Cómo colocar correctamente una silla de bebé en el coche

Silla bebé

Llegada la temporada estival son frecuentes los desplazamientos por carretera cargados con el equipaje de cara a afrontar unas nuevas vacaciones. Pero algunas familias con niños deben hacerse cargo también de los pequeños en estos trayectos acogiéndose, además de a la legislación, a una máxima seguridad para ellos. Vamos a conocer cómo colocar correctamente una sillita de bebé en el coche.

Las sillitas infantiles son, en cierto modo, un caos. Hay distintos tipos de anclaje, cada una vale para cada edad del niño y, además, existe una estricta normativa que regula el uso de estos dispositivos de retención. Vamos a conocer todos los secretos que acechan a las sillitas de bebé ahora que seguramente tú también vayas a realizar un desplazamiento en familia.

¿Qué tipos de silla para bebés hay?

Sillas infantiles BMW

Los propios fabricantes de coches ofrecen distintas sillas infantiles

Es importante conocer que hay distintos y variados tipos de silla para bebés. Se dividen por grupos que diferencian a los niños y su protección según su edad pero, sobre todo, peso. Es importante tener en cuenta este punto pues no es lo mismo un sistema de retención para los más pequeños que para los más crecidos.

  • Grupo 0: Son sillas de retención infantil para críos de hasta 10 kilos y hasta unos 9 meses. Conocidos como cucos siempre deben de ir colocados mirando hacia atrás, en sentido contrario a la marcha, y en los asientos traseros.
  • Grupo 0+: Sillas para niños de hasta 13 kilos y hasta unos 2 años de edad. Éstas van en una posición más vertical pero igualmente deben de ir dirigidas en sentido contrario a la marcha y en los asientos traseros del vehículo. Estas sillas se conocen habitualmente como las maxi-cosi.
  • Grupo I: Para más mayores, para niños de 9 a 18 kilos o de 9 meses a unos 3 años de edad. Una silla ya colocada en posición vertical y que sujeta al niño a través de un arnés. Deben ir colocadas todavía en sentido contrario a la marcha, siendo el último grupo con esta particularidad.
  • Grupo II: Para niños de entre 15 y 25 kilos y una edad aproximada de entre 3 y 6 años. Son sillas más grandes y ajustables a la edad del niño durante su utilización. Utilizan el propio cinturón de tres puntos del vehículo para amarrar al pequeño y se colocan en el sentido de la marcha. Pueden ir colocadas en el asiento delantero.
  • Grupo III: El último grupo y el paso previo a dejar la silla. Para niños de entre 22 y 36 kilos, una edad aproximada de entre 6 y 12 años. Más que silla suelen ser cojines elevadores para que el niño utilice de forma segura el cinturón de seguridad. No en vano, la recomendación es que cuenten con un respaldo ajustable. Pueden ir en los asientos delanteros o traseros y siempre en el sentido de la marcha.

¿Qué es el Isofix?

Anclajes ISOFIX

Así se anclan las sillas a los Isofix

Cada vez más fabricantes integran el tipo de sujeción Isofix en sus coches. Es una sujeción estándar que permite a los padres amarrar la silla de los niños al coche de forma sencilla y segura. Cuando un asiento dispone de este tipo de sujeción, hay una pequeña etiqueta en el propio asiento que informa de la posibilidad de colocar una sillita compatible. Ojo, la silla tiene que ser compatible, un punto a tener en cuenta a la hora de elegirla.

Son dos anclajes soldados a la propia estructura de coche que asoman entre la banqueta y el respaldo del asiento. En caso de utilizar un dispositivo de retención con este sistema vale la pena tener en cuenta que no hay que utilizar el cinturón de seguridad del coche para amarrarlo. De ser así es un sistema mixto no tan eficaz como el Isofix.

Este sistema de anclaje agrupa los dispositivos de retención de Grupo 0+ y Grupo I. Además de los anclajes Isofix, las sillitas pueden montar un tipo de anclaje Top Tether, también indicado por una pegatina o etiqueta, que sujeta la silla por la parte superior. Los que no lo lleven integran un soporte que sujeta la silla al piso del vehículo. Este tercer punto de anclaje es esencia y evita que la sillita bascule.

Consideraciones a la hora de usar la sillita

Es importante tener en cuenta una serie de consideraciones a la hora de elegir una sillita infantil para el coche. Lo primero de todo y por donde hay que empezar siempre es escoger un dispositivo de retención homologado. Para ello hay que ver que cumple la normativa y lleva el sello de la comunidad europea. Lo habitual es que estén homologadas pero nunca está de más cerciorarse.

En segundo lugar, hay que tener muy en cuenta el peso del niño y el tamaño, dos factores fundamentales, más que la edad, para decantarse por una silla u otra de la lista de grupos anterior. Una vez escogida, hay que tener en cuenta que las sillas que ofrecen regulación para adaptarse al tamaño del pequeño serán más seguras si están ajustadas al niño. La cabeza que nunca sobrepase la silla.

Mejor en los asientos traseros

Silla infantil

Parece que entre los expertos y los organismos de seguridad vial hay plena coincidencia en que los asientos más seguros para llevar a los niños en el coche son los traseros. Parece ser que la plaza más segura de las 5 habituales en un turismo es la central trasera al estar menos expuesta a golpes con otros elementos del vehículo.

Hay que tener muy presente que algunos coches antiguos disponen de cinturones de sólo dos puntos de anclaje en la plaza central trasera, por lo que lo más seguro será trasladar la silla a un asiento lateral para mayor sujeción y compatibilidad con el sistema de anclaje de la silla y/o del vehículo. Las sillas de Grupo 0 y hasta Grupo I deben ir siempre colocadas en los asientos traseros.

Dicho esto, si optamos por colocar al niño con el sistema de retención homologado adecuado en la plaza del acompañante en la fila delantera, lo primero es desconectar el airbag del acompañante. Muchos coches ofrecen la desconexión de este elemento de serie y muchos de forma opcional, pero en caso de contar con airbag y no con la posibilidad de desconectarlo, el niño debe situarse en las plazas traseras.

Mejor en sentido contrario a la marcha

Volvo XC90 Excellence asiento niño

Partiendo de la base de que cada silla cumple su función de la forma más eficaz según como haya sido diseñada, los expertos también informan que colocar al niño en el sentido contrario a la marcha, es decir de espaldas, es más seguro en caso de colisión. Las sillas que permitan un doble montaje, de frente al sentido de la marcha y de espaldas, serán más seguras en el segundo caso.

La razón es sencilla y responde a la deceleración provocada durante una colisión. Poniéndonos en situación, luego de una colisión frontal el cuerpo tiende a ir hacia delante, siendo sujetado por un cinturón o un arnés. El hecho de ir en sentido contrario hará que sea la propia estructura de la sillita la que sujete el peso del niño y, de paso, sujete también la cabeza, uno de los puntos más frágiles en este grupo de edad. La cabeza de un niño es más grande y pesada en proporción a su cuerpo y, por tanto, más delicada.

¿Cuándo dejar de usar sillita infantil?

Hasta ahora hemos analizado cómo usar una silla infantil en el coche y cuál escoger, pero llegado el momento el niño dejará de usar un sistema de retención infantil. Y ese momento, según dicta la normativa europea, es cuando el niño supera una altura de 1,35 metros. A partir de ese momento el niño podrá usar el asiento del acompañante usando el cinturón del propio coche ajustado a su altura.

Por otro lado, la edad aquí juega un papel fundamental. Según registra el Reglamento de circulación, ningún menor de 12 años puede ocupar los asientos delanteros a menos que utilice un sistema de retención homologado. Por tanto, hasta esa edad sólo pueden ir en los asientos traseros a menos que, y como excepción, el menor de 12 años supere los mencionados 1,35 metros de altura.

¿Qué sanciones puede haber?

Saltarse la normativa en lo que a sillitas infantiles para el coche se refiere no es tan importante en el tema económico, por las sanciones, que en el tema seguridad para nuestro niño. En todo caso, es interesante conocer qué sanciones nos pueden caer por no cumplir con la ley a la hora de circular con niños en el interior de nuestro vehículo.

Importante saber que España es uno de los países de la Unión Europea que más avanzada tiene su política de seguridad para niños en vehículos. Saber que el conductor es el responsable directo de no cumplir con la normativa establecida. En España no llevar al niño en el coche con su sistema de retención homologado y obligatorio supone una multa de 200 euros y la retirada de 3 puntos del carné de conducir.

Primera causa de mortalidad infantil

Es un hecho, los accidentes de tráfico resultan la primera causa de mortalidad infantil en España. Es por ello que las normativas se han recrudecido, teniendo España uno de los Reglamentos sobre seguridad infantil en el vehículo más avanzados de Europa.

Todo ello responde a que un niño es más vulnerable que un adulto, como antes comentábamos. Su proceso de desarrollo lo hace más frágil y los sistemas de retención de serie de coche no están adaptados a su tamaño. Las sillas infantiles, de calidad, colocadas tal y como ordena la normativa pueden reducir el riesgo de lesiones hasta un 90% en caso de accidente. Merece la pena, por tanto, prestarle una atención superlativa a estos sistemas de retención infantil.

Consideraciones generales

Silla para bebé

Para rematar nuestro análisis sobre cómo colocar sillitas infantiles, conocer sus tipos y particularidades, no queda más que realizar una serie de consideraciones a tener en cuenta para los padres. La primera de ellas, y puede que obvia, es que si viajamos sin el niño en el coche, o bien quitemos la sillita o bien la dejemos anclada. Dejarla suelta, en caso de accidente, la convierte en un objeto peligroso dentro del coche.

Otro tema es el viaje. No hay que tener miedo ni estar mirando constantemente al niño cuando va en el asiento de atrás. Aunque vaya en sentido contrario a la marcha y no le veamos la cara. Es importante preparar un entretenimiento para él, que pueda mirar por la ventanilla lateral y, sobre todo, que no nos torzamos o desviemos la mirada de la carretera. Merece la pena pararse y solucionar el problema que distraerse y crear otro mayor.

Volvo asiento infantil

Algunos modelos ofrecen sillas infantiles integradas en los asientos traseros (según grupos de edad)

Una vez que el niño supere 1,35 m de altura podrá ya viajar con los cinturones de seguridad del propio coche, sin dispositivo de retención infantil. No es menos cierto, no en vano, que los expertos recomiendan esperar hasta 1,50 m de altura para que el niño vaya cómodo y el cinturón pueda ajustarse de manera más eficaz. Es por ello que un cojín elevador hasta esa altura límite no es una mala idea.

Tras leer esto muchos padres se echarán las manos a la cabeza y empezarán a echar cuentas. Sí, todas estas sillitas infantiles son caras. Pero tranquilo, que haya hasta 5 grupos no significa que tengamos que comprar hasta 5 sillas. De hecho, actualmente muchas de ellas, sobre todo si nos centramos en fabricantes de calidad, ofrecen sillas bastante modulables capaces de adaptarse a las necesidades de varias edades.

En otras palabras, con las sillitas de Grupo 0+ y Grupo 1 podríamos cubrir una franja de edad, mientras que con las de Grupo 2 y Grupo 3 podríamos cubrir otra franja. Con sólo dos sillas, siempre que éstas cumplan los requisitos y se adapten al niño, podremos seguir la evolución del pequeño de forma completamente legal y segura.

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *