
  • Siri Eyes Free
  • Levas en el volante
  • Control de crucero adaptativo
  • SiDrive (Modos de conducción)
  • X Mode
  • Freno de estacionamiento eléctrico
  • Frenada pre-colisión automática
  • Aviso de salida de carril con ayuda al mantenimiento en el mismo
  • Control del acelerador
  • Aviso de avance de coches delantero

Executive

  • Asientos delanteros eléctricos (con memoria para conductor)
  • Acceso y arranque manos libres
  • Portón trasero automático
  • Luces largas automáticas
  • Carcasas de los retrovisores exteriores en plateado
  • Cristales traseros oscurecidos
  • Cámara de marcha atrás

Executive Plus

  • Asientos de cuero
  • Techo solar automático
  • Acceso con código PIN

Precios Subaru Forester

Prueba Subaru Forester trasera

Motor Cambio Tracción Acabado Precio
Motor Cambio Tracción Acabado Precio
2.0 bóxer Eco Hybrid Lineartronic AWD Sport Plus 34.650 €
2.0 bóxer Eco Hybrid Lineartronic AWD Executive 37.350 €
2.0 bóxer Eco Hybrid Lineartronic AWD Executive Plus 38.850 €

Opinión del editor

Subaru Forester Eco Hybrid
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
34.650 a 38.850
  • 80%

  • Subaru Forester Eco Hybrid
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 13 de agosto de 2021
  • Diseño exterior
    Editor: 70%
  • Diseño habitáculo
    Editor: 70%
  • Plazas delanteras
    Editor: 90%
  • Plazas traseras
    Editor: 95%
  • Maletero
    Editor: 75%
  • Mecánica
    Editor: 60%
  • Consumos
    Editor: 40%
  • Confort
    Editor: 80%
  • Precio
    Editor: 75%

Pros

  • Comportamiento confortable y rutero
  • Capacidades fuera del asfalto
  • Gran espacio interior

Contras

  • Diseño interior algo barroco
  • Respuesta perezosa de la mecánica
  • Consumo elevado

Galería Subaru Forester


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.