Peritar coche

La mejor forma, por comodidad rapidez y coste, para peritar un coche es a través de internet. Cierto es que podemos contratar un perito en cualquier empresa especializada en la peritación de bienes muebles; sin embargo, su coste y procedimiento será más elevado y tedioso para nosotros.

De forma online podemos contar con peritos expertos en la materia. Una vez nos pongamos en contacto, ellos serán los que se encarguen de todo el procedimiento sin necesidad de molestarnos. Para solicitar sus servicios sólo tenemos que rellenar un sencillo formulario cumplimentando campos como los datos personales del comprador y vendedor del vehículo, datos del vehículo a inspeccionar y su ubicación.

Diferencias entre tasar y peritar coche

¿Cuál creéis que es la diferencia existe entre tasar y peritar un coche? Probablemente podamos pensar que significan lo mismo, pues a grandes rasgos su resultado nos permite conocer el valor final de un coche. Sin embargo, existen diferencias de calado que alejan a ambos conceptos y los sitúan a cada uno en una parcela diferente.

¿Quieres peritar tu coche?

Pincha AQUÍ para peritar tu coche

Para establecer la diferencia entre tasar y peritar un coche, lo mejor que podemos hacer es recurrir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) y ver qué significa cada una éstos términos.

  • Tasar: Fijar oficialmente el precio máximo o mínimo para una mercancía. También se define como graduar el precio o valor de una cosa o un trabajo
  • Peritar: Trabajo o estudio que realiza un perito, que es un experto o entendido en una ciencia, arte u oficio, con el fin de esclarecer aspectos técnicos de hechos determinados

Una tasación obliga a la utilización de un baremo oficial objetivo con el que poder referenciar el precio de un bien dentro de un espectro común. En el caso de los vehículos, este baremo puede ser el que proporciona el Ministerio de Hacienda y Función Pública a través de la Agencia Tributaria.

En cambio la peritación es un trabajo más complejo que no solamente busca conocer la verdad objetiva sobre una cuestión, sino que explica todo el proceso que lleva al técnico para llegar a la respuesta de dicha cuestión.

La peritación finaliza con la elaboración de un informe de carácter extenso y prolijo que es utilizado por regla general en juicios para demostrar objetivamente el valor de un bien. A este documento se le presupone independencia, pues deben estar desprovistos de cualquier apreciación subjetiva.

Como conclusión podemos determinar que una tasación consiste en fijar oficialmente un precio en base a parámetros objetivos y comunes y una peritación es la explicación objetiva de unos hechos basándose en conocimientos especializados. Si lo que quieres es tasar un coche, puedes hacerlo desde el link que te acabamos de dejar.

¿Para qué se perita un coche?

El principal motivo por el que se perita un coche tiene que ver con la afectación por un siniestro (bien sea por causa propia u ocasionado por un tercero). Ante este hecho, será el perito quien deberá valorar los daños sufridos para llevar a cabo la reparación del mismo o si el vehículo no fuera recuperable determine la indemnización que la compañía aseguradora del vehículo pagará al asegurado. Tras la evaluación pericial del vehículo, se emitirá una propuesta de reparación o indemnización que va incluida en el informe pericial.

Un segundo motivo por el que se puede peritar un coche tiene que ver con el cambio de modalidad de seguro (paso de terceros o terceros ampliado a todo riesgo). Por regla general, cuando un vehículo nuevo a estrenar se asegura a todo riesgo se realiza la póliza de seguros a la vez que se matricula el mismo. En este caso la compañía aseguradora no exige peritación alguna, pues la compañía aseguradora presume que el vehículo no ha sufrido siniestro alguno.

La peritación de este vehículo llega cuando estamos hablando de un coche que tiene una determinada antigüedad (las compañías aseguradoras son las que determinan esta). Si un cliente adquiere un vehículo kilómetro en un concesionario oficial y en el momento de la venta lleva tres meses matriculado, la compañía aseguradora que elija el comprador para asegurarlo a todo riesgo, le pedirá para ello una peritación.

La razón de ser de esta peritación tiene que ver con el riesgo que asume la compañía aseguradora. Ésta entidad se reserva el derecho de suscribir una póliza a todo riesgo para un vehículo, con una determinada antigüedad, hasta que no verifique el estado real del vehículo. Cuando el perito lleva a cabo esta tarea, la compañía aseguradora proporcionará al cliente una propuesta de seguro por un precio y un valor del vehículo determinado, que en caso de que el vehículo sufra un siniestro no beneficie al cliente ni perjudique a la aseguradora.

El tercer motivo por el que podemos peritar un coche, y que muchas personas pasan por alto, tiene que ver con su compra como kilómetro cero, ocasión o segunda mano. Adquirir un vehículo a un tercero sin conocer el estado real de conservación, en el que se encuentra, es un riesgo que se asume desde el momento en que se decide su compra. Por esta razón, contar con la opinión de un perito experto es un aval para no fallar en la adquisición, evitar problemas futuros y gastar un dineral para solucionarlos. Además, con su informe en la mano podremos negociar el precio del mismo de una forma más justa para ambas partes.

Con todo, entre los motivos que pueden originar la peritación de un vehículo podríamos encontrar los siguientes:

  • Conocer el estado de conservación (mecánica, chapa e interior) real de un vehículo
  • Reconstrucción, investigación y análisis de las causas del siniestro. La resolución de esta investigación determinará si la causa está incluidas en las coberturas del seguro.
  • En caso de siniestro total, con este proceso se determinará el valor del vehículo asegurado (valor de mercado, valor venal, valor de los restos…) y se realizará la tasación de los daños ocasionados sobre el coche.
  • En caso de que el vehículo ya haya sido reparado tras un siniestro, con una segunda peritación se puede comprobara el estado y la calidad de los trabajos realizados. De esta forma se verifica que la reparación se ha efectuado de acuerdo a la peritación inicial y con las garantías de calidad, seguridad y técnicas adecuadas.

¿Dónde peritar coche?

Para peritar un coche puedes hacerlo desde la siguiente página. Para comprobar el estado real de conservación de un vehículo el perito se desplazará al lugar geográfico donde se encuentre el mismo y realizará una revisión exhaustiva de su exterior, interior y la mecánica.

¿Quieres peritar tu coche?

Pincha AQUÍ para peritar tu coche

Tras comprobar cada una de las áreas mencionadas realizará el pertinente informe pericial que, para su mayor fiabilidad y mejor comprensión, acompañará con fotografías y vídeos. En este documento, que recibiremos en nuestro mail personal, se pormenorizará cada uno de los problemas o virtudes que tenga el vehículo y finalizará estableciendo cuál es el estado real de conservación del mismo.

¿Cuánto tiempo se tarda en peritar un coche?

El tiempo que se tarda en peritar un coche depende principalmente de dos factores, aunque lo normal es que el plazo vaya desde un par de días hasta una semana. El primer factor tiene que ver con el lugar geográfico donde se esté y el segundo con el estado en que se encuentre. En cualquier caso, la inspección del vehículo y la realización de las correspondientes fotografías y vídeo pueden conllevar un trabajo de un par de horas.

A ello habrá que sumar el tiempo de desplazamiento que tenga que cubrir el perito desde su oficina hasta el lugar donde esté el vehículo y viceversa. Una vez realizado este trabajo, el perito cotejará las anotaciones que haya realizado con el material gráfico obtenido y tras ello elaborará el informe pericial.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print