Qué pasa si se rompe el embrague del coche en marcha

Qué pasa si se rompe el embrague del coche en marcha

El embrague es una parte vital de un coche. Sin él, no se puede cambiar de marcha y es imposible algo tan básico como sacar la que tenemos metida para poner punto muerto. Al menos, así sería si no se saben algunos trucos que nos pueden ayudar si se rompe el embrague del coche en marcha.

Si nos vemos en esa circunstancia, el pedal del embrague se hundirá y ya no tendremos control sobre la caja de cambios. Algo que nos condena a tener la marcha que tuviésemos metida con el coche empujando, salvo que lo calemos con el freno o lo apaguemos. Ambas soluciones pueden dañar el motor y causar alguna situación de riesgo innecesaria. Por eso, aquí te contamos qué hacer para salir del atolladero sin causar ni un solo daño en tu vehículo si se queda sin embrague.

Qué hacer si se rompe el embrague en marcha

Si se rompe el embrague del coche en marcha, lo primero es poner las luces de warning

Lo primero que debes hacer es mantener la calma. No es un problema complicado si no lo agravas tú mismo con frenazos o trayectorias erráticas en medio del tráfico. Respira hondo y sigue estos pasos:

  1. Pon las luces de emergencia o warning: así los demás conductores sabrán que algo pasa y podrán mantener las distancias contigo.
  2. Analiza la situación: en este caso se simplifica en fijarte si puedes detenerte en la vía en la que estás o no. Por ejemplo, no te puedes detener en una autopista o autovía. Sí puedes detenerte en una carretera si no es en una curva o cualquier situación en la que los demás no tengan visibilidad. Sí puedes detenerte en una calle, siempre que no entorpezcas el tráfico.
  3. Si no te puedes detener: trata de seguir hasta una localización sin riesgo. Tienes una marcha metida, así que continúa hasta la próxima salida de la autopista o hasta un lugar sin curvas.
  4. Si te puedes detener: aminora la velocidad hasta cerca del ralentí del motor. Más o menos 1.000 rpm.
  5. Con el coche avanzando por inercia, dale un pequeño toque al acelerador y empuja suavemente la palanca de cambios justo después. Verás que la marcha se puede quitar sola cuando dejas de acelerar. Así puedes poner punto muerto para detener el coche de forma segura y sin daños.

Este último paso puedes hacerlo en cualquier régimen de rpm, no hace falta que el motor gire a 1.000 rpm. Sin embargo, se trata de mantener la posibilidad de volver a acelerar hasta el último momento por si pasa algo. Por ejemplo, que vayas a parar en un mirador de carretera de una sierra y de repente veas que está ocupado.

Por supuesto, si no tienes tiempo para hacer esto y tienes que frenar bruscamente. No dudes en usar el freno aunque cales el motor. Más vale maltratar un poco la mecánica del coche, que acabar estampado.

Quitar marcha con el embrague roto

Cuando las ruedas mueven el motor los dientes de los engranajes se aprietan por un lado

Puedes hacer la prueba con tu coche manual en cualquier momento. Con el coche avanzando por inercia, prueba a darle un pequeño toque al acelerador. Verás que, si empujas la palanca de cambios justo después, hay un momento en el que la marcha se puede desacoplar sin pisar el embrague.

La explicación de por qué ocurre esto es sencilla: mientras el motor mueve las ruedas, los dientes de la caja de cambios están apretados unos contra otros, así que la fricción impide que puedas sacar el engranaje.

Lo mismo ocurre si son las ruedas las que mueven el motor (avance por inercia). Los engranajes están apretados de la misma forma aunque por el otro lado de los dientes. En las imágenes puedes ver una simplificación.

Cuando el motor mueve las ruedas los dientes se aprietan por el otro lado

Sin embargo, si das un pequeño toque al acelerador, hay un momento en el que los engranajes no están apretados ni por un lado ni por el otro. Concretamente, en el momento que dejas de acelerar y se cambia de una circunstancia a la otra. Justo entre que el motor mueve las ruedas y que las ruedas vayan a mover el motor.

Artículo relacionado:
Control y ajuste del pedal de embrague

¿Se puede conducir con el embrague roto?

El embrague está para algo, por eso, conducir sin él es irresponsable y un peligro para ti, para tu coche y para los que te rodean. Llama a la grúa y lleva tu coche a un taller para que solucionen la avería.

Dicho esto, es posible conducir con el embrague roto. Hay que iniciar la marcha del coche empujando o con una cuesta y luego insertar las marchas sin embrague. Lo que causará daños en la caja de cambios y otras partes de la transmisión de un coche, aunque se haga muy bien.

Si quieres que el embrague te dure mucho, en el siguiente vídeo puedes ver las técnicas de conducción para alargar su vida útil:


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.