Embrague, freno y acelerador: usar un cambio manual

Es probable que pienses que este artículo trata temas muy básicos, y estás en lo cierto. Sin embargo, va dedicado no solo a los iniciados en el mundo de la conducción, también a los conductores que ya cuentan con licencia para pilotar. Y es que no todos hacen un uso correcto de los pedales del vehículo, como podrás comprender. Como podrás comprobar, son cosas sencillas y que parecen bastante obvias pero que por costumbre o desconocimiento no se suelen llevar a cabo.

¿Cuál es el embrague, el freno y el acelerador?

Pedales de un coche

Los pedales de un coche son 3 en los coches de cambio manual: embrague, freno, y acelerador. Mientras que en los coches automáticos desaparece el embrague. Además, también se pueden encontrar algunos coches adaptados que tengan algunas modificaciones en estos pedales, pudiendo tener más o menos.

La función de estos pedales es:

  • Embrague: es el pedal que se acciona con la pierna izquierda. Este pedal se encarga del sistema de embrague, conectando o desconectando el movimiento producido por el cigüeñal de la caja de cambios, es decir, para que no se transmita a las ruedas. Dicho de otro modo, conectar y desconectar el motor de la transmisión.
  • Freno: como su propio nombre indica es el que se encarga de frenar para reducir la velocidad o para detener el vehículo. Se debe usar con la pierna derecha, ya que no se tiene que frenar y acelerar al mismo tiempo.
  • Acelerador: el acelerador es el que trabaja directamente con el motor, haciendo que se suban o bajen las revoluciones por minuto del motor. Este pedal también se gestiona con la pierna derecha.

Cómo usar los pedales del coche

Es probable que creas que sabes cómo usar los pedales de forma perfecta, pero lo cierto es que muchos conductores lo hacen mal. Eso no solo puede desarrollar una mala conducción, también puede acelerar el desgaste del embrague, por lo que significará más gastos de taller. Sin embargo, en este práctico vídeo te mostramos cómo se pueden usar los pedales de un vehículo de forma correcta.

Cómo usar el embrague para frenar

Para frenar, lo ideal es pisar el freno sin desembragar, es decir, sin tocar el pedal del embrague. Sin embargo, muchas personas pisan ambos pedales a la vez de forma errónea. Eso solo se debe hacer cuando la frenada es muy fuerte, como una frenada de emergencia en la que se va a detener el vehículo por completo. En cambio, en el resto de frenadas no se debe presionar el embrague, ya que al presionarlo se libera la caja de cambios y queda desacomplado, por lo que los frenos tendrán que hacer todo el trabajo de detener el vehículo. En cambio, si se deja embragado y se pisa el freno, el motor también generará resistencia y contribuirá a la frenada. Eso sí, en el momento en que se note que el coche puede calarse sí que hay que pisar el pedal del embrague…

Cuál es la forma correcta de frenar un coche

La forma correcta de frenar un vehículo es ejercer una presión contundente sobre el pedal del freno para que el coche comience a frenar de forma progresiva, aunque no brusca. Y, una vez está próximo a detenerse, se puede ejercer menor presión sobre el pedal para que termine de pararse por completo. Sin embargo, casi todos lo hacen al revés, y es que van frenando de forma más débil al comienzo y luego van presionando más y más sobre este pedal conforme el coche se va deteniendo.

En una frenada de emergencia esto no sería así. Habría que pisar el embrague y el freno a fondo para detener el vehículo lo más rápido posible para no impactar contra algún objeto o persona. Además, si el coche tiene ABS, te ayudará a seguir manteniendo la dirección. Eso sí, no dejes de frenar si notas las vibraciones producidas por el sistema ABS, sigue pisando el freno hasta que el coche se detenga.

En cuanto a las frenadas en curvas, lo óptimo es frenar a la entrada de la curva para trazar la curva de forma correcta y segura. Luego, una vez estás en la trazada de la curva se acelera para mejorar la adherencia y así salir de la curva con velocidad para afrontar la siguiente recta. Pero no se debe frenar una vez se está ejecutando la curva, ya que eso podría generar mayor inestabilidad en el vehículo y producir un accidente.

Por último, agregar también que no se debe abusar del freno, al igual que no se debe abusar del embrague.

Como puedes comprobar, no todos los conductores lo hacen del todo bien. Si todo lo dicho y visto en este artículo lo aplicas a diario, entonces enhorabuena, lo estás haciendo perfecto. Si no lo hacías, ahora puedes comenzar a ponerlo en práctica para una conducción más óptima….


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.