10 coches neoclásicos para llamar la atención

coches-neoclasicos (11)

Las modas van y vienen con tanta rapidez que a veces no somos conscientes de ellas. Lo que ahora se lleva, lo que hoy es tendencia, mañana puede haber caído obsoleto. De esta manera, igual que te estás tomando en este instante un Gyn Tonic preparado con tantas especias que más bien parece un caldo que una bebida con alcohol, mañana podrás odiar las bebidas con tónica.

El mercado del automóvil, por supuesto, también sigue gustos, aunque de vez en cuando en su diseño rescata modas pasadas. Por ello, de la misma forma en que puedes echarte al hombro un bolso “retro”, puedes subirte a un coche que, pese haber sido producido en este siglo o poco antes del comienzo del mismo, sigue patrones, gustos y modas pasadas. Hagamos un repaso a algunos de los coches neoclásicos más peculiares que hayan sido creados. Lo que sea, para llamar la atención.

Chrysler Prowler

2001 Prowler

Uno de los máximos representantes del neoclasicismo en la industria automotriz llegó en 1997 de la mano de una de las compañías americanas más importantes del mercado. Se trataba del Chrysler Prowler, también conocido como Plymouth Prowler, y estuvo disponible hasta 2002, aunque en 1998 ninguna unidad fue producida. Su particular diseño le hizo famoso, y es que quien no recuerda esos pasos de rueda delanteros inspirados en los monoplazas. Según cuentan, los diseñadores buscaban crear todo un Hot Rod. Montaba un motor V6 de 3.5 litros que desarrollaba 214 caballos de potencia, un corazón que años más tarde fue evolucionado hasta los 253 CV. Únicamente se llevaron a producción 11.702 unidades.

Chevrolet HHR

coches-neoclasicos (1)

Los de Chevrolet también recordaban con añoranza tiempos pasados, por ello en 2005 sacaron a la venta el Chevrolet HHR en Estados Unidos, un monovolumen que llamaba la atención por donde pasaba. En 2009 llegó a nuestro continente, siendo difícil no buscarle parecido con el Chrysler PT Cruiser. Con unos 4,4 metros de longitud, su equipamiento de serie era realmente completo, contando con accesorios modernos y de calidad que combinaban con un exterior retro que, según la marca, se inspiraba en el Suburban de 1949. La gama mecánica estaba compuesta por un solo motor, un gasolina de 2.4 litros que desarrollaba 170 caballos de potencia.

Morgan 3 Wheeler

coches-neoclasicos (3)

Si eres un enamorado de las dos ruedas pero también te gusta divertirte con los coches, quizás el punto medio sea el Morgan 3 Wheeler. Su pequeña carrocería enseña solo tres ruedas y éstas se mueven gracias a un motor V2 con 114 caballos de potencia. Este Morgan consigue una velocidad máxima de 200 km/h y las sensaciones que provoca en el conductor son difíciles de encontrar en otro modelo. Y es que, además de ser de propulsión, el suelo viaja muy cerca de ti. El mismo Arbeloa se presentó en Valdebebas hace unos meses montado en una unidad del Morgan 3 Wheeler.

Chrysler PT Cruiser

coches-neoclasicos (4)

Me juego todos mis ahorros, no esperes mucho, que otro modelo que se te vendrá a la mente si te pregunto por coches neoclásicos será el Chrysler PT Cruiser. Este modelo que cesó su producción mundial en 2011 sigue los patrones de su hermano el Prowler, aunque con menos extravagancias. Salvo por retoques, su imagen se mantuvo intacta cada uno de los años que estuvo en venta. A diferencia del Prowler, el cliente respondió vendiéndose un total de 1,37 millones de unidades. Las siglas PT respondían a la plataforma que daba vida a esta carrocería mitad monovolumen mitad hatchback, y a las iniciales “Personal Transporter”.

Mitsuoka Viewt

coches-neoclasicos (5)

Si hay una empresa conocida por sus diseños retros, esa es Mitsuoka. Podemos quedarnos con varios ejemplos de modelos neoclásicos salidos de esta compañía, aunque para esta ocasión especial hemos elegido al Mitsuoka Viewt. Según la marca es como si metiéramos en un recipiente un Jaguar Mk II del 60 con un Nissan Micra, eso sí, no esperes poder relacionarlo íntimamente con estos nombres que hemos mencionado. Nacía en 2012, y debajo del brazo traía un motor de 1.2 litros con 80 caballos de potencia. Realmente el primer Viewt aterrizaba en 1993 y, al igual que la versión moderna, se inspiraba en el pequeño japonés.

Caterham Seven

coches-neoclasicos (7)

Esta obra salida de las manos de Caterham es de lo más actual que puedes encontrar, pero su diseño, tal y como ocurre con el resto de la lista, recuerda a épocas pasadas. Es todo un señor inglés que combina clase con deportividad, centrándose realmente en lo segundo. Una de las versiones más interesantes del Caterham Seven es la 270, la cual recurre a un motor firmado por Ford de 1.6 litros capaz de desarrollar 135 CV. El diseño fue creado por Colin Chapman hace más de cincuenta años, tiempo en el que no ha dejado de enamorar a todo amante de las cuatro ruedas.

Excalibur SSP Phaethon

coches neoclásicos

Una de las fabricantes artesanales con más reconocimiento en Estados Unidos es Excalibur. Y es que, a pesar de que no te suene demasiado lo que te estamos contando, esta marca llegó a ser el cuarto mayor fabricante de automóviles americanos. Este modelo, perteneciente a la Serie IV, nacía en 1980 con los mismas pretensiones, enamorar al cliente con aires de antaño y una calidad sin discusión. Igualmente, a su diseño retro, había que añadir un motor de origen General Motors de 5.700cc. En estos más de 50 años la producción de Excalibur no pasa de las 4.000 unidades.

Zimmer Golden Spirit

coches neoclásicos

Originalmente, la empresa Zimmer Motors Corporation nacía gracias a un dibujo que Paul H. Zimmer, fundador de la misma, le hizo en una servilleta a su hijo. El primer modelo en llegar a producción fue el Zimmer Golden Spirit, convirtiéndose en el máximo representante de la compañía. En sus diez años de vida llegaron a fabricarse 1.500 unidades del Golden Spirit, consiguiendo que la firma facturara unos 25 millones de dólares anuales. Tras él llegó el Quicksilver, que finalizaba su producción junto al primero en 1988 coincidiendo con la decadencia de la empresa.

Wiesmann Roadster MF5

coches-neoclasicos (10)

Este constructor artesanal también ha dejado grandes obras en el mundo de lo neoclásico, como ésta que os dejamos. Tan solo 55 unidades se fabricaron del Wiesmann Roadster MF5, y su diseño de descapotable, como no, mezclaba elementos clásicos con accesorios actuales. Se presentaba en 2009 en el Salón de Frankfurt, evento donde la empresa construyó en directo uno de sus modelos, el GT MF4. Bajo la carrocería del MF5 se escondía un motor V10 de 5.0 litros que desarrollaba 507 CV, características que os sonarán ¿verdad? Sí, era el mismo motor que utilizaban los M5 y M6 de la época.

Delahaye USA Bella Figura

coches neoclásicos

Otras de las grandes firmas de coches neoclásicos en Estados Unidos que enamoraron en la época de los 70 a un buen puñado de estrellas de cine es Delahaye USA. Entre sus modelos destacamos el Delahaye USA Bella Figura, obra que con su diseño homenajeaba al Bugatti Type 57S y que presentaban en la edición de 2011 de Pebble Beach. Lo exhibido entonces fue un prototipo prácticamente acabado que buscaba llamar la atención de los clientes para comenzar a recibir pedidos. De serie montaba un motor LSA 6.2 V8 de 556 CV de origen Corvette, aunque también podía montar otras mecánicas.

Pese a que no los incluyamos en esta lista, se nos ocurren varios modelos que estamos cansados de ver y que recuerdan a épocas pasadas. De este modo el Volkswagen Beetle cuenta con elementos del popular escarabajo, el Dodge Challenger es fiel a su diseño de antaño o incluso el Porsche 911 guarda la misma filosofía del primer nueveonce de 1964. No podemos marcharnos sin saludar al Mini, modelo que a pesar de tener unas medidas cada generación menos “minis”, respeta la estética que le hizo famoso.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Categorías

Especiales

Enrique León

Extremeño enamorado del mundo del motor. Cuando aún no había aprendido a contar hasta diez, ya coleccionaba llaveros con las insignias de cada... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *