Volkswagen e-Beetle: el primer Escarabajo se pasa a la electricidad

Fue hace dos meses cuando el Grupo Volkswagen ceso, definitivamente, la producción del actual Beetle. La fábrica situada en la ciudad de Puebla, México, cerraba así un ciclo vital de más de medio siglo. Aún así, todavía hay motivos para sonreír, pues ha debutado en el Salón del Automóvil de Frankfurt el Volkswagen e-Beetle. Como podréis intuir por su nombre, no, no estamos ante una versión tradicional movida por un bloque endotérmico.

Si pensamos un poco, no es muy difícil intuir que bajo su piel hay un tren motriz eléctrico. Su creador es eKäfer, un preparador independiente afincado en Alemania que trabaja con la casa de Wolfsburgo. Pero además, hay otro aspecto que salta a la vista: su estética. Es exactamente igual a la que empleaba el Escarabajo que se comercializaba en los años 50 del pasado siglo. El problema, que esta preparación está reservada a bolsillos llenos.

El Volkswagen e-Beetle recupera la esencia del Escarabajo original

Para desarrollar el Volkswagen e-Beetle, la firma ha trabajado en dos fases. En primer lugar, respetar la estética del Escarabajo original, a la que han añadido elementos de nuevo cuño. Éstos, como se puede ver, no afectan a su fisonomía, sino que se limitan a la tapa para cargar la batería o unos grupos ópticos con tecnología LED. Más allá de estas pinceladas, han mantenido intacta su impronta, con la capota de lona como estandarte.

En segundo lugar, está su base técnica, que es completamente nueva. En concreto, no es más que la plataforma MEB que también emplea el Volkswagen ID.3. Así, han situado bajo el piso del vehículo una batería de ion litio con 36,8 kWh de capacidad. Gracias a ella, se alimenta un pequeño motor eléctrico que rinde una potencia de 82 CV y un para máximo de 212 Nm.

Artículo relacionado:
Adiós a un mito: el Volkswagen Beetle cesa definitivamente su producción

En conjunto, la autonomía con una carga de batería es de 200 kilómetros y la velocidad punta se queda en 150 kilómetros por hora. Pensando un poco, el tren propulsor del Volkswagen e-Beetle no es más que una adaptación del que emplea el renovado e-Up!. Aún así, es suficiente, pues este modelo no está destinado a grandes viajes ni a recorrer grandes distancias.

Para su fabricación, eKäfer ofrece tres alternativas. En primer lugrar, que el cliente aporte la parte técnica para acoplarla a un Escarabajo original. En segundo lugar, que el cliente les facilite la carrocería y ellos añadan la plataforma. Por último, que el cliente se desentienda del encargo y sea eKäfer quien se encargue de todo el proceso de transformación. Lógicamente, el precio varía, oscilando entre los 39.900 euros de la primera versión y los 99.000 euros de la última.

Fuente – eKäfer

Te puede interesar

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche