Bentley quiere un coche eléctrico con baterías de estado sólido en 2025

Concept de Bentley eléctrico con baterías en estado sólido

Como ya te mencionamos el 1 de enero, 2020 es el años de los vehículos eléctricos. Quizá por eso Bentley se ha pronunciado al respecto mencionando sus planes a corto y medio plazo. Lo que ocurre es que, al tratarse de una de las marcas más lujosas del mundo, no puede precipitarse y hacerlo de cualquier forma. Uno de los objetivos que se ha marcado es entrar por la puerta grande, con un coche equipado con baterías en estado sólido. El Santo Grial que lleva varios años anunciándose como una revolución dentro de las baterías de litio.

El presidente y director ejecutivo de Bentley, Adrian Hallmark, ha declarado que la electrificación desempeñará un papel clave en el futuro de este fabricante de automóviles británico, en una entrevista con Auto News. “2025 es lo más temprano que podemos lanzar un Bentley eléctrico con una batería que merezca la pena».

“Por lo tanto, la siguiente fase de nuestra inversión estará vinculada a esa electrificación. Todavía estamos deliberando sobre si produciremos estos coches en las mismas líneas o si tenemos áreas de construcción adicionales que incorporen sus componentes de una manera diferente”.

Trasera del Bentley eléctrico

Bentley eléctrico en colaboración con Porsche

En cuanto a lo que será el primer vehículo eléctrico de Bentley, Hallmark dijo que la compañía «podría usar el nombre de alguno de sus modelos existentes». Sin embargo, también señaló que no se limitarían a tomar un producto existente e intentar instalarle una batería y unos motores eléctricos.

Según el directivo, lo que tratarían de hacer en todo caso, es utilizar una versión a medida de la plataforma PPE que han desarrollado con Porsche y Audi, a la que le instalarían unas baterías en estado sólido. “No digo que tengamos la garantía de pasar a estado sólido, pero eso ya estará en nuestro desde mediados de 2020. Son aproximadamente un 30% más ligeras, con la misma potencia que el ion de litio. Un I-pace tiene 720 kg de baterías, por lo que reducirlas a 500 kg en lugar de 720 kg marca la diferencia. Además, piensen en cómo eso cambia su empaque”.

Artículo relacionado:
¡Feliz 2020! El año de los coches eléctricos ya está aquí

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.