Bentley Flying Spur Hybrid: Los ricos también pueden ser «eco friendly»

Poco a poco la electrificación está llegando a las gamas de los fabricantes más exclusivos que conforman el sector del automóvil. Nótese el interés que firmas como Bentley o Rolls Royce están mostrando a lo largo de los últimos años. Ambas representan lo máximo en cuanto a lujo, pero también en cuanto a nivel tecnológico. Por ello, no pueden dejar pasar este tren y más, cuando hay constructores que les quieren robar esta posición de privilegio.

Si nos centramos en la firma de la «B» alada, acaban de anunciar el lanzamiento de sus segundo híbrido enchufable. Se trata del Bentley Flying Spur Hybrid, un producto que por rendimiento y prestaciones se sitúa por delante del Bentayga Hybrid. Con él quieren captar la atención de aquellos clientes que no tienen en mente hacerse con un SUV. Te contamos todos sus secretos técnicos, porque cambios estéticos y de acabados no sufre muchos. Atención…

La autonomía eléctrica, estimada, del Bentley Flying Spur Hybrid alcanza los 40 kilómetros…

El tren motriz que da vida al Bentley Flying Spur Hybrid tiene como base al bloque gasolina 2.9 V6 Twin-Turbo. Su potencia es de 410 CV y 550 Nm de par máximo. Esta cifra se incrementa hasta los 536 CV si sumamos la potencia del impulsor eléctrico (100 kW – 136 CV y un par máximo de 400 Nm). Estamos ante un motor síncrono de imanes permanentes que se ubica entre el motor térmico y la transmisión automática.

La batería de ion litio y cuenta con una capacidad de 14,1 kWh. Gracias a esta combinación, firma un paso de 0 a 100 kilómetros por hora en 4,1 segundos y una máxima de 285 kilómetros por hora. Por su parte, el tiempo para completar una carga del acumulador es de unas 2,5 horas. En cuanto a autonomías, en modo cien por cien eléctrico podrá alcanzar los 40 kilómetros, aunque aún está por superar el protocolo WLTP.

Artículo relacionado:
El Bentley Flying Spur se «pone guapo» con una sutil actualización estética

Entre las novedades del Flying Spur Hybrid están los modos de conducción. Hay tres: EV Drive, Hybrid y Hold. El primero está predefinido hasta que la energía de la batería decaiga. Será entonces cuando entre el modo Hybrid, combinando la potencia y entrega de ambos motores. Por último está el modo Hold que, como su nombre indica, está destinado a almacenar energía en la batería para un uso posterior.

Por último repasaremos los cambios estéticos que estrena el Bentley Flying Spur Hybrid. Como dijimos son muy limitados, pero los hay. Podemos destacar unas llantas de aleación específicas de 21 y 22 pulpugadas o los logos que han repartido por la carrocería. En el interior los cambios están en los nuevos menús de la pantalla táctil y el cuadro de instrumentos digital. Su llegada al mercado es inminente, pero sus precios aún desconocidos…

Fuente – Bentley


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.