Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 190 CV 4×4, por la puerta grande

Prueba Skoda Kodiaq

Skoda, quién te ha visto y quién te ve. De ser una marca más orientada al mundo low-cost, a convertirte en una compañía con productos atractivos y de calidad. Con inteligencia, con paciencia, han sabido ir de menos a más. Y aunque sus productos siempre han sabido dar la cara, es en los últimos años cuando han dado un señor golpe en la mesa. Su última sorpresa tiene nombre y apellido, Skoda Kodiaq, el coche que estamos a punto de probar gracias a la cesión del concesionario oficial Nieto Marcelo Automóviles. ¿De verdad es para tanto?

Lo cierto es que sí. Estamos ante el que muchos catalogan como el mejor Skoda de toda la historia. Una apuesta segura, pues se trata de un SUV, el tipo de coche que más se ha vendido en los últimos años. Además, este modelo en concreto cuenta con hasta siete plazas, una configuración que no habíamos visto en la marca y que suma clientes que buscan un todocamino espacioso en el que llevar a toda la familia.

Buen trabajo, tanto en el exterior como en el interior

Prueba Skoda Kodiaq

El Skoda Kodiaq cuenta con un tamaño medio. Su carrocería nos deja unos 4,70 metros de longitud, 1,67 metros de alto y 1,88 metros de ancho. En comparación con su hermano el Yeti, el hasta ahora único todocamino de la marca, el Skoda Kodiaq es más largo, más ancho y sensiblemente más bajo. Su diseño, calidad e incluso sus objetivos son totalmente diferentes, reforzando la oferta SUV de la marca de manera notable.

Debemos frenar en el apartado de diseño para analizar detenidamente al Skoda Kodiaq. En persona, este modelo muestra más poderío que el que nos llega en imágenes. Su estética estrena el lenguaje de diseño que han continuado otros como el recién renovado Octavia. Lo más destacable a simple vista, un grupo óptico LED dividido en un peculiar estilo que no me logra convencer y que se presenta a ambos lados de una gran parrilla. El frontal tiene músculo, es grande y otorga al modelo mucho carácter.

En el perfil destacan las protecciones típicas en un modelo de estas características y su alta línea de cintura. Además, los nervios que comienzan en los pasos de rueda delanteros y terminan más allá de los traseros le hacen ganar de nuevo músculo. La línea busca de manera suave el suelo hasta llegar a la zaga, donde cae drásticamente. En este lugar podemos señalar el diseño de los pilotos, más bonitos a mi parecer, y el gran paragolpes trasero.

Prueba Skoda Kodiaq

En cuanto al salpicadero y los mandos que se enseñan en el habitáculo del Skoda Kodiaq, es de señalar la calidad de materiales, mejorando en este aspecto la marca. Debo seros sincero, me esperaba un diseño sobrio, poco arriesgado y simplemente correcto. Pero me he equivocado. He de decir que han sabido completar un salpicadero atractivo además de funcional, una de las señas de identidad de la marca.  Las miradas se centran en la pantalla de 6,5 pulgadas de la consola central, un elemento desde el que podemos manejar el sistema multimedia y que alegra la notablemente el salpicadero. Su control es sencillo, intuitivo y desde el puesto de conducción, que nos deja en una posición alta y cómoda, podemos usar los mandos sin mayores problemas.

¡Enorme!

Prueba Skoda Kodiaq

Al subirte en el Skoda Kodiaq destaca el espacio que llega a ofrecer. En las plazas delanteras hay metros suficientes para acomodarte, tal y como ocurre en las traseras incluso si eres de gran estatura. Sabía que iba a encontrarme un coche con desahogo en este apartado, pero no imagine que fuera para tanto. Con el asiento delantero bien desplazado hacia atrás, el espacio en la segunda fila sigue siendo notable. Además, por si fuera poco, estos asientos pueden inclinarse, buscando el confort del ocupante como objetivo primordial.

Las dos plazas de la tercera fila de asientos, cómo es lógico, no son tan accesibles ni cómodas, aunque al contrario de lo que podíamos esperar el espacio está muy bien aprovechado. Eso sí, para que dos adultos viajen como comodidad deberán ajustar la segunda fila adelantándola unos centímetros, y si eres alto tus rodillas quedarán demasiado altas. Si hablamos de espacio no podemos pasar por alto su amplio maletero, y es que contamos con nada menos que 720 litros para llevar nuestro equipaje, una cifra que se reduce a 560 si equipamos la opción de las siete plazas mencionadas y se amplía hasta los 2.065 litros si abatimos los asientos de la segunda fila. Sin duda, el mejor baúl de su categoría.

Cabe destacar de la misma manera el compromiso de la marca con la tecnología. El Skoda Kodiaq, su nuevo buque insignia, debía estar a la última en este apartado, por eso contamos de serie con el Skoda Connect, sistema con el que podemos analizar el tráfico, buscar gasolinera, revisar la meteorología. Todo gracias a la conexión online con la que cuenta. Para demostrar su gran conectividad, y siempre pensando en la seguridad de sus ocupantes, el Skoda Kodiaq, con su Care Connect, realizará una llamada de emergencia de forma automática en caso de accidente.

Compañero de aventuras

Prueba Skoda Kodiaq

En marcha también podrá engancharte, pues su tarado permite comodidad en pistas sin por ello afectar a la conducción por carretera. Lo he sentido aplomado, bien fijado a la carretera. No es un SUV deportivo, no pretende serlo, pero en este aspecto me esperaba unas sensaciones más de “barco”. El balanceo solo es perceptible si nos pasamos con la velocidad, asume correctamente las transferencias de peso y nos transmite seguridad.

Es fácil conducir el Skoda Kodiaq. La dirección, asistida electrónicamente, facilita la conducción en ciudad y es precisa, sin ser demasiado directa, en carretera. Es grande, no es un tocamino compacto, pero no tendrás demasiados problemas al ir a recoger a tus hijos al colegio y pelearte con la ciudad.

Motor 2.0 TDI 190 CV

Prueba Skoda Kodiaq

Hemos podido probar el motor más potente de la gama diésel, el 2.0 TDI de 190 caballos de potencia, una mecánica que por otro lado está asociada a la efectiva transmisión automática DSG de siete velocidades. Sobre el papel, este motor mueve con soltura el SUV de la marca checa, pues la cifra de aceleración no es mala, 8,6 segundos en el 0-100 km/h. Igualmente tenemos disponibles 400 Nm de par desde las 1.750 rpm, cantidad suficiente para empujar con energía los 1.761 kg.

Y sobre la práctica, he de deciros que me deja algo frío. Realmente, para encontrar respuestas rápidas en el Skoda Kodiaq, deberás echar más de una vez mano de la opción S del cambio automático. Entre las 1.500 vueltas y hasta las 1.800 aproximadamente, el Kodiaq parece un chico tímido que retira la mirada cuando le miras. No tiene música, no está para fiestas. Ahora bien, una vez pasamos esta línea la “patada” es contundente. El chico que antes agachaba la cabeza ahora es quien te reta. Adelantamientos rápidos, buena respuesta y potencia de sobra. Lástima de ese retardo.

Conclusiones

Prueba Skoda Kodiaq

En un primer contacto, el Skoda Kodiaq no nos ha decepcionado en absoluto. Esperábamos mucho de él, y sus argumentos nos han convencido. Su diseño exterior, salvo por ciertos detalles, está lo suficientemente trabajado para atraer al gran público. En el interior no echarás nada de menos, y si lo haces será pasajero pues cuando mires a tu alrededor y descubras la cantidad de espacio que tienes para disfrutar de tu nuevo SUV con toda la familia, toda duda se esfumará.

Sus capacidades dinámicas permiten que viajes seguro en carretera y que puedas irte un fin de semana de aventura sin que el lunes tengas que visitar a tu fisioterapeuta. La suspensión es capaz de absorber bien las irregularidades, algo que agradecerá enormemente tu espalda. Los 190 CV de su motor 2.0 TDI son suficientes, aunque tarda en despertar y eso nos perjudicará cuando necesitemos reacciones rápidas.

Pronto os ofreceremos una prueba más completa del nuevo Skoda Kodiaq. Agradecer a Nieto Marcelo Automóviles la invitación a la inauguración de sus nuevas instalaciones en Badajoz y la posterior cesión de esta unidad.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche

¿Tienes Telegram? Recibe cada día las noticias de coches

Suscríbete
Te puede interesar

13 comentarios

  1. Lo probé en la caravana kodiaq y es un buen producto lastima que me queda a 2009999999 porcentaje fuera de mi alcanze como no muy toque una primitiva … Mal vamos

    1.    Actualidad Motor dijo

      Ojalá toque! ?

  2. Lo mismo q dije yo del 150cv???

    1. Ya he probado al oso de 150cv,style y 4×4 en color rojo. Lo bueno es lo espacioso q es, acabado y bonito, lo malo es q los asientos no sujetan nada(hay q ver los del sportline) y el coche no anda nada, tiene mucho lag desde q pisas el acelerador hasta q responde, incluso en el modo sport. La dirección muy asistida y leve balanceo en curva. Los frenos muy esponjosos.
      Me imagino q la versión RS es la q me está llamando a gritos???.
      El comercial de Ortasa es de todo menos un comercial??. Y he tenido muy buenas experiencias con otros de esta empresa.
      Saludos

  3. Otro mas del grupo VAG, siempre lo mismo,

    1.    Actualidad Motor dijo

      Los diseños son muy similares, sí

    2. Base del Q7 creo es un buen coche

  4. Ok Skoda Genial para disfrutarlo

  5.   Luisermo dijo

    ¡Hola! Gracias por la toma de contacto.
    Es el mismo coche que conduje la semana pasada (misma matrícula). Te comento que hay una errata…la pantalla no es la de 6,5″, es la de 8″. La de 6,5″ es solo para el acabado active, el más básico de la gama.
    Independiente de lo analizado, a mi me gusta mucho la parte delantera del coche y menos la trasera, pero claro, eso es cuestión de gustos como es lógico.

    ¡Gracias de nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *