Jaguar sopesa un modelo de gran volumen para incrementar sus ventas

Que Jaguar está atravesando un mal momento no es algo nuevo. La casa inglesa lleva un par de años perdiendo fuelle y esto se debe a dos razones: el auge de los SUV´s y la caída de ventas en China y parte del mundo. A día de hoy, su portfolio cuenta con más berlinas que todo caminos y eso hace que los E-Pace y F-Pace no puedan con el peso de las ventas. Por ello, la marca está buscando nuevas soluciones para revertir esta situación.

En primer lugar, los XE y XF recibirán en breve un restyling que debería atraer a nuevos compradores. Sin embargo, no es suficiente si quieren salir de bache y por tanto, deberán apostar por nuevos modelos. En el segmento SUV se espera el lanzamiento de un nuevo integrante, aunque no llegará hasta 2021 o 2022. Pero sus responsables también estarían pensando crear un modelo de gran volumen. ¿Os imagináis de qué tipo sería? Atentos…

Jaguar presentó en 2003 al R-D6 Concept, su primer compacto

En efecto, nos referimos a un compacto. La primera vez que Jaguar tonteó con esta idea fue en el año 2003, en concreto en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt. Fue entonces cuando presentaron al mundo entero el concept car Jaguar R-D6. Su primer segmento C alcanzaba una longitud exterior de 4,33 metros y se asentaba sobre una plataforma de propulsión trasera que presentaba una distancia entre ejes de 2.84 metros.

Su diseño corrió a cargo de Ian Callum y contaba una configuración rompedora. Sobre una carrocería hatchback presentaba las puertas de conductor y pasajero trasero tipo suicida y la del acompañante y posterior de una pieza con bisagra y apertura lateral. Para complementar su impronta lucía unas generosas llantas de aleación de 21 pulgadas. A nivel técnico también supuso un gran paso adelante, pues contaba con un motor a la altura.

Artículo relacionado:
Mientras llega la nueva generación, el Jaguar F-Type presume de restyling

Por aquella época el Grupo PSA suministraba motores diésel a Ford, matriz de Jaguar. Entonces, la marca inglesa apostó por un bloque de 2.7 litros V6 bi-turbo con 233 CV y 500 Nm de par máximo. En ese momento, este modelo se quedó en eso, un mero ejercicio de diseño que quedó eclipsado por otras propuestas. Sin embargo, según varias fuentes, entre las que está Autocar, ahora podría volver a la vida, aunque actualizado, lógicamente.

El desarrollo de este Jaguar compacto sería asumible por la compañía inglesa. Además, podría hacer uso de su asociación con BMW, tomando prestada la plataforma UKL que da vida a la nueva generación del Serie 1. Cierto es que el acuerdo inicial es para el desarrollo de vehículos eléctricos, pero aquí está la segunda sopresa: el «Jag» compacto podría estar alimentado por esta energía. ¿No os parece interesante? A nosotros nos encanta.

Fuente – Autocar


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.