AC Cobra, un mito viviente (parte I)

Cobra Mark 3

El AC Cobra es uno de los modelos más importantes y preciosos de la historia de la automoción, ganador de multitud de carreras, no sólo al otro lado del charco sino también en el viejo continente, desbancando a los míticos Chevrolet Corvette y Ferrari 250 GTO y un objeto de culto para los amantes de los coches.

Por estos y otros muchos motivos, hoy he decidido contaros la historia de este precioso, potente y espectacular deportivo biplaza de tracción trasera. Ésta por desgracia, no ha sido inmune a fracasos, a guerras mundiales y a los dudosos honores de algún que otro propietario tanto de la compañía como de algún que otro ejemplar.

Lo primero que debemos de saber, es que este modelo fue construido por AC en los años 60 del pasado siglo en Reino Unido aunque realmente tiene una mezcla de culturas importantes, puesto que se dio a conocer mundialmente por el acuerdo con el expiloto de carreras norteamericano Carroll Shelby. Por lo tanto podemos decir que es un modelo angloestadounidense con un cierto toque italiano que ya veremos más adelante.

¿Andas un poco perdido? No pasa nada, lo vamos a explicar todo de la mejor manera posible. Estad atentos que empezamos.

AC Cobra Mark I: El primero en llegar

Cobra Mark 1

El fabricante británico AC comercializaba por aquel entonces un pequeño roadster biplaza denominado AC Ace. La carrocería de este pequeño deportivo era de aluminio, se construía y se montaba a mano sobre un chasis tubular de acero y equipaba motores Bristol de 6 cilindros.

Estos propulsores fueron desarrollados por la firma alemana BMW antes de que empezase la Segunda Guerra Mundial, y bastantes años después, concretamente en 1960, el fabricante alemán lo calificó como obsoleto e inservible.

Bristol fue la encargada de seguir produciéndolo y ponerlo a punto, pero justo un año después, en 1961, dejó de fabricarlos y se centró en los motores de origen Chrysler. Estos disponían de ocho cilindros en uve y contaba con una cilindrada de 5.1 litros.

Por lo tanto, el fabricante AC se quedó sin los motores que propulsaban a sus vehículos. Los británicos tenían la necesidad de encontrar otro proveedor con propulsores de características similares. Recurrieron a Ford, y a partir de 1961 sus modelos equipaban motores de 2,6 litros que la marca americana montaba en los Ford Zephyr.

Cobra Mark 1

En septiembre de 1961, AC recibió una carta que cambiaría para siempre el devenir de la empresa y probablemente el devenir del automovilismo. Carroll Shelby propuso que se construyeran unidades modificadas para poder alojar en el vano motor propulsores V8. El fabricante inglés aceptó, el siguiente paso era encontrar un proveedor adecuado.

Chevrolet fue una de las primeras marcas en recibir una propuesta, pero se vio “auto obligada” a decir que no. El motivo era muy sencillo, Chevrolet dominaba las carreras con su Corvette y no quería un rival duro y menos equipando su mismo motor.

Tras la negativa de Chevrolet, se recurrió a otro fabricante americano, Ford. Éste disponía del motor perfecto, el 260 in³ HiPo, motor V8 de 4,2 litros, realizado con bloques de fundición ligera, compactos y de gran rendimiento.

En el mes de Enero de 1962, los mecánicos de AC Cars trabajaron a destajo para alojar un motor Ford V8. Tras realizar las modificaciones pertinentes, todo el conjunto motor-transmisión fueron desacoplados y el chasis se envió a la central de Shelby en la ciudad de los Ángeles. Este primer prototipo se numeró como CSX0001 (CS= Carroll Shelby).

Cobra Mark 1

Si los chicos de AC Cars trabajaron rápido, no sé como describir el trabajo que se realizó en los Ángeles. El prototipo llegó el día 2 de febrero y en menos de 8 horas ya estaba rodando y realizando pruebas por las carreteras que conectaban las ciudades del nuevo continente. Así nació el mito del Cobra, nombre que por cierto le puso Carroll Shelby tras haberlo soñado una noche.

Por lo tanto, el AC/Shelby Cobra parte de una modificación del chasis del AC Ace para poder albergar un grandísimo motor V8. Las modificaciones necesarias las hicieron los mecánicos británicos (como reposicionar la caja de cambios), dejando pequeños detalles como la instalación de un nuevo diferencial trasero a los americanos. Éstos eligieron el mismo diferencial que montaban los Jaguar E-Type.

Del AC Cobra Mark I sólo se fabricaron 126 unidades, con dos propulsores distintos. Las primeras 71 unidades equipaban los motores Ford 260 de 4,2 litros y por eso se denominaron AC Cobra 260. Los Cobras restantes equipaban una versión más grande de 4,7 litros conocidas como 289. Ya os podéis imaginar cómo se llamarían.

Cobra Mark 1

Continuará…

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

AC, Deportivos

Domingo Maestre

Me llamo Domingo Maestre Rodríguez, soy un joven malagueño estudiante de ADE y un enamorado de los coches. Mi amor hacía ellos nació el día que... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *