¿Cómo adelantar a un ciclista correctamente?

Cómo adelantar a un ciclista

¿Cómo adelantar a un ciclista? Esa es la pregunta que todo automovilista se hace cuando se encuentra una bicicleta o un grupo de ciclistas en la carretera y un asunto que vamos a resolver hoy. Es un tema de actualidad dado el creciente número de accidentes por juntar en una misma vía a dos entidades que no saben cómo respetarse mutuamente.

Si la DGT ya nos avisa que el 99% de nuestra atención en carretera no es suficiente, imaginémonos cuánta de esa atención es necesaria para afrontar un adelantamiento en el que la diferencia de velocidad, de peso, de tamaño y de seguridad entre los dos vehículos es tan elevada. Así es como se afronta un adelantamiento a un ciclista de forma correcta, segura y legal.

¿Por dónde circulan los ciclistas?

Cuando no hay vías ciclistas de cualquier tipo habilitadas junto a la carretera el ciclista puede usar la vía principal. Con la ley en la mano el ciclista debe usar siempre el arcén derecho, pero en caso de no haberlo o de encontrarse en unas condiciones que limiten su seguridad, puede usar lo mínimo imprescindible del carril derecho. En otras palabras, los ciclistas que vayan circulando por nuestro carril lo están haciendo generalmente de forma correcta.

Cómo adelantar a un ciclista

Por otro lado, los mayores de 14 años podrán circular por los arcenes de las autovías siempre y cuando no quede prohibido en un cartel con un itinerario alternativo. Más allá, los ciclistas sí pueden circular en paralelo, pero en columnas de a dos. Además, el pelotón al completo será considerado como una única unidad, como un mismo vehículo. Su velocidad máxima es de 45 km/h pero podrán superarla en pendientes prolongadas.

En ciudad el ciclista debe circular por el centro de su carril, como cualquier otro vehículo. Esto se hace porque en entornos urbanos los coches aparcados en los laterales podrían abrir súbitamente las puertas y favorecer una colisión. Además, el ciclista puede girar a izquierda o derecha (señalizando) convenientemente a su destino.

¿Cómo adelantar con seguridad?

Para adelantar a un ciclista con seguridad hay que tener en cuenta unos cuantos factores. El primero de ellos es la diferencia de velocidad. Cuando un automovilista se acerca a un ciclista, éste generalmente circulará a menos de 45 km/h, por tanto hay que frenar y colocarse tras él guardando una distancia de seguridad. No podemos mantener nuestra velocidad y adelantarlo pues pone en peligro su estabilidad y por tanto seguridad.

Cómo adelantar a un ciclista

Una vez colocados detrás será el momento de examinar el entorno y la situación. Podremos adelantarle cuando no vengan otros vehículos por el sentido contrario en carretera, incluyendo otros ciclistas que circulen en sentido contrario o por el arcén contrario. Por otra parte, es imperativo que las condiciones de visibilidad ya sea por el entorno (vegetación, edificios, curvas…) o la climatología (lluvia intensa, niebla…) permitan realizar el adelantamiento de forma segura.

Una vez hecho esto estaremos listos para adelantar con seguridad. Primero daremos el intermitente y luego realizaremos el adelantamiento a una velocidad contenida que no descoloque al ciclista a la vez que nos obligue a usar el carril contrario lo mínimo imprescindible. Dicho esto, cuando las condiciones de visibilidad son óptimas, podemos cruzar la línea continua de forma completamente legal. A su vez, tendremos que mantener una distancia mínima con el ciclista de 1,5 metros, aproximadamente el equivalente en anchura de un coche pequeño.

Consideraciones para el automovilista

No está de más tener en cuenta una serie de consideraciones más allá de lo puramente funcional y legal. Por ejemplo, en el momento en el que analizamos nuestro entorno, conviene dedicar un momento a ver el estado de la calzada. En ocasiones puede estar sucia, ya sea por piezas, piedras o gravilla, que pueden saltar a nuestro paso y golpear al ciclista.

Cómo adelantar a un ciclista

Además, es importante no usar el claxon cuando nos aproximemos a ellos a menos que sea una situación de emergencia. Usar el claxon puede desconcertar al ciclista o asustarle y, por tanto, poner en peligro la seguridad de ambos. Cuando hablamos de prioridades, los ciclistas tienen prioridad en cruces, tal y como los tienen las motocicletas y automóviles. Es decir, una bicicleta tiene el mismo valor que un coche a la hora de dejar pasar en un cruce. En las rotondas ocurre lo mismo y, adicionalmente, un pelotón consigue la prioridad desde el momento en el que el primero de los ciclistas entra en la rotonda.

Consideraciones para los ciclistas

En ocasiones todos los accidentes o sencillamente los altercados entre ciclistas y automovilistas dirigen su culpa hacia el conductor del coche. Es lógico teniendo en cuenta que el que lleva una bicicleta siempre es la parte más débil. Sin embargo, los ciclistas deben también tener en cuenta una serie de consideraciones frente a los coches para facilitar la convivencia que en la mayoría de casos tampoco se cumplen.

Radar láser bicicletas DGT

Cuando los ciclistas circulen en paralelo es importante que, una vez ven u oyen acercarse un coche, se pongan en fila para facilitar la tarea al usuario del coche. Más cuando la vía es estrecha o cuando el tráfico en más denso. Siguiendo por esta línea, cuando los ciclistas circulan en pelotón, es deseable que éste no sea interminable, al fin y al cabo es más peligroso adelantar a un pelotón largo que a varios cortos, por lo que segmentar el pelotón con una distancia considerable entre ellos es fundamental.

Por consiguiente, el ciclista debe facilitar el adelantamiento al automovilista, sin poner lógicamente su vida en peligro. Por ello si el ciclista circula muy lento o ve que al conductor le es complicado adelantar por las condiciones de la vía, es todo un favor y una muestra de buena voluntad y convivencia pararse o apartarse en cualquier apartadero seguro con el fin de agilizar el tráfico motorizado.

Por último, algo bastante común entre ciclistas, es adelantarse entre ellos mientras se está realizando el adelantamiento. Esto es jugarse la vida pues el conductor puede no acabar respetando la distancia de seguridad al quedar recortada por el propio ciclista.

Imágenes – Mundo Mammoth, DGT

¿Cuánto vale tu coche?
¿Quieres saber cuánto vale tu coche? ¿Estás pensando en venderlo? Te tasamos tu coche gratis y si te interesa, también te lo compramos.
Tasar coche GRATISTasar y vender coche
Te puede interesar

2 comentarios

  1.   Agustín dijo

    Un duda,
    En ciudad, cuando un ciclista adelanta a los vehículos por el mismo carril del vehículo… Es legal? Ya que esta invadiendo el carril del vehículo y no ha respetado el 1,5 m de distancia.

    1.    Eduardo Lausin dijo

      Hola Agustín,
      Interesante pregunta. La realidad es que no está demasiado claro en la normativa, y ciñiéndonos a ella un ciclista en ciudad puede adelantar por cualquier carril, como un coche. Por el mismo carril parece ser que depende de la velocidad del vehículo. Por tanto, con el coche parado sí podría, como las motos. En marcha parece que debería de mantener la distancia mínima de 1,5 metros, pero claro, no es la primera vez que vemos una bicicleta o una moto adelantando a toda velocidad entre dos coches. Es algo que la DGT debería de aclarar pero en mi opinión no sería correcto. Y ya sabemos, ni los semáforos se respetan.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *