BMW extenderá el ciclo de vida comercial de los Mini por culpa del Brexit

Mini Countryman John Cooper Works

Obviando a Bentley, Rolls Royce, Jaguar, Land Rover o Aston Martin, la marca que todo el mundo asocia a Reino Unido es Mini. La mítica firma, fundada por Alec Issigonis, ha llegado al corazón de clientes que jamás pensaban adquirir uno de sus modelos. Sin embargo, su futuro está en el aire, pues el Brexit supondrá un cambio radical en las reglas comerciales e industriales con el resto de Europa.

Así, la matriz de Mini habría decidido ser cauta para no cometer errores. BMW necesita que esta firma funcione, pero debe contener al máximo los costes productivos, pues de lo contrario sería inviable. Teniendo en cuenta que la práctica totalidad de su fabricación está en el país anglosajón, deben actuar con cautela. Y hay que ser serios, supondrá la pérdida de miles de empleos sino el cierre de la fábrica que tienen en activo.

Mini fabrica gran parte de sus modelos en Reino Unido

Mini John Cooper Works GP

En una entrevista a Reuters, un portavoz de BMW reveló que los modelos de la marca inglesa aguantarán en el mercado más tiempo. Esto es, que no serán relevados a los seis años como correspondería. La razón para postergar tal hecho es que el Brexit va a suponer un incremento de costes productivos. Esta situación choca con el férreo plan de ahorro de la Bayerische, que está cifrado en unos 12 mil millones de euros para el año 2022.

Según varios analistas, desarrollar la plataforma para la nueva generación Mini supondrá unos mil millones. A ello, hay que sumar que los actuales deben actualizarse y cumplir con las normativas de emisiones. Por tanto, la solución a esta ecuación es sencilla: ampliar el ciclo de vida y reducir la gama actual para contener gastos. Más adelante, se plantearán qué hacer con las líneas de montaje.

Artículo relacionado:
El Mini celebra la unidad 10 millones en el año de su 60 aniversario

Actualmente, los Mini salen de las instalaciones que tienen en Oxford (Reino Unido) y Born (Países Bajos). El problema es que BMW no quiere realizar una gran inversión en el país anglosajón, pues la incertidumbre de su retorno es muy elevada. Todo dependerá del tipo al que se sitúen los aranceles, que si se mantienen entre el 0 y el 5 por ciento, no serían lesivos para sus intereses. Si son más altos, podrían abandonar el país.

De ser así, sería la fábrica situada en los Países Bajos la encargada de asumir la totalidad de la producción. Con todo, habrá que ver hasta donde están dispuestos a llegar en BMW. Honda ya anunció tiempo atrás que cerrará Swindon a finales de 2021 y el Grupo PSA está pensando qué hacer con la de Vauxhall.

Fuente – Reuters


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.