El Grupo FCA registra de nuevo la denominación Cuda ¿Sabes por qué?

¿Sabríais decirme cuál fue el primer muscle car de la historia? Quizá a muchos os venga a la mente el mítico Ford Mustang, pero no, no fue él. Este modelo del Blue Oval fue quien acuñó la denominación por la que os pregunto, pero no fue el pionero. El coche que, por muy pocos días, tiene este honor es el Plymouth Barracuda. ¿No os suena? Pues de él ya os hemos hablado y su heredero «más directo» aún se vende, aunque bajo otro nombre.

En cambio, si os nombro al Dodge Challenger igual la cosa cambia. Como sabéis su existencia está ligada a la del Grupo FCA y el fabricante italoamericano parece que tiene planes para él. Al menos, es lo que se podría pensar viendo el interés que tienen por proteger esta denominación comercial. Más bien, que nadie haga uso de «Cuda» otro nombre mítico allá donde los haya. Y ¿sabéis por qué? Nosotros tenemos una ligera idea…

La última vez que el Grupo FCA registro Cuda fue en 2017

Si echamos un vistazo a los últimos movimientos de Dodge y el Grupo FCA tenemos «posibles» respuestas. La solicitud de protección de Cuda podría estar tras el deseo de lanzar al mercado un nuevo deportivo. Sí, porque la vida comercial de los Dodge Charger y Challenger está, o debería estar, a punto de tocar a su fin. La prueba está en que hace unos días el sindicato de la fábrica donde se ensambla anunció que llegaría una nueva plataforma eléctrica.

Por tanto, la denominación Cuda podría servir para identificar a las variantes más tecnológicas. De esta forma, no sólo se diferenciarían del resto de versiones que forman la gama sino que incrementarían su caché y podrían acercarse a la esfera premium. Pero también hay otra segunda posibilidad, aunque más mundana. Siendo justos, Cuda era un acabado y no un modelo deportivo en sí, por lo que podrían pensar otro movimiento.

Artículo relacionado:
Dodge vuelve a registrar la denominación Barracuda ¿qué hará con ella?

Desde hace tiempo los ingenieros de Dodge trabajan en un tren motriz híbrido. Por tanto, como un primer paso en el mundo de la electricidad, podrían usar este apellido para designar a las versiones electrificadas que lancen al mercado. Por último, hay una tercera opción que tampoco podemos dejar de explorar y pensar. Y no es otra que el Grupo FCA se limite a proteger esta denominación comercial y no la use, como ya hizo en el año 2017.

Por ahora la solicitud de protección está en estudio. Sería muy raro que la United States Patent and Trademark Offie (USPTO) deniegue el derecho al Grupo FCA. Una vez sea firme podrían dar, o no, el siguiente paso y presentar alguna novedad. Estaremos muy atentos porque quizá sea un paso vital para que Stellantis no piense en pasar a la marca por la guillotina.

Fuente – United States Patent and Trademark Office (USPTO)


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.