F1 2020: ¿qué es el misterioso sistema Ackermann?

Ferrari Ackermann

El DAS (Dual Axis System) de Mercedes ha sido el «invento» de esta temporada, el elemento que ha generado mayor atención para los medios, los técnicos de otros equipos y que probablemente de mucho que habar esta temporada F1 2020, si finamente llega tras todo este parón forzado por la pandemia mundial. Ahora ya sabemos por qué el volante del Mercedes se puede alargar o acortar en su columna de dirección en las rectas.

Pero ahora hay otro sistema que también puede generar alguna que otra noticia. Y ese es el sistema Ackermann. No es lo mismo que el sistema de doble dirección que vimos en el Mercedes, pero sí que está relacionado con las ruedas del eje delantero y con su convergencia. De hecho, existe un efecto llamado Ackermann que es el que han conseguido implementar en Mercedes, pero también lo han hecho en Ferrari.

efecto ackermann

El sistema Ackermann probablemente haya salido de Mercedes para su W11, pero no es el único que lo utiliza. El Ferrari SF1000, como digo, también lo ha implementado. Parece que el Ferrari evolucionó durante los tests mejorando la duración de sus neumáticos en sus tandas largas, cuando simulaban carrera. Y en gran medida tiene mucho que ver con este sistema o efecto que consiguen. Parece que lo han probado ya a finales de 2019, y lo han madurado durante el invierno.

Por eso, cuando desmontan el cono del morro, se puede ver un sofisticado sistema de dos piñones, dos cremalleras de la dirección en ambos balancines. Eso permite modificar el ángulo de giro en función del radio de la curva. Y solo se aprecia esa complejidad en el Mercedes y el Ferrari. Así consiguen que no se mantenga dicho ángulo fijo en las curvas.

Este ángulo Ackermann establece la diferencia entre el giro de la rueda interna y la externa. Ten en cuenta que al igual que ocurre en el eje trasero con el diferencial, en el delantero también siguen trayectorias diferentes si se tiene en cuenta la trayectoria que sigue una y otra rueda.

¿Para qué? Pues bien, con la geometría de dirección Ackermann se resuelven problemas cuando ambas ruedas tienen que trazar radios diferentes en las curvas. Si te fijas, al trazar una curva, las ruedas no giran igual. Si las ruedas estuvieran paralelas durante el giro y que la rueda interior tendría que apuntar hacia el exterior de la curva, lo que dificultaría el giro y produciría algo de subviraje. Pero con la geometría Ackerman se permite a la rueda interior tener un poco más de ángulo de giro respecto a la exterior eliminando este problema.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.