Cuál es la mejor llave dinamométrica para automóviles

Cuál es la mejor llave dinamométrica

Si eres de los que disfruta con los trabajos de mecánica del automóvil, la llave dinamométrica es una herramienta indispensable para conseguir cierta precisión. Si echas un vistazo al manual de taller de tu coche, verás que cada tornillo tiene un par de apriete concreto que hay que respetar.

Por este motivo, aquí te traemos un listado de llaves dinamométricas ordenadas según el uso para el que están pensadas. Así podrás estar tranquilo cuando cambies alguna pieza o hagas el mantenimiento de tu vehículo.

Comparativa y guía de las mejores llaves dinamométricas

Llave dinamométrica SOS Tools S1001

Vamos a empezar por una llave que permite ajustar pares de apriete muy bajos. Este modelo de SOS Tools es un buena opción para trabajos de mecánica por varios motivos: el primero es que con su rango de entre 2 Nm y 24 Nm, sirve muchas piezas de motos, coches y otros vehículos. Incluidas las bicicletas.

El segundo es que, al contrario que en otras tantas llaves dinamométricas, su intervalos de medida son enteros: 2 Nm, 4 Nm , 6 Nm… Así es más fácil configurarla con exactitud para cada especificación del fabricante. Verás que hay modelos que tienen números redondos en Libras pulgada. Una medida muy poco usada en coches. Por eso dejan hasta dos decimales en la escala de Newton Metro.

Su perno de acoplamiento es de ¼, que es muy adecuado para trabajos con poco par y que es muy común en las cajas de herramientas. Sin embargo, si necesitas uno más grande para que sea compatible con las tuyas, puedes hacerte con adaptadores por muy poco dinero. Por ejemplo: los de XCSource o los de CCLife están bien. Puede que pierdas un poco de precisión, pero en unos niveles despreciables.

Adaptadores para usar en una llave dinamométrica

Llave Dinamométrica TackLife

Con este modelo ya pasamos a un rango de Nm superior, con el que acabarás de cubrir prácticamente todos los pares de apriete especificados para tu vehículo. La excepción pueden ser los tornillos de las rueda de algunos coches o motos porque según el modelo pueden estar por encima.

A pesar de esto, si se suma su rango de par (13,6 Nm – 108,5 Nm) al del modelo anterior, lo más normal es que no necesites nada más para tus trabajos de mecánica. Es más barato proceder así, que tratar de conseguir una llave que lo cubra todo por sí sola.

Como puedes ver, en este caso los Nm sí tienen decimales porque han elegido calibrarla dejando las libras pulgada en números redondos. Sin embargo, merece la pena porque su calidad precio es casi insuperable. Si los decimales te molestan, pasa al siguiente modelo. Aunque debes tener en cuenta que importa menos cuando el par que se aplica ya es alto.

Su perno de acoplamiento es de 3/8, pero si ya te has hecho con los adaptadores que te hemos mencionado antes, podrás usarla con las medidas ¼ y ½. A ellos también se pueden añadir otros ejemplos como los de Akozon o los de Walfront.

Llave dinamométrica Famex 10869

Esta llave es una alternativa a la anterior, con unas cualidades muy parecidas. Su rango de par es desde los 20 Nm hasta los 110 Nm. Es decir, que también se complementa bien con la SOS Tools S1001 de pares bajos. Como te hemos adelantado, este modelo tiene valores enteros para la medición en Nm. Lo que es un plus de comodidad y exactitud si se trabaja con esa unidad.

Además, la principal diferencia con la anterior es que es ligeramente más precisa con un rango de error de ± 3%, en lugar de ± 4%. Como contrapartida a ambas ventajas, en algo más cara. Solo tú puedes sopesar si te merece la pena la inversión extra según tus preferencias.

Cómo escoger la mejor llave dinamométrica

Llave dinamométrica Silverline 633567

Ahora vamos a cambiar de tercio porque este modelo está pensado para usarse en otras tareas que requieren más fuerza. De ahí que su rango de pares apriete partan de los 28 Nm hasta los 210 Nm. Con un mínimo de 28, se pueden hacer solo algunos trabajos de apriete de tornillos, en los que se requiera cierta fuerza. Pero en realidad esta llave está pensada para pares de apriete altos, como por ejemplo los de una rueda.

Un coche compacto suele necesitar cerca de 100 Nm para los tornillos de sus ruedas. Si pasamos a berlinas, ese valor suele aumentar, y se trata de un SUV o un coche grande, el par requerido será todavía mayor. Las características que más afectan son el diámetro de las ruedas, el peso del vehículo y sus prestaciones. También influye el material de las llantas. Con 210 Nm pocos coches serán demasiado para ti.

Como es lógico, usa un perno de acoplamiento de ½, pero incluye un adaptador de ½ a ⅜, por si tus herramientas lo necesitan.

Adaptador dinamométrico Luluspace

Por último, te vamos a hablar de un adaptador digital dinamométrico, que también es una buena opción a valorar. La principal diferencia es que debes tener una llave de carraca, además de los llaves de tubo o similares que te hagan falta para los tornillos. El adaptador solo se interpondrá entre la una y las otras.

En el enlace verás que el adaptador que aparece está indicado para medir entre 10 Nm y 200 Nm, pero puedes elegir otras versiones según lo que necesites: 1.5 Nm a 30 Nm, 6.8 Nm a 135 Nm, 17 Nm a 340 Nm y 60 Nm a 600 Nm. Las últimas quizá son demasiado para los típicos trabajos de mecánica de un coche convencional.

Adaptador dinamométrico para llave dinamométrica

Llave dinamométrica para coche: ¿qué tener en cuenta?

Si vas a comprar una llave dinamométrica para hacer trabajos en tu coche, debes tener en cuenta principalmente tres factores:

Rango de par

Es el par máximo y mínimo que puede medir la llave dinamométrica. De nada servirá que compres una llave que mide entre los 40 Nm y los 200 Nm, si las vas a usar para tareas que requieren menos apriete. Por ejemplo, poner el tornillo de cárter con la fuerza justa para no dañar la rosca. Esa operación suele estar por debajo de dicho rango, unos 25 Nm ó 30 Nm según el modelo.

Lo mismo ocurre si se quiere apretar una rueda pero tienes una llave dinamométrica que no llega al par necesario. Por ejemplo, una cuyo rango esté entre los 5 Nm y los 25 Nm, cuando lo que estamos buscando es un par de 120 Nm, por ejemplo.

Medida del perno de acoplamiento

Es frecuente que esta medida vaya consonancia con el rango de par, pero no es una norma universal. Verás que la mayoría de las llaves dinamométricas que hay a la venta son solo la llave de carraca. Así le puedes acoplar la llave que necesites según el tornillo o tuerca en cuestión.

Perno de acoplamiento de una llave dinamométrica

Las medidas comunes son ½, ⅜ y ¼. Es decir, media pulgada, tres octavos de pulgada y un cuarto de pulgada. Mira qué medidas usa tu caja de herramientas, para elegir la llave correcta. Lo más habitual en las herramientas de automoción son las de ½ y ¼.

¿Uso de adaptadores? También puedes comprar una llave dinamométrica de una medida diferente a tus herramientas y un adaptador. Es más, hay modelos que ya vienen con sus propios adaptadores. Sin embargo, debes tener en cuenta que la precisión de la llave puede verse alterada. Cuanto más corto sea el adaptador menos cambiará el valor que se indique en la llave.

Precisión

Por supuesto, cuanta más precisión mejor. Sin embargo, ten en cuenta que para la mayoría de trabajos de mecánica del automóvil, tampoco es necesario llegar a los extremos. Las llaves dinamométricas que hemos analizado en este artículo, tienen un rango de error de ±4% o incluso menos. Con eso tienes una exactitud más que suficiente para cualquier operación típica en un coche, moto, etc. Si la llave que compras tiene la certificación internacional DIN-ISO-6789, mejor que mejor.

¿Qué es una llave dinamométrica?

Se trata de una llave que indica el par que se está ejerciendo con ella. Una función no solo útil, sino necesaria, si se quieren hacer trabajos de mecánica con precisión. La mayoría de los tornillos de un coche se deben apretar con la fuerza indicada por el fabricante. Si se gira con más ímpetu de la cuenta, se puede dañar piezas que dejarían de cumplir su función adecuadamente.

Algunos ejemplos de ellos son el antes mencionado tornillo del cárter, el filtro del aceite o los calentadores. El par de apriete se indica en el manual de taller del fabricante, aunque circula información de cada modelo en varios foros especializados.

Llave dinamométrica para usar con la caja de herramientas de coche

¿Cómo funcionan la llaves dinamométricas?

Dependiendo el tipo de llave del que estemos hablando funcionará de una manera u otra. Si se trata de una llave mecánica de salto simplemente “saltará” cuando lleguemos al par que hayamos seleccionado. Es decir, que dejará de ejercer resistencia a nuestra mano. Si por el contrario es una llave dinamométrica digital, emitirá un sonido o una vibración cuando lleguemos a ese punto.

También existen llaves dinamométricas de reloj, que marcan el par que estamos ejerciendo mediante una aguja. Aunque son menos frecuentes en la oferta actual, sobre todo en trabajos de mecánica del automóvil.

¿Cómo usar una llave dinamométrica?

Selecciona el par

Elige el par necesario para el tornillo en cuestión. En las llaves mecánicas de salto, se hace girando una rosca hasta que el indicador esté donde necesitas. Verás que,  en la rosca además hay una especie de regla, que te permitirá afinar más. Por ejemplo, si necesitas 21 Nm, coloca el mando en 20 y luego gira la rosca otro poco más hasta que marque 1.

Movimientos lentos

Las llaves dinamométricas deben girarse despacio y de forma constante. Así es como funcionan con su máxima exactitud. Además, cuanto menos par se haya seleccionado, más lento debe girarse.

Para en cuanto salte el indicador

En las llaves de salto sonará un clac cuando llegue al par correcto, en las digitales emitirá un pitido o vibración. Cuando llegue ese momento debes dejar de apretar inmediatamente. Presta mucha atención en las llaves mecánicas de salto cuando las uses con poco par, porque el clac sonará menos.

No la uses en sentido contrario

Si utilizas una llave de este tipo para aflojar en lugar de apretar, lo más normal es que se acabe descalibrando. Esto quiere decir que ya no ofrecerá una medición del par correcta y dejará de ser útil.

La llave dinamométrica aporta la precisión necesaria para la mecánica

Nada de golpes

No utilices la llave dinamométrica para dar los típicos golpecitos que ayudan en tareas de mecánica. Eso también provocaría que perdiese la precisión necesaria para desempeñar su tarea. Por el mismo motivo, tampoco debe recibir golpes por caídas o por tirarla encima de la mesa con brusquedad.

No la utilices con tornillos atascados

Al tratarse de una herramienta de precisión, no sirve para tareas de fuerza bruta. En su lugar, usa una llave normal y algún afloja tornillos del estilo de WD-40 o 3 en Uno. Tampoco te subas sobre ella para poder apretar más.

No la limpies con productos

Las llaves dinamométricas solo pueden limpiarse con un trapo sin ningún líquido añadido. Tampoco deben sumergirse en ningún producto de limpieza, agua o aceite. Así que mantenla alejada de cualquiera de estas sustancias, que suelen estar en cualquier taller.

No reapretar

Una ves que la has usado para apretar un tornillo con el par adecuado, no lo reaprietes a mano o con cualquier otra herramienta. Parece obvio, pero no serías el primero que cree que le faltan unas décimas de Nm y trata de conseguirlos a ojo. No es buena idea porque, lo más normal es que acabes más lejos del apriete perfecto.

No añadir palanca

No es recomendable tratar de potenciar la palanca de la llave dinamométrica mediante otras herramientas. Al menos si no es un accesorio compatible, que normalmente vendrá incluido.

Guárdalas correctamente

Cuando hayas terminado de usar la llave dinamométrica, guárdala en su funda sin darle golpes. Pero sobre todo, no olvides seleccionar el par más bajo del que disponga la llave.

Dónde guardar bien tu llave dinamométrica

Al no usarlas durante mucho tiempo…

Las piezas internas de estas llaves tienen lubricación y cuando se quedan guardadas durante mucho tiempo la pierden. Para que el lubricante se vuelva a distribuir, debes usarlas con poco par varias veces antes de usarlas a pleno rendimiento.

Tampoco está de más realizar esta operación cuando compres una. Es posible que la hayan calibrado hace mucho tiempo y lleve en su caja meses o años.

Opiniones y conclusiones finales: ¿con cuál quedarte?

Como te hemos dicho, existen llaves dinamométricas profesionales con mucha precisión y un rango de medidas de par muy amplio. Sin embargo, su precio puede llegar a ser 10 ó 15 veces superior a las llaves más mundanas.

Si vas a hacer trabajos de mecánica del automóvil de forma esporádica, es mejor que te hagas con dos llaves diferentes, para cubrir un rango de Nm lo suficientemente amplio. Nosotros nos decantamos por la llave SOS Tools S1001 más la TackLife. Aun así, tu inversión será mucho menor que si compras una llave profesional. Además, a no ser que hagas trabajos que requieran mucha precisión, es suficiente con el porcentaje de error de las llaves que hemos mencionado.