Prueba Nissan Juke Nismo, diseño exterior e interior (con vídeo)

nissan-juke-nismo (36)

Aquellos mágicos 80´, dejaron en los anales de la historia más que grandes acontecimientos. Por nuestro país, los inicios de esta famosa década se teñían de un naranja futbolero que dejaba naranjito y se movían a ritmo de la movida madrileña. La cultura evolucionaba y el país entero sentía los latidos del progreso. Cuando aún la península dormía, al otro lado del planeta, una empresa automovilística daba sus primeros pasos. Se trataba de la japonesa Nismo, una compañía que, a pesar de establecerse de manera independiente, se regía por las directrices de quien manejaba su capital, la histórica Nissan.

Con esencia de competición, esta división que, más de 25 años después es todo un sello de deportividad en el país del sol naciente, en el viejo continente la mayoría de europeos lee su nombre y se quedan como si estuvieran ante una derivada de cuarto nivel. Pero se han propuesto acabar con este desconocimiento y para lograrlo, el primer valiente que mandan al ruedo puede hacer de todo menos pasar desapercibido. Ante vosotros, el primer Nismo que pisa el mercado español, el Nissan Juke Nismo.

El inconformista más radical

Imaginaos que os hablo de M o de AMG, y vuestros conocimientos sobre coches no pasan de un nivel de usuario o, como mucho, aficionado. Posiblemente, no os suene a chino y sepáis que se trata de las divisiones deportivas de BMW y Mercedes. Si en cambio, meto en la conversación a Nismo, más de uno podría perderse. Y es que en Japón, este preparador a los mandos de Nissan es todo un mito. Por nuestros dominios, puede sonarnos, pero ni mucho menos hace tanto ruido como las otras.

Cogiendo como base el de sobra conocido Nissan Juke, la japonesa más radical busca diversión. El segmento del SUV está de moda y … ¿por qué no? Una buena dosis de vitaminas para el modelo y un disfraz para la ocasión. ¿Cuál es el resultado? Sin más demora, vamos a descubrirlo.

nissan-juke-nismo (3)

Más desenfadado aún

De nuevo, os pido colaboración. Coged un diccionario de sinónimos, buscad la palabra “atrevido”, “inconformista”, “desenfadado”… y todas ellas harán referencia al diseño del Nissan Juke. Líneas extravagantes colman su cubierta musculosa, cabezona, y con una caída de coupé. Una figura que puede gustarte o no, pero te dejará los ojos como sapos.

No puedo mentiros, la estética de la versión común, no es santo de mi devoción. Premio la originalidad y me gusta que arriesguen, pero al resultado le falta cocción. Lo cierto es que el maquillaje Nismo, apacigua ese sentimiento. Sigo encontrándole esquinas que no me cuadran, pero el nuevo pincel le sienta genial. Si os encanta ver como peligra la vida de cada viandante por el acusado giro de cuello que hace para ver en lo que vais montados, con el Nissan Juke Nismo, os vais a hartar.

Pese a ser la misma cubierta, ésta no conserva sus medidas. El Nissan Juke Nismo es más bajo, 1.565 mm., más ancho, 1.770 mm., y más largo, 4.165 mm. Su estampa toma una senda traviesa y se luce con unos generosos spoilers delanteros, faldones y un difusor trasero en tono negro que esconde una dilatada salida de escape. El sello de identidad de éste linaje es la clásica lista en color rojo que recorre este vestido y colorea también los retrovisores.

nissan-juke-nismo (5)

El blanco se convierte en un fondo donde destacar las letras NISMO que rotulan el lateral. Un conjunto que sigue destacando por los amplios ópticos redondo, uno de los detalles que, en mi opinión, borraría del frontal en la siguiente generación pero que contribuyen a darle una imagen robusta. La incorporación de LEDs diurnas lo modernizan y el kit de ensanche sumado al alerón y las oscurecidas llantas de 18 pulgadas terminan por otorgarle una destacada presencia.

¡A las armas!

El exterior, con la palabra Nismo que plaga su carrocería y una inspiración de competición, nos advierte sin cesar que en algo “gordo” nos vamos a montar. Y es que el interior, insiste en recordárnoslo. Butacas específicas que se aferran a tu espalda como tu primo de cuatro años, volante en alcántara con guiño racing incluido, alfombrillas con decoración exclusiva,  y pedales de aleación. Una vez más, el rojo impera en el habitáculo dejándose ver en costuras, instrumentación o en el curioso aro.

nissan-juke-nismo (29)

El puesto de conducción, pese a ser el de un SUV, no podía dejarte en el mismo lugar. Éste te sitúa en una posición más retrasada, más deportiva, en donde ves el corpulento morro desde abajo. Disposición que transmite una extraña sensación de ir subido a un carro de combate y en la que disfrutarás de comodidad. En cambio, las plazas trasera son igual de justas que las de su hermano sosegado. Una limitación que se une al reducido tamaño del baúl, un maletero de 251 litros que para el segmento, es de lo más justo.

Para mañana… lo mejor

Los compactos deportivos están de fiesta. El mercado se revoluciona y la palabra GTi suena más que el apellido Esteban en Telecinco. Mañana por fin hacemos girar la llave y despertamos su motor, el apartado más atractivo de este Nissan Juke Nismo. Un corazón de 200 caballos dispuestos a crearnos adicción.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Ying dijo

    El articulo no tiene desperdicios. No hay solo mililitro del YUKE NISMO que no esté expuesto.

  2.   Enrique León dijo

    Gracias Ying. Ya está publicada la segunda parte donde despertamos su motor de 200 CV. Aquí la tienes https://www.actualidadmotor.com/2013/12/03/prueba-nissan-juke-nismo-motor-conduccion-y-consumos/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *