Mercedes EQC 4×4²: Para que digan que los eléctricos no son atrevidos

La llegada al mercado del Mercedes EQC ha supuesto un punto de inflexión para Daimler AG. La experiencia del constructor alemán en el desarrollo de vehículos eléctricos se limitaba a los pequeños Smart y la hibridación de sus berlinas. Sin embargo, su equipo de ingenieros no iba a ciegas en este proyecto. La razón: la base del GLC es lo suficientemente versátil como para crear un modelo competente que plante cara a sus rivales de Audi y BMW.

Es más, aunque las cosas no están bien para el fabricante, han querido mostrar hasta donde llegaría el EQC. Para ello han creado un prototipo muy especial, el Mercedes EQC 4×4². Con él siguen la senda de «locuras» que iniciaron hace unos años y que contempla entre otros prototipos a los G500 4×42 o G650 Landaulet. Si no fuera porque sus «pilas» se agotarán antes que un depósito de gasolina, sería una opción idónea para perderse en el campo.

El Mercedes EQC 4×4² modifica su imagen y chasis para ser más aguerrido

Las modificaciones que recibe el Mercedes EQC 4×4² son profundas afectando a su estética y técnica. En primer término, ofrece una altura libre al suelo mucho más elevada. En concreto ha pasado de los 14 centímetros del EQC de serie a los 29,3 centímetros de esta preparación. Como complemento tenemos unos pasos de rueda más prominentes que, como era de esperar, reciben protecciones plásticas más contundentes y vistosas.

Tampoco podemos pasar por alto las llantas de aleación de 20 pulgadas con neumáticos 285/50 R20 o los faros con altavoces. Sí, el EQC incluye un Sistema de Alerta de Vehículo Acústico (AVAS) que cobra vida a través de los grupos ópticos. En cuanto a la técnica, el Mercedes EQC 4×4² cuenta con ejes rígidos que hacen que la anchura sea mayor. Esto también influye en las cotas off road con mejores ángulos de ataque, ventral y salida.

Artículo relacionado:
Prueba Mercedes-Benz EQC 400 4Matic 408 CV

Para que nos hagamos una idea de las cualidades del Mercedes EQC 4×4², sus ángulos son mayores que los del Clase G. En concreto, disfruta de una cota de ataque de 31,8 grados y de salida de 33 grados. La capacidad de vadeo es muy generosa, pasando de los 25 centímetros de la versión de calle a los 40 centímetros del concept. Así, no es extraño que sus responsables lo hayan querido probar en situaciones extremas.

Con todo, este modelo se quedará en un simple ejercicio técnico y de estilo. Daimler AG no dará luz verde a este proyecto y más cuando ha presentado un ambicioso plan para ahorrar miles de millones de euros. Por tanto, y sintiéndolo mucho, este Mercedes EQC 4×4² se quedará en el cajón de los recuerdos. Quien sabe si más adelante alguno de sus hermanos nos sorprende con otra preparación que llegue a la producción.

Fuente – Mercedes-Benz


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.