Car Sharing: el coche compartido prefigura la movilidad del futuro

El crecimiento que han experimentado las ciudades españolas, y de medio mundo, ha derivado en varios problemas. Uno de ellos es la movilidad, pues a medida que han crecido en habitantes lo han hecho en número de vehículos. Cierto es que el transporte público es una gran alternativa para desplazarse por ellas, pero no es menos cierto que hay ciudades que no cuentan con un servicio amplio.

A esta situación hay que sumar la contaminación que se da en los núcleos de mayor tamaño. Por ambas razones surgió como alternativa al transporte público el Car Sharing o coche compartido. Esta forma de movilidad permite a muchos usuarios disponer de un vehículo sin necesidad de adquirirlo. Para su uso, sólo tendrán que pagar una cuota y listo, aunque como todo servicio tiene ventajas e inconvenientes. Si quieres conocerlas todas, sigue leyendo.

¿Qué es el Car Sharing?

Básicamente es un servicio de alquiler de coche durante un tiempo determinado (minutos, horas o días). Está enfocado a la movilidad en grandes ciudades, pues pretende reducir el número de vehículos en circulación. De esta forma, contribuye a reducir la contaminación y el uso de recursos y consumo de energía. Sin embargo, este servicio no es público, pues son empresas privadas las que se encargan de ofrecerlo.

Las empresas dedicadas al Car Sharing cuentan con una flota de vehículos distribuidos por la ciudad. Por regla general suelen ser modelos de los segmentos A y B (micro urbanos y urbanos). Las mecánicas pueden ser gasolina, híbrida o eléctrica, pues su premisa básica es el ahorro de combustible y reducción de contaminación. A partir de ahí, es cada empresa la responsable de fijar sus condiciones de acceso, uso, pago y permanencia.

¿Cómo funciona el servicio de alquiler de coche?

De entrada el funcionamiento del Car Sharing dependerá de la empresa que lo preste o del tipo de alquiler al que accedamos. Sin embargo, hay unos pasos comunes que hay que cumplir.

  • Antes de nada, descargar su aplicación móvil en el smartphone
  • Registrar nuestros datos y consignar el número de tarjeta, o cuenta PayPal, para realizar los pagos

Una vez cumplimentados estos pasos, podremos usar el servicio de coche de alquiler, y para ello, habrá que:

  • Con la localización activada, abrir la aplicación y buscar un vehículo cercano
  • Una vez ubicado, debemos seleccionarlo para confirmar su uso
  • Tras ello, sólo queda acercarse y abrir el vehículo a través de la app
  • Por regla general las llaves estarán en la guantera, por lo que sólo hay que tomarlas arrancar e iniciar el viaje
  • Una vez hemos terminado de usar el vehículo, habrá que aparcarlo en los lugares habilitados para ello
  • Abandonaremos el vehículo dejando las llaves en la guantera y lo cerraremos a través de la app. De esta forma, se confirma el fin del servicio y se procederá a realizar el pago.

Requisitos para usar un vehículo de Car Sharing

Al igual que para alquilar una casa u otro bien mueble, cada empresa de Car Sharing tiene sus propios requisitos. En función del servicio que presten y precios, tendrán unos u otros. En todo caso, por regla general son los siguientes:

  • Tener el carnet de conducir en vigor (algunas empresas piden un mínimo de antigüedad)
  • Darse de alta en la plataforma o app para poder operar
  • Proporcionar un número de tarjeta o cuenta de PayPal para realizar los pagos
  • Proporcionar un número de teléfono de contacto
  • Cumplir con las normas de uso disponibles en el interior del vehículo

Modalidades de alquiler de coches por hora

Alquiler de coche con conductor

La opción de alquiler de coche con conductor es una de las más conocidas y polémicas. Cabify y Uber son las empresas que dominan esta modalidad, prestando servicio en prácticamente todo el mundo. En el alquiler de coche con conductor el usuario no conduce el vehículo, pues el servicio cuenta con un chófer. Es la modalidad más cómoda, aunque su precio puede dispararse si el servicio se alarga en el tiempo.

Car Sharing sin conductor

En este caso, el servicio prescinde del conductor. Las empresas más conocidas son Avancar, Bluemove, Car2Go, Emov, Respiro, Wible y Zity, aunque no todas se encuentran en las mismas ciudades. Es el servicio más extendido y de fácil acceso, por lo que son los que mayor número de usuarios congregan. Además, es en el que mayor variedad de vehículos existe, adaptándose a prácticamente cualquier necesidad.

Coche compartido

La opción de coche compartido es de las más antiguas que existe, sin embargo fue BlaBlaCar quien se encargó de popularizarla aún más. Este servicio lo puede prestar cualquier conductor que disponga de vehículo propio y quiera que otras personas realicen el viaje junto a él. De esta forma, los costes del trayecto se dividen entre el número de usuarios que vayan en el vehículo.

Ventajas e inconvenientes de usar el Car Sharing

Los principales pros y contras de usar el servicio de Car Sharing que podemos destacar son:

Ventajas

  • Ecología y economía de uso. Al ser la gran mayoría vehículos híbridos y eléctricos, las emisiones y consumo se ven reducidas al mínimo.
  • Facilidad de aparcamiento. Debido a su mecánica, prácticamente todos disponen de la etiqueta ECO de la DGT. De esta forma, pueden aparcar en cualquier lugar de la ciudad (siempre dentro de las zonas designadas por cada empresa).
  • Vehículo de sustitución. Si nuestro vehículo no puede entrar en el centro de las ciudades o está en el taller, el Car Sharing es la mejor opción. De esta forma, obtenemos un medio de transporte rápido, fiable y económico.
  • Mantenimiento. Al ser un vehículo de alquiler, no nos tenemos que preocupar por cargar sus baterías o mantenimiento general. Son las empresas las encargadas de llevar a cabo estas tareas, pues en las tarifas a pagar ya va incluido este servicio.
  • Por último y más importante: Rapidez. Son las dos principales ventajas, pues la red de vehículos Car Sharing es cada vez más amplia. Gracias a una mayor oferta, el precio es más bajo, abriendo este servicio a más clientes.

Desventajas

  • Disponibilidad de vehículos. Dependiendo de la empresa seleccionada, tendrán un mayor o menos número de vehículos. Esto está siendo solventado en los últimos meses, pues las flotas están siendo ampliadas.
  • Limite geográfico de uso. No todos los vehículos de alquiler con o sin conductor pueden circular por las zonas que quieran sus usuarios. Además, estas empresas no están presentes en todo el territorio nacional, por lo que hay zonas que no cuentan con este servicio de transporte. Para evitar desgastes, problemas de autonomía y maximizar la inversión, cada empresa delimita una zona de la que no pueden salir sus vehículos. En caso de extralimitar el radio, el precio a pagar se incrementa, pudiendo sufrir penalizaciones en el servicio.
  • Precio ligado al tiempo. La tarifa a pagar por este servicio está ligada al tiempo de uso que se de al vehículo. Cada empresa de alquiler de vehículos sin conductor fija su precio, aunque de media se mueve entre los 0,15 y 0,25 céntimos de euro el minuto.
  • Seguridad ante accidentes. Todos los vehículos están cubiertos con su seguro de responsabilidad civil obligatorio. Sin embargo, la franquicia que hay que pagar por daños propios en caso de sufrir un accidente es de unos 500 euros. El resto del dinero referente al siniestro lo paga la aseguradora.
  • Tamaño de los vehículos. A día de hoy, los vehículos destinados a este servicio son de corte urbano. El ejemplo más claro es el Smart ForTwo de Car2Go, pues sólo cuenta con espacio para dos ocupantes. En el lado opuesto está el Kia Niro de Wible, un SUV híbrido enchufable que permite acoger en su interior hasta a 5 ocupantes.

Empresas que ofrecen servicio de Car Sharing en España

La primera empresa de Car Sharing sin conductor que se estableció en España fue Car2Go, filial del Daimler AG. Antes de ella ya operaba, aunque de forma muy tímida, Uber. Además, BlaBlaCar ha sido pionera a la hora de poner en contacto a viajeros que están dispuestos a compartir su vehículos. Sin embargo, el número de empresas que ofrecen servicio de Car Sharing en España ha crecido, con propuestas para todos los públicos y bolsillos.

Avancar

Es una de las primeras empresas en llegar a España, pero lo hace con un servicio mucho más amplio que sus rivales. Permite el alquiler de coches y furgonetas por horas o días (un máximo de 7 días), adaptándose a prácticamente cualquier situación. Además, no limitan su uso para clientes particulares, sino que también ofrecen sus servicios a empresas, permitiendo una solución de movilidad adaptada a cada cliente.

Para darse de alta en Avancar hay que enviar una solicitud con el carnet de conducir y DNI. Una vez aceptada sólo hay que descargarse su app, reservar el vehículo, abrir el coche y conducirlo. Las tarifas de Avancar están estructuradas en tres planes: Light, Smart y Star y pueden, o no, conllevar coste de entrada. De forma general

  • 1,5 €/hora
  • 30 €/24 horas

BlaBlaCar

Está regulada por la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico. A través de su app los conductores y pasajeros se ponen en contacto para realizar un desplazamiento compartiendo gastos. El conductor publica el día, hora e itinerario junto a su precio. Aquellos interesados, podrán contactar con él para interesarse por las plazas libres y si están de acuerdo, reservar y pagar la plaza online.

Una de sus consignas es la ausencia de ánimo de lucro, por lo que BlaBlaCar recomienda la aportación que ha de hacer cada pasajero. En todo caso, el precio final lo determina el conductor, ajustándose a los costes del viaje y al itinerario. Este precio es igual para todas las plazas, no cabiendo negociación. Una vez realizado el trayecto es aconsejable dejar una opinión del mismo, pues ayudará a que el conductor pueda, o no, organizar más viajes.

Bluemove

Esta empresa ofrece diferentes tamaños de vehículos con un denominador común: son híbridos o eléctricos. Para usarlos, hemos de registrarnos en su web y descargarnos su app. Una vez cumplimentados los pasos solicitados, podemos alquilar uno de sus modelos por horas o días. Sin embargo, su uso, por ahora, está limitado a las ciudades de Madrid y Barcelona.

Las tarifas de Bluemove se agrupan en tres planes: Blue Bienvenida sin cuota, Blue con cuota (5 euros mes) y Blue sin cuota. Dentro, hay cinco subdivisiones: Economy, Cool, Comfort, Cargo y Coche eléctrico. Además, sus importes varían si conducimos en Madrid o Barcelona, por lo que hay que tenerlo en cuenta. Como ocurre con muchas de las firmas aquí descritas, el seguro de los vehículos Bluemove cuenta con una franquicia de 400 euros.

Cabify

Fundada en 2011 por el empresario español Juan de Antonio, opera en España y gran parte de América Latina. Esta empresa de alquiler de coches cuenta con sus propios chóferes, por lo que es más cómoda de usar. En España opera en Alicante, Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia, aunque está pendiente de expandir sus operaciones a otras Comunidades Autónomas.

Para usar Cabify basta con que nos registremos en su app (o web) y consignemos nuestros datos y forma de pago (no aceptan efectivo). Para solicitar un vehículo, sólo hay que activar la ubicación de nuestro teléfono y pedir que nos recojan. Una de las ventajas de esta empresa, es que la tarifa es fija de punto a punto, no viéndose alterada en caso de tráfico denso o problemas ajenos al usuario.

Car2Go

Esta firma llegó a España en el año 2015 de la mano de Daimler AG, matriz de Mercedes-Benz. A día de hoy cuenta con una comunidad superior a los 150 mil usuarios. Su flota está compuesta por el modelo Smart ForTwo Eléctric, por lo que cuenta con todas las ventajas para circular por el centro de Madrid. Su radio de uso sólo permite a los usuarios moverse por la zona interior de la M-30, debido a la autonomía de sus baterías.

Para usar Car2Go hay que registrarse online, descargarse la aplicación y validar el carnet de conducir (antes había que llevar la documentación en mano a la central). Una vez cumplimentados estos pasos, podemos iniciar nuestra aventura. El coste de Car2Go es:

  • 9 € cuota de acceso
  • 0,21 €/minuto
  • 0,29 €/km a partir del kilómetro 200

Emov

Al igual que Car2Go y WiBLE, Emov depende de una marca de coches. En este caso, es Citroën la que se encarga de prestar el servicio con el eléctrico C-Zero. El funcionamiento de esta empresa es muy similar al de Car2Go. Primero hay que registrarse vía online, descargar la app y pasar a usarlo. Sin embargo, a diferencia de su rival, permite a los usuarios moverse fuera de la M-30, aprovechándose igualmente de sus ventajas en aparcamiento.

Una de sus grandes ventajas es que los Citroën C-Zero que prestan servicio cuentan con cuatro plazas, permitiendo llevar a más personas. A día de hoy, su comunidad de usuarios está formada por más de 100 mil personas, siendo una de las empresas con mayor éxito. El coste por usar Emov es más contenido que en otras empresas.

  • 0 € cuota de acceso
  • 0,20 €/minuto

Respiro

A diferencia de otras firmas, Respiro cuenta con una gama mayor de vehículos. Entre ellos se encuentran urbanos, familiares o furgonetas. Una de las peculiaridades de esta empresa es que su funcionamiento está limitado a Madrid y Palencia. Además, sus vehículos no suelen estar aparcados en la calle, pues su recogida y depósito se realiza en los parkings habilitados al efecto.

Para acceder a sus servicios, hay que registrarse en la web y descargar la app. A través de ella se puede seleccionar el vehículo que necesitemos, debiendo recogerlo en el parking correspondiente. Al contar, también, con vehículos de combustión sus tarifas incluyen todos los servicios (combustible, seguro…).

  • 2 €/hora es la cuota mínima para acceder a sus servicios

Uber

Uber es la firma de coche compartido con conductor más conocida en el mundo. Nacida en Estados Unidos plantea el mismo servicio que Cabify. A través de una app móvil, solicitamos que uno de los vehículos nos recoja en el lugar acordado. Para ello, tendremos que registrarnos en la plataforma, proporcionar los datos de pago y tener activada la ubicación del smartphone.

Sus operaciones están centradas en las principales ciudades de España, dejando las más pequeñas sin acceso a sus servicios. Al igual que ocurre con Cabify, el precio por sus servicios depende del tipo de vehículo y trayecto solicitado. Una de las ventajas de Uber, es que permite compartir viaje con otros usuarios a través de la modalidad UberPool. El pago de sus servicios siempre es a través de tarjeta, no aceptan efectivo.

WiBLE

Como ya os contamos aquí, WiBLE es una de las últimas empresas de Car Sharing en llegar a España. Fundada por KiaRepsol, ofrece una alternativa con mayor radio de uso que sus rivales. La razón, es que además de prestar servicio en el centro de Madrid, también lo hace en la periferia. Para ello, cuenta con una flota de 500 Kia Niro PHEV, un SUV híbrido enchufable que posee la etiqueta Cero Emisiones de la DGT.

Gracias a este distintivo puede aparcar gratis en las zonas verde y azul, por lo que compensa su mayor tamaño exterior. Además, WiBLE invita a sus usuarios a realizar pequeñas excursiones, pues se beneficia de una autonomía combinada de 600 kilómetros. Para ello, es tan fácil como descargarse su app, registrarse y comenzar a usar el servicio. Sus tarifas son las siguientes

  • 0,24 €/minuto
  • 3 € a partir de la segunda hora
  • 50 € día completo

Zity

Zity es de las últimas empresas de Car Sharing en llegar a España. El radio de uso de sus vehículos está limitado al centro de Madrid y algunos barrios de la periferia. Además, como éstas, su flota está compuesta por el urbano eléctrico Renault Zoe. La principal ventaja de este modelo es que su habitáculo está homologado para transportar cinco ocupantes.

Su funcionamiento es muy sencillo, pues sólo hay que descargar su app y registrar los datos solicitados. Tras ello, podemos reservar y conducir el vehículo, teniendo como ventaja la ausencia de llaves y fianza. Las tarifas son muy competitivas, con un coste de

  • 0,26 €/minuto + 0,09 €/standby
  • 21 € 4 horas
  • 36 € 8 horas
  • 66 € 24 horas
¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Especiales, Medio ambiente

De Torre de Miguel Sesmero (Badajoz). Graduado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos por la Universidad de Extremadura, pero como las cuatro ruedas son mi debilidad decidí especializarme en Marketing y Comunicación en el sector del automóvil. Para mi el coche perfecto debe tener diseño italiano, ingeniería japonesa, interior alemán y la rabia de los muscle cars americanos, pero como eso es imposible disfruto de todos ellos de forma individual.

Un comentario

  1.   Amicoche.com dijo

    ¡Hola! También podéis compartir coche sin pagar comisiones (con pago en efectivo) en Amicoche que tiene app gratuita. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.