Bentley Flying Spur V8: Lujo y deportividad al alcance de sólo unos pocos

Hablar de lujo y todo lo que conlleva es complicado. Como reza el dicho «el hábito no hace al monje» y disfrutar de una cartera llena de dinero no ayuda a refinar las maneras de nadie. Teniendo muy claro este concepto, las firmas premium más exclusivas del mundo han detectado un cambio de tendencia en sus clientes. Este giro no es otro que un mayor uso y disfrute de los vehículos, de altas prestaciones, por parte de sus dueños y no sus chóferes.

Con esta visión bien clara ha nacido el Bentley Flying Spur V8 biturbo. La firma inglesa, con sede en Crewe, define a su última creación como «el mejor gran turismo de lujo de cuatro puertas del mundo” y razones no le faltan. Para su desarrollo el equipo de ingenieros de la marca ha trabajado en varios aspectos, entre los que está la llegada de un nuevo motor. Pero su estética también ha recibido cambios, sumando una apariencia más agresiva.

El Bentley Flying Spur V8 biturbo ofrece 542 CV y pesa 100 kg menos que el W12

Lo primero que llama la atención del Bentley Flying Spur V8 es su imagen poderosa. Las líneas básicas de diseño no varían respecto al resto de versiones que forman la gama. Sin embargo, encontramos un nuevo tono para vestir la carrocería así como diferentes apliques y adornos acabados en negro brillante. Este mismo tratamiento es el que reciben la generosa parrilla frontal o las exclusivas llantas de aleación de 20 pulgadas y 10 radios.

Con todo, lo interesante de este Flying Spur V8 biturbo está bajo su piel. Sus responsables han anunciado que, respecto a la versión W12, ha perdido 100 kilos de peso. Gracias a esta dieta y a los 542 CV y 770 Nm de par máximo que ofrece su bloque gasolina 4.0 V8 biturbo sus prestaciones son de infarto. Así, no es extraño que firme un paso de 0 a 100 kilómetros por hora en 4 segundos y una velocidad máxima de 318 kilómetros por hora.

Artículo relacionado:
El lujo inglés renace con la nueva generación del Bentley Flying Spur

Con todo, los ingenieros de Bentley también piensan en el medio ambiente. Así el motor cuenta con desactivación automática de cilindros, permitiendo que funcione como un cuatro cilindros en situaciones donde no se necesita la máxima potencia. Opcionalmente el cliente podrá sumar un sistema de dirección a las cuatro ruedas o el chasis Bentley Dynamic Ride que utiliza tecnología anti vuelto para controlar el balanceo.

En el interior el Flying Spur V8 biturbo puede contar con cuatro o cinco plazas. Tampoco faltarán elementos decorativos en madera Crown Cut Walnut o fibra de carbono. Por otro lado la pantalla del sistema infotainment puede ser giratoria e incluso se puede sumar una nevera para enfriar bebidas. Y os preguntaréis ¿Cuál es su precio? Pues lo único que han anunciado es que las primeras entregas serán a finales de año.

Fuente – Bentley


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.