Al diésel todavía le queda mucha vida, dos décadas, según BMW

Detalle exterior prueba BMW 320d 190 CV G20 diésel

Desde que saliera a la luz el famoso escándalo de las emisiones de Volkswagen que todos conocéis y del que ríos de tinta digital aquí hemos escrito, el diésel ha estado en el punto de mira. De buenas a primeras, los vehículos de gasoil pasaron a ser enemigo público pese a que años atrás se vendía como un combustible más limpio y recomendable que la gasolina.

La gran mayoría de fabricantes tuvo que cambiar de estrategia para adaptarse a un futuro que, cuanto menos, es incierto. El caso es que no han sido pocos los fabricantes y expertos del sector que han defendido estas mecánicas. Ahora, BMW afirma que a los motores diésel deberían de quedarles muchos años por delante; aunque no todos se salvarán. Veamos:

Todo parece indicar que el futuro de los vehículos pasa por la electrificación, pero esto no significa que todos los coches que veamos de aquí a unos años sean 100 % eléctricos. A fin de cuentas, cada cliente tiene sus necesidades, por lo que disponer de una sola alternativa sería, bajo mi punto de vista, un grave error.

BMW diésel 320d 190 CV motor diésel

Los planes de BMW son tener nada menos que 25 coches electrificados a la venta para el año 2023, de los cuales más de la mitad serán totalmente eléctricos.

La apuesta para el futuro no es solo eléctrica

La pasada semana, Klaus Froelich, Director Técnico de BMW, habló con el medio Automotive News. Él les comentó que los motores diésel y gasolina se mantendrán con vida durante al menos dos décadas más, estimando que los diésel se suprimirán dentro de la marca alrededor del año 2040, aguantando unos diez años más los propulsores de gasolina. Todo ello, hablando de motorizaciones no híbridas.

Froelich explicaba a nuestros compañeros que los coches electrificados son más caros de fabricar debido a las materias primas necesarias para producir baterías. Algo que, en teoría, empeorará cuando la demanda de estos vehículos se vaya incrementando con el paso del tiempo. Por ello, es difícil pensar que en poco tiempo todos los coches del mercado serán eléctricos o híbridos.

Los BMW diésel más pequeños y más grandes morirán…

Por otro lado, también afirmaba que los motores de combustión, aunque no desaparecerán por completo, tendrán que adaptarse para reducir costes y facilitar que superen las normativas. Por ejemplo, parece que el motor diésel de 1.5 litros y tres cilindros (solo para Europa) que vemos en algunos modelos de BMW y MINI morirá. Y la razón es que es demasiado costos actualizarlo para que cumpla con las próximas regulaciones de emisiones, que serán aún más estrictas.

Motor BMW X5 xDrive30d diésel 265 CV

Tampoco se ve mucho futuro para los diésel más grandes, como el 3.0 litros de seis cilindros con cuatro turbos que montan modelos como el M550d o el X5 M50d. Los bávaros comentan que son demasiado complicados y costosos de fabricar -y además sus comercializaciones son mínimas, por lo que es difícil de rentabilizar-. Los motores diésel de cuatro y seis cilindros sí tienen mucha vida aún, pero con un máximo de tres turbos; es decir, los quad-turbo desaparecerán.

… Y los gasolina de gran cilindrada también

En el lado de la gasolina, cada vez está más claro que los motores grandes no sobrevivirán. Mantener en comercialización el V12 de 6.0 litros con unas 5.000 unidades al año (entre BMW y Rolls-Royce) y las numerosas actualizaciones para mantenerlo en vida no rentan al fabricante alemán. Respecto al V8 de 4.4 litros, también está en la cuerda floja, siendo posible que se sustituya por un seis cilindros hibridado.

BMW M760i xDrive trasera

Después de todo lo anterior, viniendo de un alto cargo de un fabricante tan importante como BMW, nos alegramos de que, según parece, los motores diésel y gasolina no electrificados se mantengan durante dos y tres décadas más respectivamente; pese a que algunos rangos de cilindradas serán enterrados. Eso sí, esto la opinión de una persona, por lo que no está asegurado.

Para finalizar, muchos rumores advierten de que próximamente veremos modelos de BMW M, la submarca deportiva, con electrificación. Entendemos que, de primeras, si esto es cierto, serán motores de gasolina con una hibridación suave a 48 voltios, aunque tampoco podemos descartar que se trata de deportivos híbridos enchufables, lo que incrementaría considerablemente el peso del vehículo y, por tanto, repercutiría en el comportamiento dinámico.

Fuente – Automotive News


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.