Kurumaku: Así se llama la mascarilla que Honda ha creado para el N-Box

Honda Kurumaku

El Coronavirus ha provocado que nuestro estilo de vida cambie. Ya no hay abrazos, ya no hay besos, ya no hay caricias. Lo que ha traído, además de las mascarillas, es miedo al contagio y por consiguiente a salir de nuestras casas. Esto, que por una parte es bueno para la salud individual y colectiva, es un grave problema para la economía mundial. Además, ha cambiado nuestra forma de viajar si por alguna razón nos vemos obligados a ello.

Así, hemos visto como la demanda de transporte público disminuye en favor del transporte individual. Cierto es que no se venden más coches pero sí se usan más los que ya hay en circulación. Las autoridades sanitarias han pedido que los usemos porque así se reduce la posibilidad de contagiarse. Y aquí es donde entra en acción Honda pues ha creado una mascarilla para sus coches que se llama Kurumaku. ¿Cómo te la imaginas…?

El filtro Kurumaku de Honda destruye los virus existentes dentro de la cabina

Honda Kurumaku

No, no creas que han ideado un sistema gigante para colocar en el frontal de sus coches una gran mascarilla. Más bien han desarrollado un eficaz filtro de aire al que han bautizado con este curioso nombre. Y te preguntarás ¿Cómo funciona la mascarilla que ha creado Honda? Pues es un proceso muy sencillo. Basta con colocar este elemento sobre la parte superior del filtro del habitáculo que de serie ya incluyen sus modelos.

De esta forma evita que se propague el virus cuando viajamos en uno. Según la explicación que ha dado la marca, el filtro atrapa las gotas de virus que circulan en el interior del habitáculo gracias a su superficie especial. Pero no es lo único ya que también las reduce de tamaño y las destruye. Para ello emplea un tratamiento de conversión químico compuesto por fosfato de zinc que, curiosamente, también se usa para prevenir la oxidación de los vehículos.

Artículo relacionado:
Mugen Honda N-One MY2021 ¡Por qué estos coches no llegan a Europa!

Honda está convencida de que el sistema Kurumaku puede eliminar el 99,8 por ciento de las gotas de virus que flotan dentro del habitáculo. El tiempo que han estimado para alcanzar este nivel de efectividad es de 15 minutos una vez se ha activado el sistema de recirculación de aire. Respecto a la cantidad de virus depositado en las superficies, como el salpicadero, pueden ser eliminados en unas 24 horas.

Con todo, este sistema presenta (al menos por ahora) dos inconvenientes. El primero es que su comercialización se limita a Japón y para el modelo N-Box. Es opcional y, como todo accesorio, tiene un coste. Eso, por no mencionar que tiene que cambiarse cada año o 15 mil kilómetros. Habrá que esperar a que la marca quiera lanzarlo en Europa si es que así lo decide. Mientras, te dejamos con la historia que han creado para explicar su utilidad.

Fuente – Honda JapónHonda N-Box


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.