Volkswagen vuelve a estar bajo la lupa por las emisiones de sus diésel TDI

Si hacéis un poco de memoria, debéis recordar el escándalo de las emisiones contaminantes de los motores diésel EA189 del Grupo Volkswagen. Fue hace, mes arriba mes abajo, unos seis años y, desde entonces, el lío ha dado para mucho. Tanto, que fue la «excusa perfecta» para que el conglomerado diera el salto a la electrificación total de su gama. Sin embargo, parece que la sombra de este «error» no dejará de perseguirle durante varios años.

En este tiempo hemos visto reacciones de todo tipo. Los tribunales de EEUU obligaron a Volkswagen a pagar a sus clientes una indemnización por el engaño. En Europa, mucho más tibia que los yanquis, también vimos acciones de este tipo. Pero parece que la casa alemana no habría escarmentado del todo. Al parecer, otra vez habrían vuelto a hacer trampas pero, en este caso, habrían sido unos clientes austriacos los que habrían destapado el pastel…

Volkswagen habría ideado una fórmula para engañar a la válvula EGR de sus diésel TDI

Según varias fuentes, entre las que está Automotive News, Volkswagen habría usado un nuevo software. Al parecer, este sistema alteraría las emisiones contaminantes en función de la temperatura y la altitud. Según un asesor del Tribunal Superior de la Unión Europea (TSJUE) este sistema sería cien por cien ilegal, a menos que evite años repentinos y potencialmente peligrosos al motor. No obstante, se duda de que pueda actuar como protección.

Según los consumidores que han detectado el sistema, se trata de un software que controla la válvula EGR que recircula los gases de escape desde la salida del motor. De esta forma, cierra la válvula entre los 15 y los 33 grados Celsius y en altitudes superiores a los 1.000 metros. Al funcionar de esta forma, el sistema no reduciría las emisiones de NOx tal como debería y estaría homologado, pudiendo causar problemas respiratorios a las personas.

Artículo relacionado:
El Dieselgate supone una multa de 1.000 millones de euros para VAG

Sin embargo, este alegato de los clientes austriacos podría tener un punto débil. Según Volkswagen, el uso de este sistema es completamente legal, sobre todo porque evitan daños al motor en situaciones extremas. Los clientes de este país dicen que en Austria la temperatura media es inferior a los 15 grados y que la altitud por la que suelen circular supera los 1.000 metros, por lo que sus vehículos estarían emitiendo más NOx del permitido.

Por tanto, habrá que esperar una respuesta del TSJUE para ver qué pasa. Paciencia…

Fuente – Automotive News


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.